Amado Dios en el mundo

domingo, 29 de diciembre de 2013

Oración de Fin de año


Padre queremos darte las gracias por permitirnos cenar nuevamente en familia, por estos alimentos y por la oportunidad que nos das para poder orar juntos y decirte que hoy aceptaremos tus promesas y depositaremos nuestra fe en ellas, elegimos el camino que conduce a ti, tu sanadora voz nos protege, dejamos todo en tus amorosas manos, no vamos a estar ansiosos por nada.

Queremos agradecerte Señor que así como compartimos los alimentos con nuestros familiares, amigos y compañeros, nos permitas compartir con ellos también, tus virtudes, tus dones y tus bendiciones. Danos señor la oportunidad de copiar tu carácter, de cosechar tus frutos en nuestros corazones: El amor, el gozo, la paz, la paciencia, la benignidad, la bondad, la fe, la mansedumbre, la templanza.

No te vamos a pedir Señor porque sabemos que estas a cargo de todo, solo te queremos dar las gracias Señor, porque sabemos que al que tiene hambre le darás pan, y  que al que tiene pan, le darás hambre de ti, de tu verdad.

Te damos las gracias señor porque asistirás desde el cielo a todos los que sufren en el mundo, cubrirás a los que duermen a la intemperie, consolarás a los que han sufrido pérdidas familiares, acompañarás a los que están privados de su libertad.

Te damos gracias Señor porque sabemos que sostendrás a quienes han perdido toda esperanza; consolarás a quienes gritan o lloran por sus dolores; protegerás a quienes no pueden hacerlo solos; alentarás a quienes buscan rehabilitarse y dotarás de paciencia, humildad, constancia, perseverancia y firmeza a quienes están en el camino de la sanación.

Te damos gracias Padre porque sabemos que alumbrarás a quienes pasan una "noche oscura" y desesperan; que iluminarás a quienes ven tambalear su fe y se sienten atacados por la duda; porque apaciguarás a quienes se impacientan viendo que no mejoran; devolverás la paz y la alegría a quienes se llenaron de angustia; disminuirás los padecimientos de los más débiles y ancianos; y velarás junto al lecho de los que perdieron el conocimiento.

Bendecirás abundantemente a quienes asisten a nuestros hermanos en su dolor, los consuelan en su angustia, los protegen con caridad y los acompañan en su rehabilitación.

Y por último Padre te damos gracias por conducir a los que más lo necesitan a tu encuentro, y por darles el descanso eterno.

Esta noche Padre te pedimos que nos concedas conforme a tu voluntad que este año 2014 el Espíritu Santo produzca más y más de Su fruto en nuestras vidas y los siembre para siempre en nuestros corazones y así poder disfrutar de tus promesas.



Mc 6:41 El, tomando los cinco panes y los dos peces, alzando los ojos al cielo, bendijo y partió los panes y se los entregó a los discípulos para que se los sirvieran, y los dos peces los repartió entre todos

Amén.


PAZ Y BIEN ¡¡¡

jueves, 17 de octubre de 2013

Pruebas de Dios? Castigo Divino?

Hoy estaba en la cocina reflexionando, le decía a mi hija, que no creía que las tribulaciones fuesen pruebas que Dios nos impone, mucho menos castigos, ni tampoco las permite, el Dios que yo conozco es un Dios de Amor , es un Padre. ¿Qué padre va a imponer a su hijo una prueba en la que lo va a ver sufrir con el solo fin de que madure o crezca? ¿Qué padre va a ver que a su hijo le viene un castigo y lo va a permitir para probar la fe de su hijo en El? ¿Qué padre va a castigar a su hijo con un sufrimiento? ninguno, ¿Si Dios es nuestro Padre, porque pensar que El nos impone estos sufrimientos o los permite o peor aun nos castiga? Estos argumentos que utilizamos provienen de la ignorancia: "Dios lo castigo" "Dios lo está poniendo a prueba" "Dios permitió que eso malo le ocurriera para que creciera espiritualmente" NO, Dios es un padre amoroso y ningún padre harìa eso con un hijo.

Job (37:20)
Entonces, enséñanos qué decirle a Dios.
    Somos demasiado ignorantes para presentar nuestros propios argumentos.

    ¿Puede una persona hablar cuando está confundida?

 No nos podemos imaginar la potencia del Todopoderoso;
    pero aunque él es justo y recto,
    no nos destruye.

