Amado Dios en el mundo

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Exhortación ...Todos deben pensar en ti con agrado.


Hoy ,en mi mente, se paseó toda la mañana, en repetidas oportunidades  esta frase: “ Ser cristiano, no es sinónimo de ser patán”, pues bien decidí desarrollar la idea y es que  hay una gran diferencia entre no caer bien por ser cristiano y no caer bien porque eres un patán que …casualmente es cristiano.
¿Y porque hago esta exhortación? Porque me ha ocurrido en varias oportunidades en que estoy hablando a la gente de Jesús y su palabra “la Biblia” y a pesar de hacerlo con bondad, benignidad,tolerancia, paciencia, misericordia, generalmente me contestan que no creen en los cristianos por que la mayoría “se creen más que uno” “es que dicen las cosas de mala manera” “ni siquiera saludan como si uno fuera un leproso”…. Y sé por qué ocurre esto, porque algunos cristianos en su afán de mantenerse incólume,y ante el temor de ofender a Dios, no se acerca al resto del mundo que piensa diferente a él, y cuando lo hace, lo hace como temiendo contagiarse de algo y no se dan cuenta que estan representando a Jesús y su palabra, ¿como hablar de Jesús, de su caráter, con mi mal carácter?¿ Cómo dar testimonio de mi gozo con ese mal humor? 

Esto me hace pensar en   una conversación que tuve hace días con mi nieto mayor, recordábamos como la directora del colegio, tenía terminantemente prohibido que los alumnos entraran a salas de juego con el uniforme, a que fumaran en la calle con el uniforme, y todo aquello que dejara mal la reputación del colegio. Decía que mientras llevaban el uniforme actuaban en representacion del mismo y que debían mostrar una conductara que hablara no sólo por ellos , sino por el colegio. Igual deberíamos hacer nosotros, no andar por ahí, dejando mal la reputación de Jesús y su palabra. 

“Además, la gente que no es de la iglesia debe hablar bien de él, para que no sea deshonrado y caiga en la trampa del diablo.” 1 Timoteo 3.7

Donde el Señor te ponga debes florecer si vas a llevar su mensaje tienes que hacerlo como lo hicieron sus discípulos, recuerdo la primera vez que leí a Pablo,  me enamoré de Jesús por la forma en que Pablo hablaba de Él. Por cierto que cuando Pablo perseguía a los cristianos y Jesús se le apareció no fue para torcerle los ojos,ni tratarlo mal, lo exhortó amablemente: "Saulo, Saulo, ¿Por qué me persigues?". El respondió: ¿Quién eres tú Señor? Y oyó que le decían: "Yo soy Jesús a quien tú persigues, ¿se imaginan que Jesús  hubiese sido patán con Pablo?, teniendo buenas razones para serlo, porque Pablo perseguía a los cristianos, Jesús no lo hizo y es que allí está el detalle, cómo queremos llamarnos cristianos si ni siquiera conocemos el carácter de Jesús, lo primero que debemos hacer es imitar a Jesús y para imitarlo debemos conocer su carácter. 

“Todos deben pensar en ti con agrado, convencidos de que eres una bendición donde vayas”. Porque tu vida es el reflejo de lo que recibes, esas bendiciones que recibes como cristiano, se deben ver en tu rostro, en el rostro de tu familia, esos son los frutos que las personas van a buscar en ti. 

A menudo, tenemos la tendencia, “nosotros” o sea, los "cristianos", a quedarnos anclados en nuestros pequeños círculos cristianos sin aventurarnos al resto del mundo. Tal vez tenemos un poco de contacto a través del trabajo o de nuestros hijos, pero es mínimo. Muchos cristianos miran a los que no son cristianos como si fuesen la oposición o enemigos Tememos influencien  nuestras familias y nos “conviertan” en malas personas. Bueno, si ese es tu punto de vista, estás perdiendo de vista por completo el punto, de lo que significa ser cristiano.

Las  relaciones con personas no cristianas son aun más importantes que las relaciones con otros cristianos. Mira a las personas que Jesús buscó y a quienes les mostró amor. Fue a los no religiosos.

