Amado Dios en el mundo

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Las concesiones

Entonces vino a mí la palabra del SEÑOR, diciendo: "Hijo de hombre, ¿en qué es mejor la madera de la vid que cualquier otra rama de árbol que haya entre los árboles del bosque?" ¿Se toma madera de ella para hacer alguna obra? ¿Se toma acaso una estaca de ella para colgar alguna vasija?  Si en el fuego se ha puesto para consumirla y el fuego ha consumido los dos extremos, también la parte de en medio ha sido quemada, ¿es aún útil para algo?  Si cuando estaba intacta, no se utilizaba para nada, ¡cuánto menos, cuando la haya consumido el fuego y esté quemada, se podrá hacer aún algo de ella! " 
Ezequiel 15: 1-6

Esta palabra vino a mi está mañana, cuando me dispuse a leer mi Biblia, esta semana el tema de la integridad con Dios está rondando mi cabeza, las palabras "tibia" y "concesiones" retumban en mi mente a cada rato y es que me he encontrado siendo tibia, es más, sé perfectamente cuando lo soy y mi respuesta no es la que espera Dios, el Señor me puso en dos situaciones esta semana:

La primera: El Domingo me traslade de mi ciudad a otra,  a mudar las pertenencias de mi hija que ya terminó parte de su carrera de medicina, los primeros tres años, los otros tres, los hace Dios mediante en la ciudad donde vivimos, en el hospital, es el hecho que, cargamos todo (no eran muchas cosas) en la camioneta de mi hijo, cuando veníamos de regreso, nos paró un policía vial para pedirnos el permiso de la mudanza, yo no lo tenía , no lo pedí, porque aunque  si recordé en una oportunidad que había que hacerlo, me dije en " mi tibieza" :-en esa carretera no me lo van a pedir-, y no hice lo correcto, como consecuencia nos pararon, yo no me baje, pero la persona que venía conduciendo habló con el policía y visiblemente molesto se montó de nuevo en la camioneta y me dijo "vamos ya está resuelto" yo intuí que había "pagado" al policía pero, como hacía mucho calor y estaba cansada y quería llegar a mi casa, cómodamente o tibiamente no insistí en preguntarle como lo había resuelto y se que fué así por que el conductor está en el camino de Cristo y su molestia era porque no le gusto hacer lo que hizo, pero sintió que tenía que hacerlo porque en "este país se manejan así las cosas" Fui tibia.

la segunda: Mi hija Carolina quien también está en el camino de Cristo, fue a pedir la cita en la consulta para hacerle las botas ortopédicas a su hija, como el lugar es de precios solidarios, va mucha gente y se ven en la necesidad de repartir unos cuantos números, por supuesto esto hace que la gente se vaya muy temprano y mi hija no llegó tan temprano, así que ya no había numero para ella, pero la secretaria le dijo : -mira tengo un numero que me sobro, te lo voy a dar, pero cuando el medico te pregunte tu le dices que llegaste de primera- o algo así le dijo la chica, mi hija que tiene el firme propósito de no decir mentiras, de pronto sintió que no podía participar de esa mentira en la que saldría favorecida por encima de los demás y se dio media vuelta despidiéndose de la persona en cuestión, pero, la cosa no quedó ahí, pensó y se dijo: -No me puedo ir sin dejarle la  enseñanza,- así que se devolvió y le dijo: -Mira no te acepte el numero porque yo estoy en el camino de Cristo y no digo mentiras ni me aprovecho de las situaciones- ( parafraseo porque no recuerdo con exactitud sus palabras) acto seguido la chica le pidió disculpas y ella se las pidió a su vez, continuó diciéndole -yo regreso mañana temprano-, mi hija así lo hizo regreso temprano y cuando fue a pedirle el numero al otro día, la secretaria le contesto:- "te dije que los números se entregaban temprano"- y por supuesto no le dio el número, mi hija tuvo que pagar el precio de ser firme y no ser tibia ni cómoda, se retiró del lugar y se dijo -mañana vengo de madrugada y listo-.Escogió la puerta angosta que es la que agrada a Dios Fue firme, no hizo concesiones y de paso hizo la parte más difícil dejó la enseñanza, que seguramente, cual semilla germinará, la puerta ancha la escogí yo en el primer testimonio, quería irme rápido de ese pueblo tan caluroso y aunque para mi hija le era cómodo aceptar ese numero y consultar al medico ese mismo día, escogió obedecer a Dios, la puerta angosta.

"Las cadenas del hábito son generalmente demasiado pequeñas para ser sentidas hasta que son demasiado fuertes para ser quebrantadas" Samuel J.


Pero como Dios es tan misericordioso y quiere seguir transformándome y nos está llamando a ser firmes y dignos, me llevó a donde me iban a dar el mensaje claramente:  me habían invitado a una iglesia a una conferencia iba a ir, pero el carro se accidentó justo cuando me disponía a salir, enseguida (puerta ancha) le envié un mensaje a la persona que me invito y le dije que no podía ir, al rato llegó mi hijo y me puse a conversar con él, de pronto sentí como un "empujón" y corte la conversación y le dije: dame las llaves de tu carro ya vengo, y salí como rápido, recogí a la señora que me había invitado a quien por fortuna no le llego mi mensaje tibio y me fui a la conferencia, allí me dieron la bienvenida y me regalaron un librito, yo si sabía que Dios quería decirme algo ahí, no lo identifique en la conferencia que dio el pastor, pero esta mañana cuando abrí el librito en cuestión,  mis ojos se clavaron en uno de los sub-titulos "todavía de pie" entre las líneas que leí estaban estás:

Si no te mantienes firme por algo, caerás por cualquier cosa.
Si no te mantienes firme por algo, tu fe no vale mucho.
Si no te mantienes firme por algo- si no hay nada digno por lo cual morir-, hay poco digno por lo cual vivir.

El libro pone como ejemplo de firmeza a Daniel dice:

-A los 17 años se negó a hacer concesiones
-A los 55 años se negó a hacer concesiones
-Con mas de 80 años, se negó a hacer concesiones.

Daniel se dio cuenta que hacer concesiones es fatal para una vida espiritual vibrante.Son las diarias concesiones las que gradualmente desgastan nuestra fe, tu nunca serás firme a menos que te mantengas integro y nunca podrás ser integro a menos que te mangas firme. Las personas integras no son arrastradas por cada viento de componenda que sople, los vientos de concesiones no les afectan porque al igual que Daniel se propusieron en su corazón, servir a Dios. Definieron algo con toda propiedad la obediencia es importante.

No podremos ser íntegros a menos que nos inclinemos humildemente a Dios, la fuerza para ser integro viene de una relación estrecha con Dios a través de la oración. Daniel la tenía su vida estaba dedicada a servir a Dios y oraba constantemente para mantenerse firme:

-Daniel oró al Dios del cielo cuando siendo joven fue llevado al exilio.
-Daniel oró al Dios del cielo cuando se le presentaron los manjares del rey.
-Daniel oró al Dios del cielo cuando fue arrojado al foso de los leones.

Daniel no se aferró a algo se aferró a alguien:
-En medio de una cultura pagana , Daniel se aferró a Dios
-En una sociedad centrada en la corrupción y el sexo, Daniel se aferró a Dios.
-Estando en juego su vida, Daniel se aferró a Dios.
-Daniel miró directamente a los ojos del Rey, el hombre mas poderoso del mundo y lo llamó al arrepentimiento (Daniel 4:27)

Si nos mantenemos firmes, no haciendo concesiones, nos postramos y aferramos a Dios como lo hizo Daniel, podremos permanecer de pie, podremos ser dignos. "Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca" (Apocalipsis 3:16). 
El Apocalipsis dice que nos prefiere fríos, es decir, hundidos en el pecado o calientes, siendo antorchas encendidas a la luz del evangelio, pero nunca tibios, un tibio hace las cosas de Dios y las del mundo que no agradan a Dios también se maneja entre dos aguas Dios y el mundo, y cómo lo hace, con esas concesiones o pequeños hábitos que se transforman en gigantes cuando tratamos de dejarlos.

Al terminar de escribir esto se lo estaba leyendo a otra de mis hijas y me comento: Es verdad mamá, pero no solo es no hacer concesiones, hay que dejar la enseñanza, porque  a veces es  fácil dar media vuelta y no participar del fraude, pero voltearse y dejar la enseñanza como lo hizo Daniel con el rey,o mi hermana con la secretaria no es fácil y casi nunca lo hacemos:vino ami este versiculo que busque y copié porque lo recordaba más no lo sabía completo:  "Hijo de hombre, yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel; oirás, pues, tú la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte.  
Cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; y tú no le amonestares ni le hablares, para que el impío sea apercibido de su mal camino a fin de que viva, el impío morirá por su maldad, pero su sangre demandaré de tu mano.  
Pero si tú amonestares al impío, y él no se convirtiere de su impiedad y de su mal camino, él morirá por su maldad, pero tú habrás librado tu alma.  
Si el justo se apartare de su justicia e hiciere maldad, y pusiere yo tropiezo delante de él, él morirá, porque tú no le amonestaste; en su pecado morirá, y sus justicias que había hecho no vendrán en memoria; pero su sangre demandaré de tu mano.  
Pero si al justo amonestares para que no peque, y no pecare, de cierto vivirá, porque fue amonestado; y tú habrás librado tu alma" Ezequiel 3:17-21. 

Dios quería enseñarnos esto hoy, "Gracias Señor porque cuando quieres enseñarnos y enviarnos tu palabra te sirves de cualquier medio, para hacernos llegar tu mensaje, a ti todo el poder y la gloria, dame Señor ese tu poder para mantenerme firme como lo hizo tu hijo Daniel, en oración, postrada ante ti, para no dar mas concesiones, y dejar tu enseñanza, para ser una persona integra, caliente en adoración y servicio , aleja de mi ese mal habito de ser tibia,continúa  transformándome, te lo pido en el nombre de Jesús .Amen"

PAZ Y BIEN ¡¡¡¡


domingo, 4 de diciembre de 2011

Justificados, Santificados, Glorificados


Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Ya los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; ya los que justificó, a éstos también glorificó (Rom. 8:29-30).

Este versículo tiene un aspecto pasado, presente y futuro.
Aquellos quienes son salvos fueron salvos en el pasado, (justificados) están siendo salvados  en el presente ,(Santificados) y serán salvos en el futuro (Glotificados).
Justificados-Santificados-Glorificados

Justificados: . Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó… Cuando Jesús toca a tu puerta y lo aceptas en tu vida, quedas justificado, tus pecados son borrados, tu pasado lo olvidó Dios. Eres justificado por la sangre de Jesús.Romanos 3:24 siendo justificados gratuitamente por su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús,Efesios 2:5 aun cuando estábamos muertos en nuestros delitos, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia habéis sido salvados),

Santificados: Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo...Cristo es nuestra santidad, porque permanece en nosotros, es tu presente  a fin de controlar todo nuestro ser, transfigurar nuestra vida, y hacerse en nosotros el motivo vital de todos nuestros pensamientos, palabras y obras. Mientras más cerca estamos de Dios, menos poder tiene el pecado en nosotros. Nuestra santificación de parte de Dios se efectúa por medio de nuestra unión con Cristo.Efesios 2:8 Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y esto no de vosotros, sino que es don de Dios;

Glorificados: y a los que justificó, a éstos también glorificó…Ser glorificado es otra forma de decir que el creyente será en el futuro "conformado" con el carácter de Cristo, el cual es el último propósito de Dios para el cristiano. Los cristianos no estarán más "destituidos de la gloria de Dios" (Romanos 3:23).

lunes, 28 de noviembre de 2011

No formen yunta con los incrédulos


No formen yunta con los incrédulos. ¿Qué tienen en común la justicia y la maldad? ¿O qué comunión puede tener la luz con la oscuridad?¿Qué armonía tiene Cristo con el diablo?¿Qué tiene en común un creyente con un incrédulo?¿En qué concuerdan el templo de Dios y los ídolos? Porque nosotros somos templo del Dios viviente. Como él ha dicho: «Viviré con ellos y caminaré entre ellos. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.»Por tanto, el Señor añade:

  «Salgan de en medio de ellos 
  y apártense. 
  No toquen nada *impuro, 
  y yo los recibiré.» 
«Yo seré un padre para ustedes, 
      y ustedes serán mis hijos y mis hijas, dice el Señor Todopoderoso.»


2 Corintios 6:14-18

Nueva Versión Internacional (NVI)


Hace días que el Señor puso en mí la inquietud de hablar de este versículo, no lo había hecho pero hoy volvió  a señalarmelo, así que deje que su Santo Espíritu guiara mis manos en el teclado y aquí está el mensaje:A que se refiere Pablo ; cuando hay una yunta con dos bueyes estos tienen que ver, ir y dirigirse hacia la misma direccion, cada buey no puede agarrar su camino, los dos bueyes tienen que ir por el mismo camino, si alguno no quiere ir por ahi, tendra que jalar al otro buey al camino que el quiere, en cambio, si dos bueyes van caminando juntos sin una yunta que los una, en el momento que alguno quiera tomar otra direccion puede hacerlo sin que el otro buey se vea afectado.

Dos bueyes unidos por un yugo desigual haran surcos chuecos en la tierra, ya que si uno es mas pequeño que el otro, el yugo no sera parejo sino que estará ladeado, haciendo que los bueyes se inclinen mas hacia un lado que otro, tambien, si los buueyes de la yunta no tienen la misma fuerza un buey jalara al otro para que vaya a su mismo paso, o bien, tendra que ir mas lento para esperarlo.

No formar yunta con los incredulos no significa que no debemos  hablar con personas que no sean cristianas, eso es imposible, a lo que Pablo se refiere es a que dos bueyes con distintos objetivos, capacidades y cualidades no pueden ir juntos,es por eso que Pablo nos advierte que no hagamos yunta o nos juntemos con un yugo desigual con la gente no cristiana, el consejo de Pablo, NO SE UNAN EN YUGO DESIGUAL... mas que una orden estaba dando una advertencia, porque al final un buey terminara jalando al otro.... asi que si andas con bueyes que no son iguales o no tienen las mismas prioridades , es mejor que te salgas de esa yunta, juntarte con otros bueyes, esta bien... alcanzalos para Cristo, que aprendan de ti y te sigan, pero NO hagas yunta con otros bueyes...No seas necio, el consejo ya lo dio Pablo, no vaya a ser que de repente te des cuenta que el otro buey te domino y andes por completo en sus caminos...y no en el de Dios que es el tuyo.

PAZ Y BIEN ¡¡¡

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Si quieres que Dios no se meta en tu problema...ENOJATE

"Mis queridos hermanos, tengan presente esto: Todos deben estar listos para escuchar, y ser lentos para hablar y para enojarse;..."Santiago 1:19-20

Al enfrentar un problema, cállate y escucha, si quieres que Dios no se meta en tu problema entonces enojate, al enojarte pierdes, Dios se aleja de los que actúan con ira. Donde no hay tranquilidad tampoco hay justicia, cuando te den el primer golpe, quedate quieto, no vuelvas por otro, solo extiendele tu mano a Dios para que el venga en tu defensa, si actúas así, pobre de tu adversario, porque se estará enfrentando nada mas y nada menos que con Dios, y créeme es duro enfrentarse a Dios.Si quieres terminar rápido con esa pelea, no te defiendas, pon tu causa en manos del mejor abogado y juez: DIOS. Si te quitan algo que es tuyo, dalo, porque Dios perseguirá a los ladrones.

Esta es la formula: 

Trabaja en equipo con el Señor, el corre más rápido y pega más duro, en definitiva, es el quien puede hacer justicia.

Sé obediente y no pongas resistencia a lo que otros quieren hacerte, demuestra esa tolerancia, luego pídele al Señor que intervenga y haga justicia.

"Entonces tu luz despuntará como la aurora, y tu recuperación brotará con rapidez; delante de ti irá tu justicia; y la gloria del SEÑOR será tu retaguardia.Entonces invocarás, y el SEÑOR responderá; clamarás, y El dirá: ``Heme aquí. Si quitas de en medio de ti el yugo, el amenazar con el dedo y el hablar iniquidad," Isaías 58: 8-10

La promesa del Señor es maravillosa: Hay dos presencias que nos acompañan: la justicia que va delante y la gloria detrás, eso significa que si pones tu causa en manos de Dios ya al levantarte su justicia estará junto a ti, te dará paso y te precederá para darte el lugar que mereces y como si fuera poco detrás de ti tendrás la protección de su gloria y poder. Por lo tanto, cuando pases por un momento de injusticia pídele al Señor que tome el control. El quiere justificarte, reconócelo como tu Dios y Salvador y responde justamente a todo su amor, entrégale tu vida, cuéntale de tus actos para que su justicia obre en tu vida.

Paz y Bien ¡¡¡

Arrepentimiento sin frutos no es Arrepentimiento


Predicación de Juan el bautista:  "Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento",Mateo 3:8

Para Juan el Bautista, el arrepentimiento no era solamente un lamento y una constricción acompañada con lágrimas. No era una simple “lloradera” por la culpa del pecado. El arrepentimiento según el profeta, apuntaba a cambios que deberían ser notorios, su llamado era: “Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento...”  Y es que el arrepentimiento tiene el firme propósito de afectar esa actitud complaciente que se tiene sobre el pecado,cuando excusamos el pecado, no producimos frutos, el fruto del arrepentimiento es el cambio de actitud, es cortar de raíz esa conducta que nos lleva al pecado, como si se tratase de podar una mata , muchas veces esa  “podada” de la vida pasará por un corte doloroso y disciplinario, pero al final se podrán ver los “frutos dignos” de ese arrepentimiento.

Hay una tendencia a justificar el pecado, su práctica e influencia en la sociedad actual. En la nueva reinterpretación del mal, a lo bueno se le dice malo y a lo malo bueno. O lo que es peor muy a lo Maquiavelo, se justifican los medios por el fin."El fin justifica los medios", y así lo que para muchos es asunto de principios absolutos e inamovibles, para otros es asunto de moral relativa. Pero la palabra de Dios es la misma y contiene el mismo llamado al arrepentimiento.

