jueves, 17 de diciembre de 2015

LA REBELDÍA

Tito 1:16 dice: "Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, SIENDO ABOMINABLES Y REBELDES, reprobados en cuanto a toda buena obra". 

1 Samuel 15:23 “Porque la rebelión es como pecado de adivinación, y la desobediencia, como iniquidad e idolatría. Por cuanto has desechado la palabra del SEÑOR, El también te ha desechado para que no seas rey”.

Jeremías: 3: 10 “Con todo esto, su hermana la rebelde Judá no se volvió a mí de todo corazón, sino fingidamente dice Jehová.”. Dios dijo: "Yo le he dado a ella la oportunidad de que se vuelva a Mí. Yo la hubiera recibido, pero ella no quiso regresar”, 22.  "¡Convertíos, hijos rebeldes, y os sanaré de vuestras rebeliones! Aquí estamos, venimos a ti, porque tú, Señor, eres nuestro Dios." 

Y Oseas 4:16, “Porque como novilla indómita se apartó Israel”. 

En el campo y cuando intentas que las novillas suban a los camiones para ser transportadas de un lugar a otro, se sabe lo que es tratar con estos animales. Cuando ellas se rebelan y no quieren subir al camión endurecen sus patas, se ponen tan rígidas como pueden y se obstinan de tal manera, que resulta poco menos que imposible obligarlas a moverse y andar. Y al tratar de empujarlas, al no querer avanzar, comienzan a resbalarse hacia atrás, retroceden, se dejan deslizar hacia atrás de tal manera que es prácticamente imposible hacerlas avanzar hacia adelante. Esta creo, es la imagen con la que Dios ilustró la rebeldía.

La rebeldía es negarse a seguir el camino de Dios, es negarse a escucharle a Él. Y cuando nosotros actuamos como las novillas, cuando afirmamos nuestra voluntad contra la voluntad de Dios, terminamos haciendo lo mismo que esos animales, es decir, retrocediendo en vez de avanzar. Si nos rebelamos contra el Señor y Su voluntad, solo conseguimos alejarnos cada vez más de Él. 

Dios le estaba diciendo al reino de Judá que aprendiera la lección del reino de Israel, que ya había sido conducido al cautiverio. Y les recordó que Israel había hecho exactamente lo que ellos estaban haciendo. Había sido obstinada y rebelde como una novilla. Pero Dios había tratado de que Israel regresara a Él, y ellos no lo hicieron así. Como resultado, fueron llevados al cautiverio. Así que lo que le sucedió a Israel debería servir como lección y como advertencia al reino de Judá.

Isaías 1:28 dice: "Pero LOS REBELDES Y LOS PECADORES a una serán quebrantados, y los que dejan a Jehová serán consumidos".

Isaías 59:12-13 dice: "Porque NUESTRAS REBELIONES se han multiplicado delante de ti, y NUESTROS PECADOS han atestiguado contra nosotros; porque con nosotros están NUESTRAS INIQUIDADES, y conocemos nuestros pecados; el prevaricar y MENTIR contra Jehová, y el apartarse de en pos de nuestro Dios; EL HABLAR CALUMNIA Y REBELIÓN, concebir y proferir de corazón palabras de mentira”.

La razón es la primera causa de rebelión; por eso es que no podemos controlar nuestras palabras a menos que primero tratemos detalladamente con nuestra razón.
Las palabras rebeldes provienen del razonamiento que a su vez se origina en el pensamiento. Por eso el pensamiento es factor dominante de la rebelión. 

2 Corintios 10:5  “Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios,  y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo”. 

Este es el secreto para controlar la rebeldía. Llevar cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo.

No hay comentarios: