jueves, 25 de febrero de 2010

Pedid, pedid y se os dará

"En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá".(Mateo 7,7-12):

Para los que sienten que Dios no les escucha seria bueno leer esto que decía Jerónimo al respecto: "Es cierto que Dios da a quien se lo pide, que quien busca encuentra, y a quien llama le abren: se ve claramente que aquel que no ha recibido, que no ha encontrado, ni tampoco le han abierto, es porque no ha pedido bien, no ha buscado bien, ni ha llamado bien a la puerta».

Pidamos, pues, en primer lugar a Dios que haga bondadoso nuestro corazón como el de Jesucristo.

Una de las muchas cosas que debemos pedir es sabiduría. Está en la Biblia, Santiago 1:5-8, "Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos".


¿Bajo qué condición dice el salmista que el Señor no nos escucha ? Está en la Biblia, Salmo 66:18-19, "Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, el Señor no me habría escuchado".



¿Rehúsa Dios alguna vez escuchar nuestras peticiones? Está en la Biblia, Proverbios 28:9, "El que aparta su oído para no oír la ley, su oración también es abominable".



¿Cómo sabré qué pedir entonces? Está en la Biblia, Romanos 8:26-27, "Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos".



¿Bajo qué condición, dice Cristo, recibiremos respuestas a nuestras peticiones? Está en la Biblia, Marcos 11:24, "Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá".



¿Cuáles peticiones podemos esperar confiadamente que Dios oirá? Está en la Biblia, 1 Juan 5:14-15, "Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho".


Está en la Biblia, Mateo 6:7-8, "Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis".
PAZ Y BIEN ¡¡¡

viernes, 12 de febrero de 2010

¿Años perdidos?

(lucas 15: 20-24)El hijo prodigo


● ...Tengo que volver a mi padre y decirle: Papá, he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no merezco que se me llame tu hijo; trátame como si fuera uno de tus jornaleros.” (Lc. 15:18-19)

● Así que emprendió el viaje y se fue a su padre. Todavía estaba lejos cuando su padre lo vio y se compadeció de él; salió corriendo a su encuentro, lo abrazó y lo besó. (Lc. 15:20)


Esta es una verdad realmente sorprendente sobre Dios y su intenso deseo y predisposición al recibir nuevamente en su casa a alguien que fue un rebelde. Es por causa de su misericordia por lo que hace esto.Antes de que el pródigo pueda ni siquiera decir que pecó y que quería ser como uno de los jornaleros, el Padre lo recibió nuevamente. Así actúa Dios nuestro padre, antes de que podamos mostrarle nuestro arrepentimiento ya el lo ha visto y ya tiene dispuesto todo para recibirnos de nuevo en sus amorosos brazos, si nos arrepentimos.


El le dijo: “Papá, he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no merezco que se me llame tu hijo.” Pero el padre ordenó a sus siervos: “¡Pronto! Traigan la mejor ropa para vestirle. Pónganle también un anillo en el dedo y sandalias en los pies. Traigan el ternero más gordo y mátenlo para celebrar un banquete. Porque este hijo mío estaba muerto, pero ahora ha vuelto a la vida; se había perdido, pero ya lo hemos encontrado.” Así que empezaron a hacer fiesta. (Lc. 15:21-24)


El Pródigo ya no estaba muerto y perdido, sino que volvió a estar vivo en espíritu. Hay un sentimiento de gran felicidad cuando un alma se salva. Finalmente, aun considerando que el Pródigo estaba muerto espiritualmente, el todavía tenía la oportunidad de actuar sabiamente y arrepentirse, lo que antecedió el hecho de que él vuelva a la vida otra vez.

Y nosotros en que pensamos ¿en nuestros años perdidos? tal vez fueron el tiempo previsto por Dios para que tuviéramos una experiencia de nuestra miseria. Era necesario haber desperdiciado mucho para poder pronunciar simplemente un ¨PADRE NUESTRO¨ ese ¨¨Padre he vuelto¨¨ y al igual que al hijo prodigo nuestro padre amado nos recibirá con los brazos abiertos y estará feliz y nos pondrá de nuevo en un lugar de honor, porque hemos vuelto, hemos vuelto arrepentidos de haber derrochado nuestras vidas en cosas banales, hemos renacido en espíritu y verdad. Atrás quedo ese hombre viejo lleno de miserias, ha renacido en uno nuevo pleno del espíritu .En ese abatimiento cuando nos acordamos de Dios y decimos ¨Padre nuestro¨ lo que realmente le estamos diciendo es ¨padre he vuelto¨
PAZ Y BIEN ¡¡¡