Los “frutos dignos de arrepentimiento” son las señales visibles que lo que pasó en el corazón afectó mi comportamiento, mi voluntad y mi nueva manera de pensar. Tales frutos apuntan a arreglar las cosas con Dios pero también arreglarlas con los hombres. De esta manera, no basta solamente con reconocer que se ha hecho mal; a lo mejor se debe estar preparado para hacer una especie de indemnización hasta donde se pueda. El pecado no es un asunto liviano. Es necesario hacerle frente desde su propia raíz hasta las mismas ramas. Juan decía que lo único que hace a los hombres hijos de Dios no es el pertenecer a una gran herencia religiosa, pues como lo dijo a ellos “Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras” , sino el “hacer frutos dignos de arrepentimientos”. La misma verdad se aplica para nuestros días. Son los frutos del arrepentimiento los que nos hacen hijos de Dios. Esto se logra con un cambio en la voluntad. Si no hay una voluntad resuelta sobre el pecado, el seguirá reinando en nuestras vidas.

El arrepentimiento fue una de las primeras frases con la que comenzaron el ministerio Juan el Bautista y nuestro Señor Jesucristo. "Arrepentíos y convertíos porque el reino de los cielos se ha acercado", fue el grito que se oyó desde el desierto y fue la voz que se oyó en las calles de Jerusalén. Y es este el mensaje que más debe seguir oyéndose en este tiempo. Es a través del arrepentimiento que vienen los cambios sinceros a la vida cristiana. El arrepentimiento no sólo es un cambio en la manera de pensar pero sí en la en la manera de actuar. Podemos estar convencidos que lo que estamos haciendo está mal, y hasta llorar y compungirmos por ello, pero hasta que no haya un cambio en mi voluntad, mi condición seguirá igual. Eso fue lo que Juan predicó. Eso fue lo que Jesús enseñó en sus bienaventuranzas. Vengamos al Señor totalmente arrepentidos para que él haga los cambios que tanto anhelamos en nuestras vidas. ¡Hagámoslo hoy! 

Paz y bien ¡¡¡

sábado, 15 de octubre de 2011

El vino a salvar lo perdido...

"Se apresuró a bajar y le recibió con alegría.
Al verlo, todos murmuraban diciendo: «Ha ido a hospedarse a casa de un hombre pecador.»
Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: «Daré, Señor, la mitad de mis bienes a los pobres; y si en algo defraudé a alguien, le devolveré el cuádruplo.»
Jesús le dijo: «Hoy ha llegado la salvación a esta casa, porque también éste es hijo de Abraham,
pues el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido.» Lucas 19:6-10


Jesús eligió ir a la casa de Zaqueo "un pecador" y cuando se lo reclaman les dice que el vino a salvar lo perdido...esto nos deja ver claramente que todos, absolutamente todos los pecadores tenemos oportunidad de ser salvos, pues a eso vino Jesús, vino a salvarnos y su obra aun continua, el que se arrepiente de sus pecados, le entrega su vida y camina de su mano, será salvo. A eso vino Jesús a salvar las almas perdidas y esa es la obra de nosotros los cristianos, ayudarle a salvarlas,sí ,a ese que tanto criticamos por su comportamiento, a ese que nos molesta con sus malas acciones, a esa oveja perdida, sin pastor, como Zaqueo, gente que nadie le pone atención, a esos es que el Señor necesita que le hablemos de la salvación, que le hablemos de la misericordia de Dios, del perdón, del arrepentimiento, en esos hermanos es en quienes tenemos que fijarnos, son los que tenemos que elegir como hizo Jesús con Zaqueo, para hablarles de la salvación.

PAZ Y BIEN ¡¡¡

sábado, 24 de septiembre de 2011

¿Está tu casa lista?

Zaqueo, el recaudador de impuestos
"Jesús llegó a Jericó y comenzó a cruzar la ciudad.Resulta que había allí un hombre llamado Zaqueo, jefe de los *recaudadores de impuestos, que era muy rico.Estaba tratando de ver quién era Jesús, pero la multitud se lo impedía, pues era de baja estatura.Por eso se adelantó corriendo y se subió a un árbol para poder verlo, ya que Jesús iba a pasar por allí.Llegando al lugar, Jesús miró hacia arriba y le dijo:
—Zaqueo, baja en seguida. Tengo que quedarme hoy en tu casa.Así que se apresuró a bajar y, muy contento, recibió a Jesús en su casa. Al ver esto, todos empezaron a murmurar: «Ha ido a hospedarse con un *pecador.» Pero Zaqueo dijo resueltamente:

—Mira, Señor: Ahora mismo voy a dar a los pobres la mitad de mis bienes, y si en algo he defraudado a alguien, le devolveré cuatro veces la cantidad que sea. —Hoy ha llegado la salvación a esta casa —le dijo Jesús—, ya que éste también es hijo de Abraham.Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido."
Lucas 19:1-10

Zaqueo un rico recaudador de impuesto que quería ver quien era Jesús, corrió y se montó en un árbol, pues su estatura no le dejaba verle de entre la gente y resulta que Jesús lo llamó por su nombre y no solo lo llamó sino que le dijo que se quedaría en su casa y no solo se quedo allí, sino que le llevo la salvación.

Porque razón querría un hombre rico saber quien era Jesús? Que inquietud tenía Zaqueo? Que podría faltarle si era un hombre adinerado? Evidentemente a Zaqueo no le llenaba todo su dinero, tenía una necesidad interior, espiritual y sabía en el fondo de su corazón que solo acercándose a Jesús podría satisfacerla y Jesús que conoce el corazón de todos los hombres sabía lo que había en el de Zaqueo y por eso lo llamó por su nombre y le ofreció ir a su casa . Zaqueo sintió el deseo de seguir a Jesús y se arrepintió y cual fue el resultado del arrepentimiento de Zaqueo.¿El Resultado? La salvación de su casa. Y esto Valió más que todo el dinero que había estafado o robado.

Es verdad que Jesús visitó la casa de Zaqueo - pero éste tuvo que limpiar "su casa," o sea,su vida, su corazón.Zaqueo acepto que iba a tener que cambiar, y tuvo que aceptar consecuencias duras.¿Qué es lo que el iba a hacer.?Iba a dar la mitad de los bienes a los pobres,iba a devolver cuadruplicado. El arrepentimiento implica consecuencias difíciles, como vemos aquí en el caso de Zaqueo. Seguramente para el, le fue difícil despojarse de sus vienes materiales.El arrepentimiento significa: Cambio de mente, que lleva a un cambio de vida. Es dejar de hacer lo malo para hacer lo bueno.Zaqueo había llegado a tener una conciencia limpia, llegó a ser seguidor del Maestro. Zaqueo entendió que la salvación, el cielo ¡valen cualquier sacrificio.

Si Jesús visitara nuestra casa espiritual (corazón, vida)qué encontraría? Quizás encuentre "La cocina sucia”.En La cocina están nuestros alimentos, ¿Con que nos estamos alimentando espiritualmente? Si Jesús nos visitara, tendríamos que limpiar nuestra casa, tendríamos que botar el rencor,el deseo de venganza,la envidia, el odio,el afán, el fraude,el orgullo, la soberbia, las mentiras,los juicios,el chisme y muchas otras cosas.

Hoy,la salvación puede llegar a nuestra casa.. Hoy Jesús podría llamarnos por nuestro nombre y querer quedarse en nuestra casa...¿Que encontraría? En la casa de Zaqueo que lo tomo por sorpresa encontró el deseo de servirle, arrepentimiento, deseos de enmendar, Zaqueo limpio su casa en honor a Jesús.

Jesús dijo: “Tu actitud debe ser igual a la mía, porque yo, el Mesías, no vine a ser servido sino a servir y a dar mi vida”MATEO
20:27-28


Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa.Mateo 24:43

PAZ Y BIEN¡¡

jueves, 22 de septiembre de 2011

EL FIN DEL MUNDO y LOS FALSOS PROFETAS

Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?
Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.Hechos (1: 7-8)


Entonces Jesús comenzó a decirles: «Tengan cuidado de que no los engañen,
porque muchos se presentarán en mi Nombre, diciendo: Soy yo, y engañarán a mucha gente.
No se alarmen cuando oigan hablar de guerras y de rumores de guerras: es necesario que esto ocurra, pero todavía no será el fin. (Marcos 13: 5-8)


Si alguien les dice entonces: El Mesías está aquí o está allí, no lo crean.
Porque aparecerán falsos mesías y falsos profetas que harán milagros y prodigios capaces de engañar, si fuera posible, a los mismos elegidos.
Pero ustedes tengan cuidado: yo los he prevenido de todo.(Marcos 13:21-23)


En cuanto a ese día y a la hora, nadie los conoce, ni los ángeles del cielo, ni el Hijo, nadie sino el Padre.(Hechos 13:32)

PAZ Y BIEN !!!

Legado

Así tituló su ponencia un pastor esta manana en la TV, le decía al público:- guarden esta palabra "legado" -yo pensé que iba a hablar del único legado que tenemos los cristianos, pero no fue así, se refirió a un legado material, expreso:-yo no sé si algunos de mis hijos heredará este ministerio (le dio tratamiento material al mismo)por eso monté una tienda que será el legado de mis hijos, porque hay que dejarles un legado (material)-.