Leí una vez una anécdota de un Pastor que contaba como en sus comienzos se hacía unas tarjetitas con versículos de la Biblia y se aventuraba a la calle a repartirlos, entraba en cuanto bar o prostíbulo conseguía frente a él y una vez adentro cuando alguna chica se le insinuaba, el le decía que tenía un mensaje para ella, “Jesús te ama” y le entregaba la tarjetica con el versículo bíblico.

“La verdadera nobleza consiste en saber valerosamente sufrir por los demás y no permitir que los demás sufran por nosotros”. Thomas Carlyle

Te exorto a repasar los dones del espiritu Santo que como cristiano debes conocer: Gálatas 5:22 “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe.”

LA BENIGNIDAD que tiene que ver con ese sentir interior de hacer el bien, producido por el Espíritu Santo. Y LA BONDAD que  es la manifestación exterior de la benignidad que ya ha sido producida en nuestro corazón por el Espíritu Santo.
La benignidad es el sentir, la bondad es el hacer.

Dios te bendiga¡¡¡

jueves, 6 de diciembre de 2012

¿ES CIEGA LA FE?


La fe es considerada como algo que uno cree ciegamente - sin pruebas. Sin embargo, este punto de vista no representa el cristianismo bíblico. No creemos ciegamente en Dios, creemos por pruebas, el Señor nos ha dado suficientes pruebas de su fidelidad, de su amor, de su providencia, de su poder sobre todas las cosas.

Esta mañana estaba reflexionando sobre esto y sobre mi sanación y me dije ¿cómo me va a sanar si no confío en él? Es verdad que creo confiar, pero lo estoy haciendo ciegamente, no lo estoy haciendo por las pruebas que ÉL nos ha dado, es como si le dijera a mi hermana que se encargue de hacer ella la torta para el cumpleaños y luego mande a hacer una por si acaso ella me falla, mi fe en ella sería ciega, porque no creo en las pruebas que me ha mostrado, nunca ha quedado mal con sus encargos, pero mi fe en ella tiene dudas.

De hecho, la Biblia realmente dice a los creyentes sométanlo todo a prueba (1 Tesalonicenses 5:21). Pónganme a prueba en eso, a ver si no les abro las ventanas del cielo para vaciar sobre ustedes la más rica bendición” Malaquias 3.

Pues bien decidí  confiar en el Señor y me dije yo confío en EL por pruebas no ciegamente, así ,segura de que me va a sanar ,hoy dejo toda duda sobre esto y no solo dejo toda duda, sino dejo el “por si acaso” o sea, deje las medicinas, todas sin pensar en que “¿y si no me sano?” esta vez mi confianza en el Señor fue firme, voy a confiar en El por las pruebas que tengo de lo que puede hacer en mi y todo el que, en El crea. Confío en el Señor porque tengo pruebas de su fidelidad.

La Biblia anima a los creyentes a tener una fe basada en el conocimiento, construida sobre una sólida doctrina bíblica. Cuando Pablo predicó el evangelio, lo hizo a través del razonamiento de las Escrituras y nunca apeló a una fe ciega. la Biblia enseña una fe racional, basada en el conocimiento y refinado a través de pruebas.

La fe razonada, la que se apoya en los hechos y en la lógica, no deja detrás de si ninguna obscuridad; se cree porque se está en lo  cierto, y no se está en lo cierto hasta que se ha comprendido.

La fe sincera y verdadera es siempre serena; da paciencia que sabe esperar; porque tiene un punto de apoyo en la comprensión de las cosas, está segura de llegar a su fin, ¿y que nos da garantías de así será? Los milagros que realizó Cristo, las promesas de nuestro Señor, la creación de Dios , su poder y su gloria.

Cristo realizó verdaderos milagros, mostró, por estos mismos milagros, lo que puede el hombre cuándo tiene fe, es decir, la voluntad de querer, y la certeza que esta voluntad puede cumplirse, sus milagros son la prueba de que si confías en El obtendrás sus promesas, entonces es una fe por pruebas, no es una fe ciega, como si Jesús no nos hubiese mostrado  suficientemente lo que puede, no vamos a Él a ciegas, vamos seguros de lo que obtendremos al entregarle nuestras vidas

martes, 4 de diciembre de 2012

“SANTA BARBARA” ¿Sólo cuestión de sincretismo?