viernes, 5 de febrero de 2010

El censo de David...nuestro censo

En aquellos días, el rey David ordenó a Joab y a los jefes del ejército que estaban con él: «Id por todas las tribus de Israel, desde Dan hasta Berseba, a hacer el censo de la población, para que yo sepa cuánta gente tengo. » Joab entregó al rey los resultados del censo: en Israel había ochocientos mil hombres aptos para el servicio militar, y en Judá quinientos mil. Pero, después de haber hecho el censo del pueblo, a David le remordió la conciencia y dijo al Señor: «He cometido un grave error. Ahora, Señor, perdona la culpa de tu siervo, porque ha hecho una locura.»(Samuel 24, 2)

Dios quería enseñarle a David una lección. La lección era que no confiara en sus tropas, sino en Él. Nuevamente  haciendo que el evangelio sea nuestro diario de vida, con su sencilla y clara explicación del mismo,  ¡Cuántas veces hemos tenido que pagar por no haber aprendido esa lección! Cuantas veces no nos hemos puesto a hacer censos nosotros; censo de la despensa para contar los alimentos que nos quedan, censos del dinero que tenemos en el banco, y no es que no debamos tener orden el la administración, es solo que no debemos poner por encima de la providencia de Dios lo que tenemos, no es garantía, podrías tener la despensa llena y contar una y otra vez los alimentos para "estar seguro" de lo que tienes, o consultar tu saldo en el banco diariamente para también "estar seguro" de cuanto dinero tienes, ¿ pero sabes que? eso no te da seguridad y para muestra un botón hace unos meses Venezuela se enfrentó a un problema de corrupción con los Bancos y hubo un cierre masivo de entidades bancarias , sin aviso y sin protesto, y si es cierto que algunos recuperaron su dinero, también lo es el hecho de que muchos lo perdieron,de nada les sirvió guardar y contar su dinero en el banco, eso no les dio la seguridad que creyeron tendrían. Si contáramos solo con Dios por encima de todas las cosas terrenales no tendríamos que andar haciendo censos.
PAZ Y BIEN ¡¡¡

martes, 2 de febrero de 2010

La bondad como única fuente de sabiduría

"¿Así que eres sabio y entendido?Si tu sabiduría es modesta, veremos sus frutos en tu conducta noble" (Santiago3:13)

"En cambio la sabiduría que viene de arriba es, ante todo, recta y pacifica, capaz de comprender a los demás y de aceptarlos; esta llena de indulgencia y produce buenas obras" (Santiago 2:17)

Si deseo ver una característica de Dios la mas grande y fundamental es que Dios es espíritu y que como espíritu requiere que aquellos que le buscan lo hagan en espíritu y verdad ,el no llegar a entender algo tan simple como eso, es lo que nos mantiene alejados de Dios.

Ahora bien, esa espiritualidad de Dios lo hace ser sobrenatural, y una de las maneras de acercarnos a esa "sobrenaturalidad" , a ese amor en espíritu y verdad, es por los dones del Espíritu Santo que son hábitos sobrenaturales infundidos por Dios en nuestras almas.

Los dones son infundidos por Dios. El alma no podría adquirir los dones por sus propias fuerzas ya que transcienden infinitamente todo el orden puramente natural.


Por la moción divina de los dones, el Espíritu Santo, rige y gobierna inmediatamente nuestra vida sobrenatural. Ya no es la razón humana la que manda y gobierna; es el Espíritu Santo mismo, que actúa como regla, motor y causa principal única de nuestros actos virtuosos, poniendo en movimiento todo el organismo de nuestra vida sobrenatural hasta llevarlo a su pleno desarrollo.

Así entonces,la sabiduría que es una característica divina y no es natural, la sabiduría la da Dios, no los humanos, en ninguna universidad te enseñan sabiduría y el ser sabio es un legado divino, que se aprecia desde la practica de la Bondad.

La Bondad actúa en el corazón del que la practica como un autentico fruto.