Definamos legado: Es una forma de transmitir algo tras la muerte de una persona

Mateo 6:25-34»Por eso les digo: No se preocupen por su *vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas? ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida? »¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe?Así que no se preocupen diciendo: "¿Qué comeremos?" o "¿Qué beberemos?" o "¿Con qué nos vestiremos?" Porque los *paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan.Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.

Me pregunto? En que parte de la Biblia, se perdió este pastor? no se por donde comenzar. Yo nunca me he preocupado por dejarles nada material a mis hijos, porque se que por mas que me pase la vida trabajando y guardando, si no esta de Dios que eso se conserve, no se va a conservar,por otro lado un buen cristiano vive el día, sin preocuparse del manana, vive por providencia de Dios y no quiero decir con esto que no trabaje, todo lo contrario el trabajo digno honra a Dios, pero no, con el afán de guardar para el manana, eso solo le corresponde a Dios, el mana de nosotros los seres humanos esta en las amorosas manos de Dios, nadie sabe lo que está por suceder, nadie puede garantizar nada.

Efesios: 1:11 En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad.

Salmo 139: 16 Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas. Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas

Pues aun vuestros cabellos están todos contados." -- Mateo 10: 30.

Él trazó el camino y a nosotros nos dejo recorrerlo, Dios nos ha dado el Espíritu Santo para que nos guíe."Pero cuando venga el Espíritu de Verdad, él os guiará a toda la verdad." (Juan 16:13a) pero lo hagamos como lo hagamos, lo recorramos como lo queramos recorrer, nos metamos por donde nos metamos; siempre nos llevará a su Voluntad, la sumisión es la mejor herramienta que podemos tener para cumplir con nuestra misión, el dejarnos guiar un día a la vez, sin meter nuestra cuchara en la preparación, el no desear nada , sino aceptar que todo obedece a un orden divino, es nuestra tarea, no es fácil, pero se logra cuando te desprendes de las cosas de este mundo.

Cuando le entregas tu vida a Cristo, y sufres esa trasformación que te garantiza la conversión, “Tu voluntad” muere, como bien lo decía Pablo en su Carta a los Gálatas “He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mi. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el hijo de Dios, quien me amo y dio su vida por mí. Gálatas 2: 20.
Cuando morimos nosotros, nuestra voluntad también muere, aceptando todo lo que el Señor tenga para nosotros con gozo. Ya nuestros requerimientos no son los de la carne, no son humanos, sencillamente solo tenemos sumisión y con gozo aceptamos la voluntad de nuestro Padre.

Debemos confiar en Dios en fe que Él hará su voluntad en nuestras vidas.

"Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes sobre tu propia prudencia; reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas." (Proverbios 3:5-6)

"Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. " (Filipenses 1:6)

“¿Para qué te estribas en tus propias fuerzas, si esas no te pueden sostener ni darte firmeza alguna? Arrójate con confianza en los brazos del Señor, y no temas, que no se apartará para dejarte caer. Arrójate seguro y confiado, que Él te recibirá en sus brazos”

Gedeón quería dejar una herencia para sus hijos. Él buscó con diligencia proveer los bienes materiales para su familia. Desafortunadamente, en su afán de proveer oro y plata, su familia se perdió del todo.

(II Corintios 12:14) ... porque los hijos no tienen la responsabilidad de atesorar para sus padres, sino los padres para sus hijos.

¿No sería hermoso dejar una herencia de una fe sólida, de una familia criada en un ambiente de amor, esperanza y fe fieles al amor de Dios y la verdad del Evangelio?

La Biblia es el legado que nos entregó Dios, para que pusiéramos especial atención a su contenido. Dios quiere darnos el nacimiento espiritual, por el cual podemos confirmar que somos hechos hijos de Dios y saber que estamos capacitados para tener una comunión personal con él, dándonos el Espíritu Santo, para que more en nuestros corazones y nos guíe a la luz de Cristo, siendo así que podría hacernos falta? que mas podríamos nosotros dejar a nuestros hijos?


PAZ Y BIEN !!!

SI ME AMAS ,APACIENTA MIS OVEJAS...

“Y cuando hubieron comido, Jesús le dijo a Simón Pedro: Simón hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Pedro le contestó: Sí, Señor, tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos. Volvió a decirle la segunda vez: Simón hijo de Jonás, ¿me amas? Le respondió: Sí, Señor, tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. Le dijo la tercera vez: Simón hijo de Jonás, ¿me amas? Se entristeció Pedro de que le dijese por tercera vez: ¿Me amas?, y le dijo: Señor, tú sabes todas las cosas; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.” (Juan 21: 15-17)

Este versículo vino a mi anoche cuando me disponía a dormir, horas antes había estado conversando con dos ovejitas (madre e hijo) visiblemente conmovidas y angustiadas por el anuncio de ciertas iglesias, del fin del mundo en el mes de octubre,se me ocurre en primer lugar que no debería llamarse el fin del mundo y verlo como si fuese algo malo, sino al contrario la tan esperada venida de Jesús; en segundo lugar que esto no debería causar angustia, ni temor, sino todo lo contrario alegría, me pregunto entonces porque estas dos ovejitas no fueron apaciguadas, pastoreadas como Dios manda.

El anuncio del fin del mundo o la segunda venida de nuestro Senor jesucristo no tiene fecha , no tiene dia, ni hora, ni mes, y el que esté diciendo lo contrario sencillamente no esta diciendo algo bíblico, porque biblico es:

Marcos 13:32 Pero de aquel día o de aquella hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre.

Al que es cristiano le angustia el que Jesús venga y no saber si hicieron lo suficiente para ser salvos y merecer la vida eterna y a los que no son cristianos les asusta el hecho de que el mundo se acabe y no poder seguir en sus cosas terrenales.Todos son ovejitas mal pastoreadas, estresadas en lugar de apacentadas.

Muchos cristianos se preguntan: ¿Quién puede ser salvo? (Marcos 10:17) Al salir él para seguir su camino, vino uno corriendo, e hincando la rodilla delante de él, le preguntó: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?
Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo uno, Dios.

Si Jesús mismo no se considero bueno, como lo seremos nosotros? precisamente por esa razón fue que Jesús vino al mundo...para salvarnos, pero no por nuestros méritos, sino por su sangre.

Es imposible para el hombre hacer algo para salvarse a sí mismo,somos pecadores.
Entonces, ¿Quién podrá ser salvo? Y Cristo nos da la respuesta: “lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.” Nuestra salvación no depende de nosotros—nuestra salvación depende completamente, del principio al fin, en la obra de Dios.

Oh, sí, vamos a recibir recompensa, si hemos perdido algo para seguir a Cristo, y Dios sí va a dar a nosotros reconocimiento de las buenas obras. Pero, esto no es porque vamos a recibir la vida eterna. Cristo nos dice aquí como vamos a ser salvos: “He aquí subimos a Jerusalén, y se cumplirán todas las cosas escritas por los profetas acerca del Hijo del Hombre. Pues será entregado a los gentiles, y será escarnecido, y afrentado, y escupido. Y después que le hayan azotado, le matarán; mas al tercer día resucitará.” Es la obra de Cristo, y ninguna menos y ninguna más, que puede salvarnos.

La mayoría dirá: “Sí, Cristo hizo su parte, pero tengo que hacer mi parte.” Y es que así es la mentalidad del hombre. Pero así no es. Ni asistir a los cultos de la iglesia, ni dar obsequios, ni leer la Biblia, ni orar, ni guardar la Ley y Palabra de Dios—ninguna cosa, aunque sea una cosa muy buena, puede salvarnos. No quiero decir con esto que no debamos hacer lo bueno, todo lo contrario, hacer lo bueno agrada a Dios.

Pero debemos hacerlo de corazón, no buscando ser salvos porque,solo Cristo puede salvarnos. Si confío en cualquier otra cosa, voy estar desanimado, porque va a fallar. Solo Cristo, y confiar en Él, puede salvar. Es como el Señor nos dice en Efesios 2, Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, “aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo ...por gracia sois salvos.Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” Dios, que es rico en misericordia, nos dio vida juntamente con Cristo.

Tal vez no entiendan esto. No te preocupes. Tampoco los discípulos de Cristo le entendieron: “Pero ellos nada comprendieron de estas cosas, y esta palabra les era encubierta, y no entendían lo que se les decía.”

Pero, hermanos, así es. El hombre no puede ser salvo por sí mismo. No tenemos la justicia, o rectitud, o riqueza, o belleza, o raza, o nacionalidad, o inteligencia, o ninguna otra cosa para ser salvos. Al contrario, somos rebeldes,pecadores.

PERO LA BUENA NOTICIA ES QUE :Dios es muy, muy misericordioso y amoroso.