A pesar de la infidelidad del pueblo, Dios se muestra incapaz de renunciar a su amor, y lo expresa con palabras llenas de profunda ternura, incluso cuando se ve obligado a quejarse de la falta de correspondencia de sus hijos: «Yo enseñé a Efraín a caminar, tomándole por los brazos, pero ellos no conocieron que yo cuidaba de ellos. Con cuerdas de bondad los atraía, con lazos de amor, y era para ellos como los que atan a un niño contra su mejilla, me inclinaba hacia él y le daba de comer (...) ¿Cómo voy a dejarte, Efraín?, ¿cómo entregarte, Israel? ( ... ) Mi corazón está en mí trastornado y a la vez se estremecen mis entrañas» (Os 11, 3-8;  Jr 31, 20).

Claro clamor de un Padre que sufre por sus hijos; yo tengo hijos 5 y tengo también 6 nietos, en este mundo por supuesto, mundo de torbellinos, cada uno hace su vida y vive con su familia, pero siempre surge algún contratiempo, yo como madre puedo expresar:  -  ¡bueno¡ esto le servirá para que madure- y acto seguido lo apoyo y lo ayudo a salir de la tribulación, le infundo fuerzas con mi cariño, y estoy a su lado hasta que supere el acontecimiento... ese es el papel de toda madre, de todo padre, pero de ahí, a pensar que yo para que mi hijo madure permito que alguien le haga daño, o le mande a hacer daño, o lo castigue con un dolor es muy macabro, pues pienso que lo mismo sucede con nuestro Padre Celestial, que solo está al pendiente de sus hijos, viendo todo lo que les sucede en este mundo de violencia, aflicción, enfermedad,para darnos fortaleza, animo, para decirnos que El está con nosotros, que todo va a pasar, que estaremos bien, ¿Entonces como acusar a un padre de propiciar de la manera que sea, directa o indirectamente el mal a un hijo? Dios es nuestro PADRE, no es una figura que está en el cielo viendo a quien castiga, a quien le prueba la fe, o quien permite que sea afligido , No ese no es su papel, el es un Padre amoroso, que nos ama a pesar de nuestra ingratitud, que nos cuida, que esta pendiente de nosotros.

Sabernos hijos de Dios nos da una profunda confianza. No tememos a nadie ni a nada: «Si Dios está conmigo, ¿quién contra mí?». Confianza porque sé que Dios no puede permitir que un hijo suyo sea perjudicado.  No es Dios quien  permite la tribulación, ni quien impone  pruebas, ni quien castiga, su papel en la tribulación es darnos fortaleza, garantizar que nada podrá con nosotros, que tendremos fuerzas mas grandes que la tribulación para sobrellevarlas y lógico mientras esto sucede sacarle provecho a lo ocurrido, decir -esto le va a servir para...- pero de ahí a causarla hay un gran trecho, estamos hablando de un Padre, no de una figura imaginaria que va a echar por tierra todo lo grande y bello de su creación para agradar a sus hijos, para que sus hijos vivieran en santa paz, que por supuesto, sus hijos no apreciaron y dañaron y dañan cada día mas, es muy fácil decir, esta enfermedad es un castigo divino, o una prueba que Dios me mando o que Dios permitió, No, nada de eso, esa enfermedad es consecuencia del trato del hombre al ambiente, al daño que le hizo el hombre a esa naturaleza hermosa que Dios le dejó, es como si le entregas un apartamento a tu hijo, bello, amoblado, y el lo deja llenar de moho, se enferma y después dice que tu lo permitiste, para que aprendiera a apreciar lo que tiene, o que lo castigaste porque no lo cuido, o que lo estas probando a ver si madura, ¡NO¡, tu no tienes nada que ver con lo sucedido, pues bien, Dios tampoco.

 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.