La Bondad es la mas dulce de todas las pasiones, es lo único que te hace superior a los demás, el actuar con bondad eleva tu alma y esa es la recompensa, pero solo el sabio es capaz de sentirla, la bondad es una de las características del sabio.
PAZ Y BIEN ¡¡¡

La fe en obras...Creer y obrar, ese es el proceso de la fe

Cuando decimos, "Ten Fe",o "no pierdas la Fe", nos estamos refiriendo a una Fe teórica, ya que la Fe que se pierde en la teórica, es por eso que a veces nos hallamos pidiéndole a Dios que aumente nuestra Fe, pero no es ese el camino, no es Dios quien va a instalar la Fe en nuestro corazones, ni quien va a aumentarla, somos nosotros los que vamos a practicar la Fe por medio de nuestras obras:

"Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve". (Hebreos 11:1)

Santiago,2:20:"¿Será necesario demostrarte, si no lo sabes todavía, que la fe sin obras no tiene sentido?"

Santiago 2:24 "Entiendan, pues,que uno llegar a ser justo a través de las obras y no solo por la fe".

Santiago 2:26: "Porque así como un cuerpo sin espíritu esta muerto, así también la fe que no produce obras esta muerta"

Fe es obrar positivamente, así las circunstancias sean contrarias. La Palabra nos muestra que aquellos hombres de Dios como Noé y Abraham que alcanzaron buen testimonio delante del Señor, creyeron aunque las circunstancias eran adversas y todo apuntaba a que no ocurriría aquello en lo que habían creído. Uno predicó sobre un diluvio en una época en que ni siquiera llovía, el otro recibió promesa de un hijo cuando su esposa no podía ya concebir. Los dos creyeron y a su tiempo oportuno vieron respuesta.


La fe no es pensar con la lógica humana es razonar con la mente de Dios.


Si permitimos que la razón gobierne nuestros pensamientos cuando estamos clamando por un milagro, probablemente no ocurrirá nada. Pero si nos atrevemos a creer, pensando que en la mente de Dios y bajo Su poder, todo es posible, aquello que anhelamos y que está conforme a la voluntad divina, ocurrirá.


Y esto es por encima de que nada ocurra de inmediato.- La fe que caracterizó a los hombres de Dios, proclamaba la ocurrencia de hechos y el cumplimiento de promesas, aún cuando ni siquiera lograron ver que ocurriera nada que hiciera prever que su fe iba a ser galardonada. En todo momento descansaron en Dios, y además, tuvieron el convencimiento de que Él cumpliría su palabra.

Creer y obrar, ese es el proceso de la fe, aunque experimentaron pruebas y situaciones que estaban más allá de sus capacidades, los hombres de Dios creyeron. Iban afianzados en las promesas. Veían con los ojos de la fe, no con los ojos físicos. Proclamaban como ocurrido aquello que sabían que ocurriría .

Eso es la fe en obras, es dejar que nuestra lógica humana se aparte de nuestros pensamientos y pensar con la mente de Dios, es creer ciegamente aun en aquello que ni siquiera es posible que suceda, pero que aun sin tener la mas mínima idea de cómo, sabemos que sucederá y nos abandonamos en Dios y esperamos con paciencia seguros de que ocurrirá.

Eso es obrar en la fe, es caminar sabiendo que todo ocurrirá según la voluntad de Dios y en sus tiempos, aunque no obtengamos exactamente lo que pedimos, saber que está ocurriendo pero de otra manera que no entendemos, pero que si está ocurriendo.

En la Biblia hay muchos ejemplos de esta fe en obras:
Así :
"Por la fe de Abel su sacrificio fue mejor que el de su hermano Cain". (Hebreos 11:4) "Por su fe también Henoc fue trasladado al cielo en vez de morir..." (Hebreos 11:5)
"Por la fe Noé escucho el anuncio de acontecimientos que no se podian anticipar y construyó el arca..."(Hebreos 11:7)
"Por la fe Abraham llamado por Dios obedeció la orden de salir para un pais que recibiria en herencia y partió sin saber a donde iba" (Hebreos 11:8)
"Por la fe pudo tener un hijo a pesar de su avanzada edad y de que Sara era tambien esteril, pues tuvo confianza en el que se lo prometía.(Hebreos 11:11)
"Por la fe Abraham fue a sacrificar a Isaac cuando Dios quiso ponerlo a prueba" (Hebreos 11: 17)

De todas estas manifestaciones de fe podemos concluir que lo importante es actuar según la fe en Dios y tomar decisiones inspiradas en esa fe, con la mente de Dios convertida una sola con nosotros, dejando de lado nuestra mente humana,no fue fácil para Abraham, ni para Moises, ni para Noé...pero, para ellos siempre existía la certeza de que Dios queria hacer algo con ellos, y sus vidas serían fecundas de la manera que fuese.

PAZ Y BIEN ¡¡¡