Entre ritos católicos y otros santeros, hoy celebran el día de “Santa Bárbara” estoy segura que mucha de esta gente que sigue rituales, bailes, tambores, que tienen una santa barbará en sus casas, a la que le piden salud, trabajo, dinero, y a la que le ofrendan frutas y vinos, no tienen ni idea de lo que están celebrando, conozco gente de buen corazón que lo hace por tradición, porque  sus antepasados lo hacían, pues bien, es hora que sepan que es lo que están venerando, adorando, celebrando, a quien le están pidiendo, y a quien están dejando de lado.

Los santeros no tienen  entendimiento de Jesucristo como Salvador, ni de la necesidad de conversión. Al no tener conocimiento de la revelación cristiana no ven conflicto entre ser católicos y santeros. Es la Santería entonces esa  “religión” pagana fruto del sincretismo Yoruba + Catolicismo.

En sus esfuerzos de esconder su religión africana y sus prácticas mágicas, los lucumís identificaron sus deidades africanas (orishas) con los santos del catolicismo, dando como resultado un sincretismo religioso conocido hoy como la Santería.

La identificación del orisha con la figura del santo tiene que ver con las vestimentas o las razones por las que el santo o la Virgen es conocida. Así “Santa Bárbara”, vestida de rojo y con espada en las imágenes católicas (símbolos de su martirio), se identifica con el dios shangó, guerrero a quien se le atribuye la fuerza.

Cristo nos invita a negarnos a nosotros mismos y abrazar la cruz por amor obediente a Dios, la santería busca los poderes divinos para resolver problemas y el santero se va enfrascando en un mundo espiritual que exige ciertos ritos para asegurar su bienestar y el bienestar que ofrece a sus seguidores. ¿Quién es ese dios que proporciona seguridad? no tiene aparente importancia para el santero, pero mientras que el cristiano vive en el Espíritu Santo, el santero por el contrario, se somete a otros espíritus.

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí. " (Juan 14:6)

Las Escrituras dicen: Adorarás al Señor, tu Dios, y a él solo servirás (Lucas 4:8).

Uno de los primeros pasajes que se escribieron en el Nuevo Testamento es 1 Corintios 10:14: Por eso, hermanos muy queridos, huyan del culto a los ídolos. Este tema continúa a través del Nuevo Testamento. Lo encontramos inclusive en 1 Juan 5:21, uno de los últimos libros que se escribieron en el Nuevo Testamento. Allí leemos: Hijitos, guárdense de los ídolos.

Jesucristo dijo que nadie podía ir al Padre sino por El (Juan 14:6), y 1 Timoteo es aún más específico: Único es Dios, único también es el mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, verdadero hombre. El entregó su vida para rescatar a todos (2:5). Cristo es nuestro mediador, porque es El quien nos lleva a tener relación con Dios. El pagó todo lo que Dios pedía por nuestros pecados, para que nosotros los pecadores pudiéramos orar directamente, "Padre nuestro...".

Hoy te exhorto a que reflexiones, si es tu caso, y estas adorando, venerando por costumbre “ídolos”,“otros dioses”  a que te vuelvas al Señor, te dejo estos versículos  “Si en aquel tiempo, tú y tus hijos regresan al Señor tu Dios, y si obedecen con todo el corazón y con toda el alma los mandatos que te entrego hoy, entonces el Señor tu Dios te devolverá tu bienestar. Sin embargo, si tu corazón se aparta y te niegas a escuchar, y si te dejas llevar a servir y rendir culto a otros dioses, entonces te advierto desde ya que sin duda serás destruido. No tendrás una buena y larga vida en la tierra. Hoy te he dado a elegir entre la vida y la muerte, entre bendiciones y maldiciones. Ahora pongo al cielo y a la tierra como testigos de la decisión que tomes.  Deuteronomio 30 .

Como ves es tuya la decisión, que Dios te bendiga y toque tu corazón.
Señor Dios nuestro,cuyo amor sin medida nos enriquece con toda bendición, perdónanos, y haz que, podamos abandonar la corrupción del hombre viejo, y nos preparemos, como hombres nuevos, a ser parte digna de tu creación y a tomar parte en la gloria de tu reino.

PAZ Y BIEN ¡¡¡