En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.( 1 Juan 4 )

sábado, 28 de septiembre de 2013

RESILIENCIA

Hay situaciones de quebranto y ésta, es el escenario perfecto para que la desazón haga su entrada triunfal; están dadas las condiciones para que la angustia esté  presente en todo su esplendor. El momento ideal para la frustración y el típico pensamiento de quien permite que el quebranto se torne en derrota: “abandono esta balsa”.
Ahora, después de mirar con detalle esta situación… Hago silencio,Señor y  te explico todo lo que contiene el vaso de mi alma, vaso que está desbordado de emociones encontradas, es una tormenta de ideas, Señor me puse a escuchar la tormenta, y obvie la orden que me diste en días pasados de “pasar al otro lado” .
Siento que  “Hay un límite… y que estoy justo allí”. Señor esta situación me supera y es que hace mucho, pero mucho tiempo no experimentaba este nivel de  desconcierto e inconformidad. Levanté gritos de transparencia en tu presencia, no me quejé, pues evidentemente tú no tienes la culpa de que los humanos no hagamos lo que deberíamos hacer, de que no recordemos tus promesas en momentos de angustia… Te dije lo que pienso y tú guardaste silencio mientras mi boca se llenaba de palabras de inconformidad. Eres tan comprensivo, tan misericordioso.
Una vez terminé mi exposición, me hiciste saber: “entiendo perfectamente esa sensación que tienes… la he tenido yo contigo”. 
Yo, ya no tengo más palabras, solo escucho y entonces, traes a mi mente esta palabra: “RESILIENCIA” ya una vez me la mostraste y se la enseñé a mi hija, la analizamos juntas y vimos lo majestuoso de su significado, sí, la leí, la interprete, pero no la internalicè, tu sabías que me iba a hacer falta más adelante. 
Significa "rebotar" de una experiencia difícil, como si uno fuera una bola o un resorte. Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y no solo sobreponerse a ellas, sino ver mas alla de la situación la mejoría. ”Las personas resilientes poseen tres características principales: saben aceptar la realidad tal y como es; tienen una profunda creencia en que la vida tiene sentido; y tienen una inquebrantable capacidad para mejorar.
¿Eso es lo que quieres decirme? Perfecto. Entiendo tu punto, seré resiliente, la desarrollaré y me sobrepondré a este escenario… Que grande eres Señor, hoy mientras meditaba en esta palabrita me regalaste esto:
“Mira, hoy te he hecho fuerte,
como ciudad fortificada que no se puede conquistar,
como columna de hierro o pared de bronce.
Te enfrentarás contra toda esta tierra:
contra los reyes, los funcionarios, los sacerdotes y el pueblo de Judá.
Ellos pelearán contra ti, pero fracasarán,
porque yo estoy contigo y te protegeré.
¡Yo, el Señor, he hablado!” Jeremías 1.18-19
Sé que estás conmigo, eres mi fortaleza y mi ayuda. Estás por encima de todo y todos, estás por encima de mis ideas y vista corta… Tú ves más allá, es en ti que se puede ser resiliente, es a través de ti que me sobrepondré, es con tus ideas que seré flexible, y es que tú ya sabes lo que yo no veía , que estaba en VICTORIA.
La victoria tiene un nombre y, evidentemente, no es el mío, ni el de aquel, ni el de este otro; solo tu nombre JESÚS y contigo es que  estamos en VICTORIA.
Tú eres el escenario de la VICTORIA. Habito en ti. Descanso en tus ideas. Mi mirada está puesta en ti y no en los hombres. Tú eres la respuesta y no yo.
Tú eres el escenario.

domingo, 8 de septiembre de 2013

¿Quién nos quitará la piedra de la entrada del sepulcro?

Cuando pasó el sábado, María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé compraron especias aromáticas para ir a ungir el cuerpo de Jesús. Muy de mañana el primer día de la semana, apenas salido el sol, se dirigieron al sepulcro.  Iban diciéndose unas a otras: «¿Quién nos quitará la piedra de la entrada del sepulcro?» Pues la piedra era muy grandePero al fijarse bien, se dieron cuenta de que estaba corrida.(Marc. 16:1-4)

Hace unos días estaba leyendo la Biblia y mis ojos se posaron en este versículo, que dicho sea de paso he leído cualquier cantidad de veces, pero que nunca había reparado en esta pequeña frase, que se quedo grabada en mi mente dando vueltas :¿Quién nos quitará la piedra de la entrada del sepulcro?

Marìa Magdalena, Marìa la madre de Jacobo y Salomé iban caminando al sepulcro, y durante el trayecto se decían una a la otra ¿Quién nos quitará la piedra de la entrada ? preocupadas imagino, porque debían entrar a ungir el cuerpo de Jesús con las especias aromáticas, pero tenían un pequeño "problema", la piedra pesaba mucho, era una gran rueda, ellas no podían  y no tenían quien se las quitara, para entrar al sepulcro .

Mateo 28:2, “Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, y se sentó sobre ella”. Esta gran piedra (Marco 16:4) era una rueda que corrió en una ranura y cubrió la entrada del sepulcro. Se rodaba a la izquierda para abrirse, pero el ángel la quitó de su ranura y se sentó sobre ella. 

El ángel no quitó la piedra para que Jesús saliera, sino para que la gente pudiera ver que la tumba estaba vacía. El cuerpo resucitado de Cristo no fue sacado ni por paredes o puertas, ni por esta piedra.

Ahora bien, ¿Donde estaba el problema de ellas? ¿ Era realmente un problema? dice la escritura que cuando llegaron al sepulcro la piedra estaba corrida, entonces, ¿de que les sirvió ir por todo el camino preocupadas, por un problema que solo estaba en sus mentes?
Cuantas veces no andamos pensando en problemas que no lo son aun, problemas fabricados por nuestra mente, cuanto tiempo no perdemos con estas preocupaciones de cosas que ni siquiera van a suceder.

Este pasaje me hizo reflexionar : Siempre sufriendo por lo que pueda pasar, siempre pensando en posibles peligros o problemas: para algunas personas, la preocupación constituye una compañera permanente que les impide vivir de manera relajada. Se sienten nerviosas con facilidad y pueden incluso tener dificultad para conciliar el sueño o concentrarse. Su mente está siempre alerta, dando vueltas alrededor de los temas que en ese momento les inquietan.
Estas tres mujeres emplearon su tiempo en una preocupación de un hecho que nunca ocurrió  no tuvieron que mover ninguna piedra, porque ya la había movido el ángel mandado del cielo y no para que Jesús saliera, sino para que las personas pudieran entrar y comprobar que el no estaba, que había resucitado.
La palabra preocupación significa justamente ocuparse con insistencia de algo antes de que suceda, lo que causa desasosiego o temor. Pero, ¿tiene sentido angustiarse por lo que todavía no ha ocurrido? 
Preocuparse por anticipado genera estrés a través de la imaginación, lo cual tiene idénticas repercusiones físicas, mentales y emocionales que una situación real. Asì que de ahora en adelante deja de preocuparte por ¿quien quitará la piedra? De la misma manera que el Señor lo hizo con la del sepulcro, enviará un ángel a quitar la tuya.
PAZ Y BIEN ¡¡¡

viernes, 9 de agosto de 2013

LA VIRGEN...cooperadora en la obra de la Redención humana

Me encontraba orando, ya para dormir, en mi habitación y luego de hacer un "Padre Nuestro", mi mente comenzó a recitar un "Ave Marìa" mecánicamente,digo "mecánicamente" porque hace ya muchos años que no lo hago, fui católica por herencia, hasta que me tope con un cura católico "Fray Miguel" en mi parroquia, que me invitó a leer  la Biblia, y fue así, como  poco a poco, el Señor me fue dando respuesta a muchas de mis interrogantes y revelando a través de su palabra lo que El consideraba que debía mostrarme, una de las cosas que me mostró fue, que no debo utilizar mediadores  para llegarle a El, o mejor dicho, que solo hay un  mediador  "Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos". 1º Timoteo 2,5. 

Pero no me lo impuso, me lo hizo sentir, me hizo sentir que con El era suficiente, que había una relación directa entre El y yo, que como mi padre que es, está dispuesto a escucharme y consolarme cada vez que fuera necesario y hasta cuando no era necesario, comenzó una relación directa, hermosa entre los dos, y al tiempo me di cuenta que ninguno de los mediadores que yo utilizaba para llevarle mi mensaje a Dios me hacían falta, sus respuestas eran inmediatas.   

Yo tenia una colección de imágenes de virgencitas, de porcelana de la mas fina, venidas de todos los lugares del mundo,¡¡¡ mi orgullo pues¡¡¡

“Efraín, ¿yo qué tengo que ver con las imágenes? ¡Soy yo quien te responde y cuida de ti! Soy como un pino siempre verde; tu fruto procede de mí.»El que es sabio entiende estas cosas; el que es inteligente las comprende.” (Oseas 14;8-9)

Hasta el día que mi vista se posó sobre este versículo en la Biblia, permanecieron las imágenes en mi casa, repito, no por obligacion ni fanatismo religioso, no tengo religión, tengo sí, una estrecha RELACIÓN con JESÚS

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí. " (Juan 14:6)

Jesucristo dijo que nadie podía ir al Padre sino por El (Juan 14:6), y 1 Timoteo es aún más específico: Único es Dios, único también es el mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, verdadero hombre. El entregó su vida para rescatar a todos (2:5). Cristo es nuestro mediador, porque es El quien nos lleva a tener relación con Dios. El pagó todo lo que Dios pedía por nuestros pecados, para que nosotros los pecadores pudiéramos orar directamente, "Padre nuestro...".

¿Por qué diría Dios que Cristo Jesús es el único mediador si fuera mentira, y realmente hubiera muchos mediadores?
¿Porque orar a los santos o a la Virgen?, quien para mi es la mujer mas honrable y querida que existió jamas, solo de pensar en el momento en que  recibió a su hijo muerto, una vez bajado de la cruz y se lo pusieron en sus brazos, se me arruga el corazón y me dan ganas de llorar. La virgen tiene su lugar en la historia de Jesús, pero el carácter de divinidad, de único, de camino, de verdad, lo tuvo únicamente su hijo, la virgen no pago con su vida por nuestros pecados, fue a El a quien Dios sacrifico, y su recompensa es la honra, la adoración, la alabanza, debemos respeto a su madre la Virgen, amor, pero hasta ahí, la veneración, la adoración, la alabanza, el ruego, la oración se la gano su hijo en la cruz.

Por otro lado ¿Son los santos y la propia Virgen omniscientes y omnipresentes, de tal manera que puedan entender miles de oraciones de todo el mundo, en muchos idiomas diferentes, todos al mismo tiempo? Por supuesto que No, sólo Dios es omnisciente y omnipresente.

Tal vez algunos dirán  que es un medio para llegarle a Dios, no se usted, pero yo prefiero ir directamente a El, ¿como se sentiría usted como padre, si su hijo  fuera a consultarle todo a los abuelos, en lugar de hacerlo directamente con usted?, mostrando ese amor, ese respeto esa comunicación , esa "camaradería", ¿le agradaría que no confiara directamente en usted? lo mismo siente nuestro Padre celestial cuando usamos intermediarios, así ese intermediario sea su propia madre. Sólo Dios puede estar en todos los lugares a la vez para escuchar las miles de oraciones que llegan de todo el mundo al mismo tiempo y en todos los idiomas. ¿Hay alguna buena razón para que no oremos directamente a Él?

Dios nos ama. El desea ser nuestro amigo y nuestro Padre. Dios nos pide que oremos directamente a El, que tengamos comunión con El, que lo honremos y lo adoremos. 

El se siente abandonado cuando veneramos a alguien más o algo. La Biblia nos dice que El es Dios celoso de nuestro amor, y para que comprendamos esto, nos da la ilustración del esposo que no quiere que su esposa se vaya con otros hombres. ¿Qué le estamos diciendo a Dios cuando le damos la espalda y oramos a un santo o a la virgen? 

En la Biblia encontramos ejemplos tanto de hombres como de ángeles que no permitieron que la gente se postrara ante ellos, y enseñaron que eso no se debe hacer. Cuando Pedro entró, Cornelio le salió al encuentro y cayó a sus pies con mucho respeto. Pero Pedro lo levantó y le dijo: Levántate, que también yo soy hombre (Hechos 10:25-26; 

Moisés, al dirigirse a los hebreos, el pueblo escogido de Dios y no a los paganos, les dijo que el Señor no se reveló a ellos cuando les dio los Diez Mandamientos, por una precisa razón: Para que el pueblo de Dios no hiciera imágenes de Dios mismo -Ustedes no vieron figura alguna el día en que Yavé les habló en el monte Horeb en medio del fuego. Por tanto no vayan a corromperse: no se hagan un ídolo, o sea, un dios esculpido con forma de hombre o de mujer (Deuteronomio 4:15-16; Lo que se prohibió aquí no fue una imagen pagana, sino cualquier imagen que el pueblo escogido de Dios pudiera haber hecho de Dios, de hombres o de mujeres.

Dios siempre está a nuestro alcance si nos dirigimos a Él directamente, con las manos vacías y, sobre todo, con la mente vacía, es decir, sin ideas preconcebidas acerca de Aquel que no podemos abarcar. El querer llegarle a Dios por medio de “otra cosa” que no sea su hijo Jesucristo es justamente lo que nos aleja de Su Presencia..

