sábado, 28 de septiembre de 2013

RESILIENCIA

Hay situaciones de quebranto y ésta, es el escenario perfecto para que la desazón haga su entrada triunfal; están dadas las condiciones para que la angustia esté  presente en todo su esplendor. El momento ideal para la frustración y el típico pensamiento de quien permite que el quebranto se torne en derrota: “abandono esta balsa”.
Ahora, después de mirar con detalle esta situación… Hago silencio,Señor y  te explico todo lo que contiene el vaso de mi alma, vaso que está desbordado de emociones encontradas, es una tormenta de ideas, Señor me puse a escuchar la tormenta, y obvie la orden que me diste en días pasados de “pasar al otro lado” .
Siento que  “Hay un límite… y que estoy justo allí”. Señor esta situación me supera y es que hace mucho, pero mucho tiempo no experimentaba este nivel de  desconcierto e inconformidad. Levanté gritos de transparencia en tu presencia, no me quejé, pues evidentemente tú no tienes la culpa de que los humanos no hagamos lo que deberíamos hacer, de que no recordemos tus promesas en momentos de angustia… Te dije lo que pienso y tú guardaste silencio mientras mi boca se llenaba de palabras de inconformidad. Eres tan comprensivo, tan misericordioso.
Una vez terminé mi exposición, me hiciste saber: “entiendo perfectamente esa sensación que tienes… la he tenido yo contigo”. 
Yo, ya no tengo más palabras, solo escucho y entonces, traes a mi mente esta palabra: “RESILIENCIA” ya una vez me la mostraste y se la enseñé a mi hija, la analizamos juntas y vimos lo majestuoso de su significado, sí, la leí, la interprete, pero no la internalicè, tu sabías que me iba a hacer falta más adelante. 
Significa "rebotar" de una experiencia difícil, como si uno fuera una bola o un resorte. Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y no solo sobreponerse a ellas, sino ver mas alla de la situación la mejoría. ”Las personas resilientes poseen tres características principales: saben aceptar la realidad tal y como es; tienen una profunda creencia en que la vida tiene sentido; y tienen una inquebrantable capacidad para mejorar.
¿Eso es lo que quieres decirme? Perfecto. Entiendo tu punto, seré resiliente, la desarrollaré y me sobrepondré a este escenario… Que grande eres Señor, hoy mientras meditaba en esta palabrita me regalaste esto:
“Mira, hoy te he hecho fuerte,
como ciudad fortificada que no se puede conquistar,
como columna de hierro o pared de bronce.
Te enfrentarás contra toda esta tierra:
contra los reyes, los funcionarios, los sacerdotes y el pueblo de Judá.
Ellos pelearán contra ti, pero fracasarán,
porque yo estoy contigo y te protegeré.
¡Yo, el Señor, he hablado!” Jeremías 1.18-19
Sé que estás conmigo, eres mi fortaleza y mi ayuda. Estás por encima de todo y todos, estás por encima de mis ideas y vista corta… Tú ves más allá, es en ti que se puede ser resiliente, es a través de ti que me sobrepondré, es con tus ideas que seré flexible, y es que tú ya sabes lo que yo no veía , que estaba en VICTORIA.
La victoria tiene un nombre y, evidentemente, no es el mío, ni el de aquel, ni el de este otro; solo tu nombre JESÚS y contigo es que  estamos en VICTORIA.
Tú eres el escenario de la VICTORIA. Habito en ti. Descanso en tus ideas. Mi mirada está puesta en ti y no en los hombres. Tú eres la respuesta y no yo.
Tú eres el escenario.

4 comentarios:

ALEJANDRA MARIN ROMERO dijo...

Asi mismo es comadrita...excelente escrito...nadie nos puede llevar...hay que llegar solo...RESILIENCIA....

Teresa Beatriz dijo...

Hola Maribel, qué hermosa enseñanza, justo ayer, mientras hablaba con Dios, puso en mi corazón una vez más esta palabra... resiliencia, es impresionante amiga, cuantas veces nos identificamos en el Señor con lo que nos pasa. En estos días tengo pensado escribir sobre este tema, ya lo he hecho pero Dios me volvió a hablar y ahora al abrir tu blog me encuentro con este poderoso mensaje y como dice la Palabra el que tiene oídos oiga lo que le dice el Señor y Dios me ha hablado a través tuyo. Te llevo en mi corazón siempre, te extraño y te deseo un comienzo de semana victorioso en Cristo Jesús. Bendiciones y saludos, tu amiga argentina. Tere

Maribel MM dijo...

Gracias Querida Tere, tiempo sin saber de ti, yo también te extraño mucho, te escribí un correo tere querida, recibe un abrazo

Maribel MM dijo...

Gracias comadrita, te regalo esa palabra "Resiliencia" el Señor me la regalo a mi