Si Dios puso a tu cargo algunas ovejitas, tu deber es pastorearlas, guiarlas, solo con la palabra, sin agregar ni quitar nada,tu deber es apaciguarlas, no estresarlas con malas interpretaciones de la palabra,si amas a Jesús, tu deber es apaciguarlas, llevarlas a confiar a Cristo Jesus y esperar gozozas su venida. Decirles que lo único que necesitamos es una obra de gracia en nuestros corazones. Y solo Dios puede hacerlo. Que lo único que tenemos que hacer es abandonar la esperanza de salvarnos a nosotros mismos, y rendirnos al Señor, y confiar en Él, y la obra que Él hizo en su Hijo amado, para hacer lo que es imposible—que solo confiar que Él sí va a hacerlo.

PAZ Y BIEN

"Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,
la gloria, el esplendor, la majestad,
porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,
tú eres rey y soberano de todo".1cro 29:11

martes, 20 de septiembre de 2011

Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás

Is 55, 10-11: “La palabra, que sale de mi boca, no volverá a mí vacía”

Así dice el Señor:

“Como bajan la lluvia y la nieve del cielo,
y no vuelven allá sino después de empapar la tierra,
de fecundarla y hacerla germinar,
para que dé semilla al sembrador y pan al que come,

así será mi palabra, que sale de mi boca:
no volverá a mí vacía,
sino que hará mi voluntad
y cumplirá mi encargo”.


..."La palabra que sale de mi boca"...es como la semilla que el sembrador esparce; es como la lluvia y la nieve que empapan la tierra y la fecundan.Cuando la lluvia cae sobre la tierra, ésta responde y hace saltar la semilla hasta alcanzar su fruto. La lluvia no cae en vano. Así es la Palabra de Dios, como la lluvia. Por eso dice el Señor: "La palabra que sale de mi boca no volverá a mí vacía, sino que hará mi voluntad y cumplirá mi encargo". Cuando Dios habla, comienza una verdadera historia en la que no se vuelve nunca al principio como si no hubiera sucedido nada. Dios no habla por hablar, Dios habla para salvar a los hombres. Y los salva.Sus promesas son hechos.

Así que no pierdan la confianza, porque ésta será grandemente recompensada.Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido.

Pero mi justo vivirá por la fe. Y si se vuelve atrás, no será de mi agrado.
Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás y acaban por perderse, sino de los que tienen fe y preservan su vida"
. hebreos 10: 35-39

"Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas,pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada." (Santiago 1:2-4)

Él fue traspasado por nuestras rebeliones, y molido por nuestras iniquidades; sobre él recayó el castigo, precio de nuestra paz, y gracias a sus heridas fuimos sanados".
Isaias 53:5

"Hijo mío, atiende a mis consejos; escucha atentamente lo que digo. No pierdas de vista mis palabras; guárdalas muy dentro de tu corazón. Ellas dan vida a quienes las hallan;son la salud del cuerpo". Proverbios 4:20-22

"Padre no voy a batallar más por mi sanidad, dejaré de buscar mi sanidad y comenzaré a buscarte a ti mi sanador.Me concentraré en adorarte y agradecerte por la obra que estas haciendo en mi, por formar mi carácter y desarrollar en mi la paciencia.Padre yo creo que por las llagas de Jesús, yo soy sana, atenderé tus consejos, escucharé tu palabra, las guardaré dentro de mi corazón, no seré de los que se vuelven atrás, perseveraré con tu ayuda, porque deseo de todo corazón ser de tu agrado.
En el nombre de tu amado hijo Jesús amén."

domingo, 11 de septiembre de 2011

Creas o no creas si te arrepientes serás perdonado.

EL PARALITICO DE BETESDA…..Juan 5: 1-15
Algun tiempo despues se celebraba una fiesta de los judios, y subio Jesus a Jerusalen. Habia alli, junto a la puerta de la ovejas, un estanque rodeado de cinco porticos. cuyo nombre en arameo es Betesda. En esos porticos se hallaban tendidos muchos enfermos, ciegos, cojos y paraliticos.
Entre ellos se encontraba un hombre invalido que llevaba enfermo –treinta y ocho años– Cuando Jesus paso por alli lo vio, tirado en el suelo, y se entero de que ya tenia mucho tiempo de estar asi, le pregunto:
QUIERES SER SANO?… Señor–respondio–. no tengo a nadie que me meta en el estanque mientras se agita el agua, y cuando trato de hacerlo otro se adelante, y se lleva la bendicion.

Jesus le dijo: –Levantate, recoge tu camilla y anda –.
Al instante aque hombre quedo sano, asi que tomo su camilla y echo a andar.
Quien es ese hombre que te dijo: Levanta tu camilla y anda, le preguntaron…
El que habia sido sano, no tenia idea de quien era, porque Jesus se habia apartado de la gente que habia en aquel lugar.
Despues de esto, Jesus lo encontro en el templo y le dijo: Mira, ya has quedado sano, no vuelvas a pecar, no sea que te ocurra algo peor.
El hombre se fue e informo a los judios que Jesus era quien lo habia sanado.



JESUS SANA A UN PARALITICO. Lucas 5:17-27
Un dia, mientras enseñaba estaban sentados alli algunos fariseos, maestros de la ley que habian venido de todas las aldeas de Galilea y Judea, y tambien de Jerusalen. Y el poder del Señor estaba con el para sanar a los enfermos. Entonces llegaron unos hombres que llevaban en una camilla a un paralitico. Procuraron entrar para ponerlo delante de Jesus, pero no pudieron a causa de la multitud. Asi que subieron a la azotea y, separaron las tejas, lo bajaron en la camilla hasta ponerlo en medio de la gente, frente a Jesus.
Al ver la fe de ellos, Jesus dijo:
–Amigo, tus pecados quedan perdonados.
Se dirigio al paralitico–: A ti te digo, levantate, toma tu camilla y vete a tu casa.
Al instante se levanto a la vista de todos, tomo la camilla en que habia estado acostado, y se fue a su casa alabando a Dios.


El "paralitico de Betesda", llevaba 38 años esperando que alguien lo metiera al estanque, creyendo que era el estanque el que lo iba a sanar, en cambio, el paralitico que llevaban en camilla solo estaban buscando ponerlo a los pies de Jesús, porque sabían de donde le iba a venir la sanación,estos dos ejemplos de sanación nos revelan muchas cosas:

1.-Ambos fueron sanados, tanto el que confiaba en Jesús como el que confiaba en el estanque.Fueron sanados tanto el que sabia de donde vendría su sanación como el que no sabia.Jesús les da la oportunidad a los que creen en él y a los que no creen, de llegar a hacerlo, de arrepentirse, los perdona y sana para que se arrepientan, no los perdona para sanarlos, es al contrario los sana para que se arrepientan y luego los perdona.

3.- Al primero Jesús le dice luego de sanarlo que no volviera a pecar.Lo que indica que le perdonó sus pecados.Al segundo Jesús le dice que sus pecados fueron perdonados. Jesús les muestra la importancia del arrepentimiento para obtener el perdón, pues solo así serán sanados(salvados).

Actualmente vemos mucho énfasis en las sanidades y en los milagros pero Jesús dejó muy claro que el gran propósito que tenían los milagros que El hacía era solamente que la gente se arrepintiera y se apartara de sus pecados. El no hacía milagros para entretener una audiencia o sólo para aliviar la necesidad humana pues sabía que aunque la gente sanara si no se arrepentía iría al infierno. "mira has sido sanado; no peques más para que no te venga alguna cosa peor" (Jn. 5:14). Jesús esperaba arrepentimiento en ese individuo y SE LO DEJO MUY CLARO.

5.- Uno estaba esperando que lo echaran al estanque otras personas para ser sano.El otro era llevado por otras personas para ser sano.Gálatas 6:2 ...sobrellevad los unos las cargas de los otros y cumplid así la ley de Cristo.En el paralitico de Betesda obviamente no se estaba cumpliendo esto, todos se metían al estanque sin reparar en el que no podía hacerlo solo, independientemente de que estuviera equivocado creyendo que así sería sano, en cambio en el segundo si se cumplía hicieron todo lo posible por ponerlo a los pies de Jesús, a pesar de que la cantidad de gente casi lo impedía.Nuestro prójimo es cualquiera que viene simbólicamente de la ciudad del Señor y va a su propia ciudad, a su vida, cualquiera que busca al Señor, pero no conoce el Camino, y cualquiera que conociendo el camino ha tropezado en el mundo, como el hijo pródigo, al cual el Señor nos envía, también cualquiera que no le conoce y nos necesita para llevarlo a El.

¡¡¡Cuantas enseñanzas hay en el Evangelio¡¡¡ cada palabra, cada frase, cada párrafo, cada versículo, cada capitulo es una revelación que nos hace el Espíritu Santo

No solo se trata de llevar la carga por alguien que nosotros pedimos, sino la carga que el Señor nos dé que llevemos por quiénes Él nos pone que la llevemos.

Cuando una persona no conoce a Dios debemos predicarle y ayudarle en lo que necesite para que no le pase como al paralitico de Betesda y se quede 38 años esperando a orillas de un estanque. Podemos orar para que Dios les de fe como se la dio a los que llevaban la camilla de aquel otro hombre,y puedan vivir la vida espiritual como nosotros por amor a ellos y para la gloria de Dios.

PAZ Y BIEN ¡¡¡

jueves, 1 de septiembre de 2011

Paz y alegría

"En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.También por medio de él, y mediante la fe, tenemos acceso a esta gracia en la cual nos mantenemos firmes. Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios.Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia;la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza.Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado." Romanos 5:1-5

Estos versículos son motivo de alegría,en ellos podemos ver lo que hemos recibido y que estamos por recibir:hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo,y por medio de esta fe y de Él, alcanzamos su gracia,solo nos falta alcanzar su gloria para lo que nos deja la esperanza.

«Y no sólo esto» -no sólo tenemos paz para con Dios, su gracia y la esperanza de Su gloria, sino que esto nos capacita también para gloriarnos en los sufrimientos presentes."Porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia;la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza.Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado"

Toda esta bendita y paciente experiencia se debe a que el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado.

PAZ Y BIEN ¡¡¡

martes, 30 de agosto de 2011

En el Señor confío sin titubear

“En realidad, sentí vergüenza de pedirle al rey que nos enviara un pelotón de caballería para que nos protegiera de los enemigos, ya que le habíamos dicho al rey que la mano de Dios protege a todos los que confían en él…” Esdras 8:22 (NVI)

Esta mañana estaba leyendo mi Biblia exactamente leía Esdras y éste versículo llamó mi atención, porque confirma lo que tanto predico yo a mis hijos, y a todo el que se me acerca, les digo que cuando uno pone la confianza en Dios no necesita más nada.
Así como le ocurrió Esdras que se arrepintió y sintió vergüenza de haberle pedido al rey que le enviará un pelotón para protegerlos, cuando él predicaba que Dios protege a todos los que confían en él, así le sucede a muchos cristianos, que predican las promesas del Señor pero a la hora de confiar, no lo hacen como reza el Salmo 26 en el versículo 1 “¡En el Señor confío sin titubear!

Dice en Jeremías 17:7 "Bendito el hombre que confía en el Señor, y pone su confianza en él.”

En Proverbios 3:5-8 “Confía en el SEÑOR con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento. Reconócele en todos tus caminos, y El enderezará tus sendas. No seas sabio a tus propios ojos, teme al SEÑOR y apártate del mal. Será medicina para tu cuerpo y refrigerio para tus huesos”

Y podría transcribir muchos versículos más que confirman que debes confiar en el Señor. ¡Anímate en el Señor! Guarda esta palabra en tu corazón y léela cada vez que sientas dificultad en comprender lo que Dios está haciendo en tu vida y cuando la duda te ataque. Cuando pienses que debes hacer justicia por tus propias manos o las manos de otro mortal. Cuando creas que ya no hay salida en alguna situación y cuando estés feliz y todo te éste saliendo bien confía en que es obra del Señor y que así va a perdurar, si lo crees, si confías.

Oración:
Padre reconozco que la mayoría de las veces no comprendo lo que tú estás haciendo, y a raíz de esto peco contra ti, diciendo cosas que no debo y apresurándome a hacer cosas que tu no apruebas, y buscando soluciones en otros en lugar de recurrir a ti.
Más tú todo lo sabes Padre y conoces mis necesidades. Te pido Señor que traigas calma a mi corazón, serenidad a mi vida y que me enseñes a esperar en ti y a no tomar decisiones apresuradas y equivocadas. Dame entendimiento y abre mis ojos espirituales para poder ver más allá de lo que el mundo me enseña.

Señor aunque no te veo hoy declaro que tu eres real y que tu estas ahí escuchándome y en este día voy a creerte a ti solamente, hoy no voy a dudar, hoy voy a confiar que tu eres más grande que mi problema, mas grande que mi situación y más grande que mi prueba, voy a creer que tu eres mi abogado, mi médico, mi juez…mi todo, que primero voy a recurrir a ti y a dejar que tú seas el que maneje mis situaciones, que tu pongas en mi camino las cosas o las personas que necesito para resolverlas, primero tu Señor, voy a poner mi confianza solo en ti y a esperar paciente, serena.
¡En el nombre de Jesús¡

PAZ Y BIEN ¡¡

domingo, 28 de agosto de 2011

Más que Promesas

No son sólo promesas de la Biblia para hacernos “sentir bien”. Son promesas provenientes de Dios mismo.Son Sus promesas personales diseñadas para ti y para mí. Sus propias palabras puestas en papel para que tu y yo las leamos, creamos en ellas y las disfrutemos.

Cuando necesitamos misericordia, la Biblia es tan clara como el agua: “El gran amor del Señor nunca se acaba, y su compasión jamás se agota. Cada mañana se renuevan sus bondades; muy grande es su fidelidad” (Lamentationes 3:22-23).

Cuando cuestionamos nuestra libertad de la esclavitud del pecado, Jesús mismo nos alienta con esta promesa: “Así que si el Hijo los libera serán ustedes verdaderamente libres” (Juan 8:36).

Cuando necesitamos tremendamente de sabiduría para hacer una decisión importante en la vida: “Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie” (Santiago 1:5).

Y podría continuar más y más. Estas promesas son reales. Son tan verdaderas como el aire que tu y yo respiramos.

De modo que la próxima vez que leas la Biblia, ¡Te asombrarás de las promesas que hoy Dios tiene guardadas para nosotros sus hijos!

Ante el temor:..."Pero ahora, así dice el Señor, el que te creó, Jacob, el que te formó, Israel: «No temas, que yo te he redimido; te he llamado por tu *nombre; tú eres mío. Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas. Yo soy el Señor, tu Dios,el *Santo de Israel, tu salvador..."Isaías 43.

"Tu guardas en completa paz a quien cuyo pensamiento en ti persevera porque en ti confía" Isaias 26.17

..."pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas:correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán". Isaias 40.31

PAZ Y BIEN ¡¡¡

martes, 23 de agosto de 2011

Dios ejecuta y después revela

Respondió Jesús, y díjole: Lo que yo hago, tú no entiendes ahora; mas lo entenderás después.Juan 13:7

«...yo, Daniel, miré atentamente en los libros el número de los años de que habló Jehová al profeta Jeremías, en los que habían de cumplirse las desolaciones de Jerusalén: setenta años...Daniel 9:1-3


Cuando Daniel va a la escritura, y busca la verdad de Dios, él tiene un pensamiento, “Dios está ejecutando su Plan”. Habían pasado tal vez 68 o 70 años de cautiverio, sufrió las penurias que significaba convertirse en un eunuco para servir en el palacio, por 70 años Dios lo bendijo, estaba en autoridad, pero su pueblo al que él amaba estaba aún en esclavitud,la angustia era la realidad de su pueblo, él ve aquel panorama y dice “Dios está haciendo algo” por eso el va a la Biblia y ve que 70 años era el tiempo de las desolaciones y él dice, “si, esto está mal, por algo será” “Dios está ejecutando su plan” y el va a la biblia para ver cuál es el plan que Dios está ejecutando, no va y pregunta ¿Señor porque estás haciendo esto? ¿Por qué sufrimos? El conoce la palabra, el está convencido que habrá un fin de esto, busca cuando Dios dice que será el fin de este sufrimiento. Quiere saber cuándo termina y “no” el porqué Dios lo hace.

Daniel no cree que Dios se olvidó de él y lo dejó sufrir, que lo abandonó a su suerte, él sabe que Dios está ejecutando su plan.
Es frecuente que estemos pasando por problemas, dificultades, y que los momentos de angustia y depresión nos impiden ver lo que Dios está haciendo, pero nuestro pensamiento debe ser, Dios está ejecutando su plan. Debemos decir ¿Cuál es el fin? ¿Qué hay después?, pero la mayoría de nosotros pensamos negativamente ¿Por qué esto Señor? Pero Daniel tenía fe, y después de ver tanto acontecimiento negativo, piensa con fe, "Dios está ejecutando su plan y esto va a terminar bien, por que Dios esta a cargo".

Pase lo que pase, aunque las circunstancias sean adversas y la promesa parece nunca llegar, debemos decir “Dios está haciendo algo” y llegará el momento en que esto “Terminará” y podré experimentar las promesas en mi vida.

Imagino que Daniel le diría: “Señor yo se que estás ejecutando un plan, pero no entiendo este cambio, necesito la perspectiva divina”,por eso mira las escrituras, para ver cuál es la visión de Dios de las cosas.”Necesito que Dios me revele lo que está haciendo” no se conformó con su visión desoladora.

Cuando Jesús marchaba con sus Discípulos y les decía es necesario que el hijo del hombre se muera que resucite al tercer día, y sale Pedro y dice, No permitas que tal cosa te suceda y Jesús le dice, apártate de mi Satanás. Jesús tenía la perspectiva divina de su sufrimiento.

Aunque nos duela el sufrimiento, la perspectiva divina nos da la capacidad de avanzar. Si estamos todo el tiempo quejándonos, es porque tal vez no tengamos la perspectiva divina en nuestra vida. Nuestra oración debe ser "Señor déjame ver el final de tu plan, que pueda ver más allá. Necesitamos la perspectiva divina. Ayúdame a entender".

Jesús, cuando estaba clavado en la cruz estando golpeado, le dijo : "en tus manos encomiendo mi espíritu", y dicho esto expiró. Confiaba que Dios le resucitaría de los muertos. Jesús estaba diciendo confió en tu fidelidad, no me voy a bajar, a pelear, confío en tu fidelidad, no voy a hacer nada, porque sé que indefectiblemente vas a cumplir tu promesa.

Muchas veces nuestras oraciones, son lastimosas y quejumbrosas y representan una falta de fe enorme, y cantamos yo creo en ti, y no creemos ni un poquito. Porque si creyésemos no lloraríamos ni nos lamentaríamos .No tendríamos preocupación, no andaríamos "resolviendo" nada,simplemente confiaríamos en su santa, buena, perfecta y justa voluntad y dejaríamos todo a su cargo.Confiando en que él esta ejecutando y que luego nos revelará, y como dice "ahora no entendemos,pero lo entenderemos después" Tenemos que creer a Dios y que cumplirá en su tiempo. Debemos creer en sus promesas.

Señor: ayúdame, a tener la fe suficiente para ver que estas ejecutando tu Plan, a tener Tu perspectiva divina y no la mía,a confiar en tu fidelidad, para alcanzar tus promesas.

PAZ Y BIEN ¡¡¡

sábado, 20 de agosto de 2011

Sí. ¡Felices los que ahora sufren!

Si bien la vida es una batalla, también es una bendición para quienes soportan firmes y perseverando en su fe.

«He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo» Santiago 5:11.

Estas palabras de Santiago nos confortan mostrándonos que el sufrimiento en la vida del creyente siempre tiene un propósito celestial. Además en el ejemplo de Job, encontramos aliento y poder para perseverar en los momentos más oscuros de la vida; un poder arraigado en Dios, que es compasivo y misericordioso.

Vive feliz, vive en paz, que nada te altere, que nada sea capaz de quitarte tu paz, ni la fatiga, ni tus fallos. Haz que brote y conserva siempre sobre tu rostro, una dulce sonrisa, reflejo de la que el Señor, continuamente te dirige. Y en el fondo de tu alma coloca, antes que nada, todo aquello que te llene de la paz de Dios.

Sí. ¡Felices los que ahora sufren! Eso fue lo que nos dijo Jesucristo. Y lo dijo bastante al inicio de su predicación en el conocido “Sermón de la Montaña”, el cual comienza con las “bienaventuranzas”Cuando al sufrir adversidades ponemos nuestra confianza en Dios y no en nosotros mismos, cuando ponemos nuestra mirada en la meta celestial y nos desprendemos de las metas terrenas, cuando confiamos tanto en Dios que nos abandonamos en El y nos sentimos cómodos dentro de su Voluntad -sea cual fuere- podemos decir que hemos comenzado a transitar el camino de las “bienaventuranzas”.

Las “bienaventuranzas” son una llamada para todos, pero sólo los que seamos capaces de desprendernos de nuestros criterios y deseos, para asumir los de Dios, podremos ser felices ... aquí y Allá.

PAZ Y BIEN ¡¡¡

sábado, 13 de agosto de 2011

Un silbo apacible y delicado… ¿Qué haces aquí Elías?

Y Tal y como le ocurrió a Elías, me ocurrió a mi esta mañana, El Señor me pregunto ¿Qué haces aquí Maribel? Lo hizo a través de una amada hermana en Cristo ¨Tere¨, esta mañana me levante con Tere en el pensamiento, y si es verdad que es una hermana en Cristo y que nos seguimos en nuestro respectivos blog , no nos conocemos en persona, ¿porqué tendría yo que levantarme pensando en Tere? La respuesta: Dios quería comunicarme algo y lo hizo a través de ella… “Un silbo apacible y delicado”, y lo hizo con esta palabra que ella compartió en su blog, con su testimonio entendí lo que Dios le dice a Elías en 1 Reyes capitulo 19.

”El Señor le ordenó:—Sal y preséntate ante mí en la montaña, porque estoy a punto de pasar por allí.Como heraldo del Señor vino un viento recio, tan violento que partió las montañas e hizo añicos las rocas; pero el Señor no estaba en el viento. Al viento lo siguió un terremoto, pero el Señor tampoco estaba en el terremoto. Tras el terremoto vino un fuego, pero el Señor tampoco estaba en el fuego. Y después del fuego vino un suave murmullo.Cuando Elías lo oyó, se cubrió el rostro con el manto y, saliendo, se puso a la entrada de la cueva.Entonces oyó una voz que le dijo:—¿Qué haces aquí, Elías? …”

El Señor me hizo ver a través de este pasaje Bíblico que encabezó el testimonio de Tere, que tras el fuego viene un silbo apacible y cuando lo oyó Elías se cubrió con su manto y salió y se puso a la puerta de la cueva,... y he aquí que vino una voz y le dijo ¿Qué haces aquí Elías? .Nada mejor que poder oír el silbo apacible del Espíritu Santo de Dios hablando a nuestras vidas, Elías estaba escondido en una cueva porque el se había enterado que jezabel le buscaba para matarle así como Elías había hecho con los profetas de baal , a los cuales degolló, por esta causa Elías corrió a esconderse en una cueva, y solo se puso de pie y salió a la puerta de la cueva cuando oyó el silbo apacible y delicado, el entendió que era la presencia de Dios que le hablaba y le decía ¿que haces aquí Elías?, ¿porque estas escondido?, yo no te he llamado a que vivas refugiado en una cueva, yo te he llamado a caminar de poder en poder, de Victoria en Victoria.

El enemigo muchas veces nos hará creer como a Elías, que no hay otra salida más que escondernos, pero el señor le habla de manera delicada a Elías, y le dice levántate Elías y ve donde yo te enviaré, sal de la cueva en la que estas Elías, ya no estés perdiendo el tiempo, Dios quiere hacer algo grande con tu vida y necesita que salgas de esa cueva que te pongas de pie, que oigas el silbo apacible que te está hablando que está tratando contigo, cuando Dios trato con Elías y cuando Elías se levantó Dios obró de manera poderosa.El Señor lo envió de regreso por donde vino, ¿Pero de donde venía Elías? venía de Victoria en Victoria, le salió al paso jezabel y Elias se asustó, olvidando todo lo que había conquistado de la mano del Señor, olvidando su gran poder obrando en el.

Así que Dios nos hace la misma pregunta. “¿Qué estás haciendo aquí, Maribel? Yo al igual que Tere me volví temerosa, negativa y no ví más allá de mi enfermedad. Y ahora puedo ver al punto al que Dios quiere llegar: “Elías, si tú creíste que yo era poderoso, si tú creíste que yo tenía la situación en control, ¿estarías aquí? ¡No! Elías, te has olvidado quien soy yo.”

Es en Dios en quien debemos confiar, el tiene la situación bajo control, no tenemos porque escondernos en nuestros temores,es El quien nos da la fuerza.

En Filipenses 2:13 Pablo dice, “porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.” Si este poderoso Dios está realmente vivo y obrando entre nosotros, entonces la sanación, el cambio y el crecimiento son posibles. Si nos resignamos a la derrota, entonces caeremos en una visión limitada de Dios y vamos a terminar escondidos, temerosos como Elias y lo peor, olvidando el gran poder de Dios.

Para corregir esto, Dios condujo a Elías de vuelta a la verdad de su poder.Lo envió por donde venía, y venía de ganar no de perder, venía de defender al Señor, confiado, seguro, poderoso. Necesitamos hacer lo mismo con nosotros. El Señor quiso esta mañana comunicarme con “Un silbo apacible y delicado” que está vivo, que me ama, y que está obrando en mi, que salga de esa cueva en la que estoy escondida, que continúe creyendo, confiando y esperando, y lo hizo a través del su Santo Espíritu con una hermana en Cristo “Tere” y de su testimonio.


PAZ Y BIEN !!!

Aquí les dejo el link del testimonio de Tere:

http://simplementesencillayapasionada.blogspot.com/2011/08/en-el-silbo-apacible-y-delicadodios-me.html

martes, 2 de agosto de 2011

Vence las tendencias de la carne y da frutos

"El fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí; contra tales cosas no hay ley." -Gálatas 5:22-23

"Velad y orad, para que no caigáis en tentación; que el espíritu está pronto, pero la carne es débil" Mateo 26:41


Obras de la carne: Fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, superstición, enemistades,peleas, rivalidades, violencias, ambiciones, sectarismo, disensiones, envidias, ebriedades, orgías y todos los excesos de esta naturaleza. (Gálatas 5, 19)

Cuando el Espíritu Santo da su frutos en el alma, vence las tendencias de la carne.
Cuando el Espíritu opera libremente en el alma, vence la debilidad de la carne y da fruto.Los frutos del Espíritu santo se dan todos juntos , no se dan uno si y otro no, si esto ocurre es que no has madurado aun, es que aun estas apegado al mundo,a la carne,... no estás siendo totalmente humilde y obediente a Dios.

Los frutos de los arboles, cuando están maduros, ya no son agrios, sino dulces y de agradable sabor. Lo mismo nuestros actos, cuando han llegado a su madurez, se hacen con agrado y se les encuentra un gusto delicioso. Entonces estos actos de virtud inspirados por el Espíritu Santo se llaman frutos del Espíritu Santo, y ciertas virtudes los producen con tal perfección y tal suavidad que se los llama bienaventuranzas, porque hacen que Dios posea al alma plenamente.

