Amado Dios en el mundo

miércoles, 31 de octubre de 2012

Halloween ...Cuando las cosas de Satanás nos parecen normales


En la fiesta de Samhain, (festividad de origen celta que dio lugar al Halloween), se abría el velo que separaba el mundo humano del sobrenatural, y los espíritus, buenos y malos, vagaban por la Tierra. Como se pensaba que las almas de los muertos regresaban a sus casas, las familias sacaban comida y bebida para sus visitantes fantasmales con la esperanza de apaciguarlos y protegerse del mal. De modo que cuando hoy día los niños disfrazados de fantasmas o brujas van de casa en casa en Halloween amenazando con una travesura si no se les da una golosina, están perpetuando inconscientemente los antiguos ritos de la fiesta de Samhain. 

“Al recibir algo en sus manos, los niños establecen, en un plano simbólico incomprensible para ellos, un intercambio fraternal entre el mundo visible y el invisible. De ahí que las mascaradas de Halloween [...] sean, de hecho, ceremonias sagradas”.

Como padre cristiano, tienes la responsabilidad de no permitir a tus niños que sean expuestos a una celebración, que si bien tiene la intención primaria de honrar a los muertos, es también usada por grupos paganos para celebrar sus ritos satánicos. Lo que puede parecer a sus niños como juegos inofensivos pueden convertirse en grandes casos de trasferencias de espíritus que estoy seguro usted no deseas que tu hijo traiga a tu casa. Esa noche hay más espíritus inmundos en los aires que ningún otro día del calendario.

La celebración introduce a los niños a involucrase en ritos que en el mejor de los casos no son cristianos y que en definitiva no le dan la gloria a Dios. Cuando a los niños se les enseña que está bien jugar con la oscuridad, con esqueletos, máscaras tenebrosas, gatos negros, sangre, brujería, adivinación, etc., también se le introduce al virtual envolvimiento con ritos cultistas en el futuro.

Cuando las cosas de Satanás parecen normales para los niños, ¿Qué esperanza tenemos de que en el futuro estos niños puedan discernir apropiadamente entre el bien y el mal?

"Porque pueden estar seguros de que nadie que sea avaro (es decir, idólatra), inmoral o impuro tendrá herencia en el reino de Cristo y de Dios. Que nadie los engañe con argumentaciones vanas, porque por esto viene el castigo de Dios sobre los que viven en la desobediencia. Así que no se hagan cómplices de ellos. Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz (el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad) y comprueben lo que agrada al Señor. No tengan nada que ver con las obras infructuosas de la oscuridad, sino más bien denúncienlas, porque da vergüenza aun mencionar lo que los desobedientes hacen en secreto." Efesios 5:6-12
Dante Gebel

miércoles, 3 de octubre de 2012

CRISTO COMO EL ESPOSO Y LA IGLESIA COMO LA ESPOSA


Ayer estaba viendo las noticias internacionales y en un programa de opinión se daba un debate por una noticia en la que , Aparece un papiro con un  fragmento, en que Jesús supuestamente mencionaba la frase: "mi esposa", esto se convirtió en todo un debate; entre los invitados y televidentes, algunos estudiosos “teólogos”, otros “ religiosos” y “los opinologos”, me asombró ver que lo que se discutía era  el hecho de que Jesús supuestamente aparece diciendo “mi esposa” en lugar de la originalidad del papiro.

“Vienen después sus hermanos y su madre, y quedándose afuera, enviaron a llamarle. Y la gente que estaba sentada alrededor de él le dijo: Tu madre y tus hermanos están afuera, y te buscan. El les respondió diciendo: ¿Quién es mi madre y mis hermanos? Y mirando a los que estaban sentados alrededor de él, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre” (Mc 3,33-35).

La madre de Jesús fue María porque Jesús debía nacer de un vientre humano, y santo, precisamente porque Jesús no venía a tener una vida terrenal, venía a tener una vida  Espíritul, su Padre ,Dios, lo envía a cumplir su Voluntad, para Jesús los vínculos familiares se reducían a los que hacían la voluntad del Padre, como ÉL la hacía, por eso dice en el  versículo anterior : “Porque todo aquel que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.” De haber  tenido una esposa la habría incluido en la lista, pero no tenía esposa, eso no estaba entre los planes de Dios, venía inmaculado también a limpiar nuestros pecados, para Jesús, una esposa, un hermano, una madre, un primo, solo eran aquellos que hacían la voluntad del Padre, deja bien claro en ese versículo que no tenía familia en la tierra, o mejor dicho que su familia en la tierra eran solo aquellos que cumplían la voluntad de Dios.

Su familia entonces, se compone de “todo aquel que hace la voluntad” de Dios. Su esposa es esa iglesia formada por todo aquel que le sigue y que hace la voluntad del Padre y es ese el sentido que se le da en la Biblia a la palabra "Esposa".


En el Nuevo Testamento la Iglesia es representada como la virgen pura que espera la venida de su Esposo y Cristo como el Esposo ya es presentado en Juan 3:29 " El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está en pie y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo es cumplido". Marcos 2:19 "Y Jesús les dijo: ¿Acaso pueden ayunar los acompañantes del novio mientras el novio está con ellos? Mientras tienen al novio con ellos, no pueden ayunar".

Sin embargo, la revelación más importante la da Efesios 5:25-33


"Maridos, amad á vuestras mujeres, así como Cristo amó á la iglesia, y se entregó á sí mismo por ella,
Para santificarla limpiándola en el lavacro del agua por la palabra,
Para presentársela gloriosa para sí, una iglesia que no tuviese mancha ni arruga, ni cosa semejante; sino que fuese santa y sin mancha.
Así también los maridos deben amar á sus mujeres como á sus mismos cuerpos. El que ama á su mujer, á sí mismo se ama.
Porque ninguno aborreció jamás á su propia carne, antes la sustenta y regala, como también Cristo á la iglesia;
Porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.
Por esto dejará el hombre á su padre y á su madre, y se allegará á su mujer, y serán dos en una carne.
Este misterio grande es: mas yo digo esto con respecto á Cristo y á la iglesia.
Cada uno empero de vosotros de por sí, ame también á su mujer como á sí mismo; y la mujer reverencie á su marido."


Para ilustrar la relación correcta que debe haber entre Esposo y Esposa en Cristo.
«Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella»
Cristo está realizando su obra presente para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la Palabra
A fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha .
Al morir en la cruz Cristo cumplió el simbolismo oriental de pagar una dote al precio necesario para tomar una esposa.
Cristo está preparando y purificando a su esposa para su relación futura.
Al final del siglo, en el arrebatamiento de la iglesia, el Esposo vendrá por su esposa y la llevará al cielo. Allí Ella se presentará como la iglesia que refleja su gloria, perfecta, sin mancha ni arruga, una esposa santa, digna de un Esposo santo.
La fiesta de bodas que seguirá, probablemente consumada en la comunión espiritual del reino milenial, verá reunirse a todos los demás santos para la celebración de la boda de Cristo y su iglesia. Esta fiesta de boda se anuncia en Apocalipsis 19:7-8 en el momento mismo en que Cristo está por venir a la tierra a establecer su reino



PAZ Y BIEN ¡¡¡