Cuanto más se apodera Dios de un alma más la santifica; y cuanto más santa sea, más feliz es. Seremos mas felices a medida que nuestra naturaleza va siendo curada de su corrupción. Entonces se poseen las virtudes como naturalmente.

Los que buscan la perfección por el camino de prácticas y actos metódicos, sin abandonarse enteramente a la dirección del Espíritu Santo, no alcanzarán nunca esta dulzura. Por eso sienten siempre dificultades y repugnancias: combaten continuamente y a veces son vencidos y cometen faltas.

En cambio, los que, orientados por el Espíritu Santo, van por el camino del simple recogimiento, practican el bien con un fervor y una alegría digna del Espíritu Santo, y sin lucha, obtienen gloriosas victorias, o si es necesario luchar, lo hacen con gusto.


Las almas tibias tienen doble dificultad en la práctica de la virtud que las fervorosas que se entregan de buena gana y sin reserva. Porque las fervorosas tienen la alegría del Espíritu Santo que todo se lo hace fácil, y las tibias tienen pasiones que combatir y sienten las debilidades de la naturaleza de la carne que impiden las dulzuras de la virtud y hacen los actos difíciles.

La oración frecuente perfecciona las virtudes y abre el corazón para recibir los frutos del Espíritu Santo porque nuestro Señor, cuando tenemos intimidad con El, quema y consume en nosotros las semillas de los vicios y nos comunica poco a poco sus divinas perfecciones, según nuestra disposición y como le dejemos obrar.

Por ejemplo: encuentra en nosotros el recuerdo de un disgusto, que aunque ya pasó, ha dejado en nuestro espíritu y en nuestro corazón una impresión, que queda como simiente de pesar y cuyos efectos sentimos en muchas ocasiones. ¿Qué hace nuestro Señor? Borra el recuerdo y la imagen de ese descontento, destruye la impresión que se había grabado y ahoga completamente esta semilla de rencor.

Cuando sientas que está siendo arrebatada tu paz, que estás montando en cólera, que tienes deseos de pelear con alguien, de recordar viejas rencillas y traer de vuelta el rencor, no lo permitas, ora sin cesar y deja que Dios saque esos sentimientos de ti, deja que los cambie por los frutos de su Santo Espíritu, deja que arranque esas raíces de cólera, ira, inquietud, y coloque en su lugar los frutos de su Santo Espíritu: amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí.

PAZ Y BIEN ¡¡¡

miércoles, 27 de julio de 2011

Viviendo en la fe

"Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye. 15 Y si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido"
1 Juan 5:14

Estamos en el mundo, vivimos en un cuerpo de carne, estamos rodeados de seres humanos, pero, hemos nacido del Espíritu; somos criaturas espirituales y conforme a eso es que tenemos que vivir. No parece fácil, ¿verdad? Para eso ... nos envió Dios al Espíritu Santo, para ayudarnos en nuestra debilidad; la tuya y la mía. O le creemos a Dios, o no le creemos. Porque creer solamente en algunas ocasiones, o solamente un poco, o en ciertas circunstancias, es NO CREER.

Como hijos de Dios, criaturas nacidas por el Espíritu por medio de la FE, hemos sido puestos para vivir una vida abundante; esa es la perfecta voluntad de Dios para nosotros.

"Jesús vino para que tengamos vida y para que la tengamos en abundancia". (Juan10:10)

Lo único que nos garantiza una vida abundante es la FE en Jesucristo y en su Palabra y todo lo que eso conlleva y supone [y ésto, 24 horas cada día].

"Asi que, La FE viene por el oir, y el oir por la Palabra de Dios." (Romanos 10:17) "Esta es la VICTORIA que ha vencido al mundo ... NUESTRA FE" (1JUAN 5:4)

Nos dice el Señor en Hebreos 11:6 :
"Sin FE es IMPOSIBLE agradar a Dios porque es NECESARIO que el que se acerca a El crea que le hay y que es galardonador de los que le buscan."


Si hiciéramos una evaluación de nuestra vida espiritual, conforme a lo antes establecido, ¿A qué conclusión podríamos llegar? ¿Cuál sería el diagnóstico de nuestra condición espiritual?

"Es, pues, la FE la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve" Hebreos 11:1

PAZ Y BIEN¡¡¡

Gracias Tere por la referencia del versículo de 1 Juan 5:14

sábado, 23 de julio de 2011

Esas imágenes¡¡¡ ¿Con quién vas a compararme?

Isaias 46

..."Pesadas son las imágenes que por todas partes llevan;
son una carga para el agotado. Todos a la vez se someten y se inclinan;
no pudieron rescatar la carga, y ellos mismos van al cautiverio.«Escúchame, familia de Jacob, todo el resto de la familia de Israel,a quienes he cargado desde el vientre, y he llevado desde la cuna.

Aun en la vejez, cuando ya peinen canas, yo seré el mismo, yo los sostendré. Yo los hice, y cuidaré de ustedes;los sostendré y los libraré.»¿Con quién vas a compararme, o a quién me vas a igualar? ¿A quién vas a asemejarme, para que seamos parecidos? Algunos derrochan oro de sus bolsas y pesan plata en la balanza; contratan a un joyero para que les haga un dios, y ante ese dios se inclinan para adorarlo.Lo levantan en hombros y lo cargan; lo ponen en su lugar, y allí se queda.No se puede mover de su sitio. Por más que clamen a él, no habrá de responderles, ni podrá salvarlos de sus aflicciones.»Recuerden esto, rebeldes; piénsenlo bien, ¡fíjenlo en su *mente! Recuerden las cosas pasadas, aquellas de antaño; yo soy Dios, y no hay ningún otro, yo soy Dios, y no hay nadie igual a mí. Yo anuncio el fin desde el principio; desde los tiempos antiguos, lo que está por venir. Yo digo: Mi propósito se cumplirá,y haré todo lo que deseo. Del oriente llamo al ave de rapiña; de tierra distante, al hombre que cumplirá mi propósito. Lo que he dicho, haré que se cumpla; lo que he planeado, lo realizaré. Escúchenme ustedes, obstinados de *corazón, que están lejos de la *justicia. Mi justicia no está lejana; mi *salvación ya no tarda. ¡Estoy por traerlas! ..."

PAZ Y BIEN ¡¡¡

jueves, 14 de julio de 2011

Honra a tu padre y a tu madre (Éx. 20:12)

Éxodo 20:12 Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Yavè tu Dios te da.

Si Dios consideró que en el primer lugar de las relaciones humanas debía estar el mandamiento de la familia, significa que le da una trascendencia capital, todo lo contrario de lo que ocurre en nuestra sociedad hoy cuando la institución familiar es atacada por muchos flancos, a pesar de que la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, de 1948, diga que “la familia es la unidad fundamental de la sociedad”.


Honrar, significa valorar o tener respeto

El término honrar no tiene ningún secreto. Nuestros padres naturales deben ser respetados por el hecho de ser nuestros progenitores, no porque merezcan que les respetemos debido a sus valores, ya que incluso debemos honrarles aunque no sean un modelo a seguir.

Pablo enseñó lo mismo: “hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor” (Col. 3:20). La obediencia de este mandamiento en el hogar tiene como objetivo aprender a valorar la vida de todo ser humano desde niños.

Honrar, significa obedecer
Los hijos debemos escuchar lo que tienen que decirnos nuestros progenitores. No porque tengan muchos más conocimientos que nosotros cuando llegamos a la edad adulta, sino porque hay una sabiduría que se gana con la edad y la experiencia que no debe ser despreciada.

Es bastante habitual que cada nueva generación piense que sus padres están desfasados y que no tienen que enseñarle nada a la generación más joven .Sin embargo, debemos considerar seriamente el consejo bíblico: “Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no desprecies la dirección de tu madre” (Pr. 1:8). Escuchar es honrar. No tenemos porque aceptar todo lo que nos dicen ni creerlo o seguirlo todo, pero escuchar y respetar es una forma de honrar a nuestros padres. El Señor trata con severidad la ruptura de este mandamiento.

Honrar, significa cuidar a los padres
En 1 Ti. 5:4, Pablo subraya otro aspecto a tener en cuenta. El modelo a seguir está claro: los padres tienen la obligación divina de cuidar de sus hijos, pero cuando los hijos son adultos, las cosas cambian y entonces son los hijos los que tienen la responsabilidad de cuidar a sus padres.

Estos dos aspectos del plan de Dios no podemos pasarlos por alto. Cuando somos jóvenes debemos honrar y valorar a nuestros padres por lo que son. Cuando son ancianos debemos honrarlos por su valor como personas hechas a la imagen de Dios. No se trata de devolverles los favores que nos han hecho en el pasado, porque esto sería practicar lo que un escritor llama “la ética de los establos de las carreras” en la que un caballo victorioso después de ganar muchas carreras se retira con honores, pero el que fracasa va a parar al matadero.


PAZ Y BIEN ¡¡¡