Fueron tantos años pidiéndole a la virgen, como mediadora que anoche, cuando oraba, iba a comenzar el Ave Marìa, sentí como una voz me decía:-¿ No te quedó claro lo de la Virgen?, te lo voy a aclarar aun mas, la Virgen fue humana, y como humana, murió , su cuerpo se corrompió, y su espíritu regreso a Dios, y ahí está a la espera al igual que el resto. Cuando morimos nuestro cuerpo se vuelve polvo como dice Génesis 3:19, pero nosotros no solo somos cuerpo como vemos en 1Tesalonicenses 5:23, también somos espíritu y la escritura enseña en Eclesiastés 3:21, que el espíritu sube a Dios. Así que no hay espíritus vagando por este mundo ni almas en pena esperando algún tipo de descanso, ni hay la posibilidad de que alguien que  murió este de intermediario trabajando para Dios, ni siquiera la misma virgen-,  eso me lo dejó bien claro Dios esta mañana, la Virgen está, al igual que todos, esperando la venida del Señor .

No se trata de rechazar a la Virgen, Además la Virgen fue constituida por Dios cooperadora en la obra de la Redención humana. Mas porque la obra de la redención del género humano se llevó a cabo por la muerte de Cristo. Pero, lMadre de Dios salió de este mundo conforme a la condición de la carne mortal


jueves, 23 de mayo de 2013

Mensaje para Sebna

Esto me dijo el Señor, el Señor de los ejercitos celestiales:" Enfrentate a Sebna, el administrador del Palacio, y dale este mensaje:

¿Quien te crees que eres?
y que haces aqui,
construyèndote una hermosa sepultura,
un monumento en lo alto de la roca?
Pues el Señor està a punto de arrojarte lejos,
hombre poderoso.
Te agarrarà, te arrugarà y harà de ti una bola
y te lanzarà a una tierra àrida y distante.
Alli moriràs, y tus gloriosos carros de guerra quedaràn
rotos e inùtiles.
Eres una verguenza para tu amo.
Si, te sacarè de tu puesto- dice el Señor-
te derribarè de tu elevada posiciòn y entonces llamarè
a mi siervo Eliaquin, hijo de Hilcias, para que te reemplace...
llegarà el dìa en que yo sacarè el clavo que parecìa tan firme;
saldra y caerà al suelo y todo lo que sostiene se caerà junto
con èl. ¡Yo el Señor he hablado¡
Isaias 22:15,25

martes, 23 de abril de 2013

No repitas más esos Clichés… “No hay segundas oportunidades”, “El tren pasa una sola vez” ,“las oportunidades no regresan”


Esta mañana leí en la red social de un amigo que las oportunidades no regresan, esto suena a contrasentido quien quiere que regrese algo que pasó, la vida está llena de cosas nuevas, no se pierden oportunidades , tenemos una vida llena de oportunidades, por otra parte de ser así no habría la oportunidad de tropezar con la misma piedra como reza el refrán,  lo que cambia son las circunstancias no las oportunidades, leí de Aurín Rodríguez: "TU MIRA “LAS OPORTUNIDADES” Y DEJA QUE DIOS MIRE “TUS CIRCUNSTANCIAS”". O sea, que nosotros debemos encargarnos de las oportunidades y dejarle las circunstancias a Dios

No repitas más esos Clichés…
“No hay segundas oportunidades”
“El tren pasa una sola vez”
“las oportunidades no regresan”

Para los que estamos con Dios todo es posible, además : …sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. (Romanos 8:28)

Entonces en lugar de repetir esas frases hechas haz, todo lo contrario, tú debes estar mirando continuamente las oportunidades y dejar que Dios mire las circunstancias no ignores el hecho de que tenemos una vida de oportunidades.

Dios está constantemente velando por nosotros, buscando la forma de bendecirnos con las cosas que requerimos, Él abre puertas a nuevas oportunidades. Pide ayuda al Espíritu Santo para que puedas discernir los tiempos y que puedas ver “esos momentos”. Que sólo Dios sabe ¿ cuándo y para qué?

Si las circunstancias te dictan que es tiempo de crisis, dile a tus circunstancias que en tiempo de crisis, los que tenemos fe y mediante el Poder de Dios en nuestras vidas, en lugar de caer, nos reinventamos!!!.

En tiempo de crisis, los que estamos en Dios, en Él esperamos y lo que hacemos es simplemente darnos la vuelta hacía otras puertas, conociendo que detrás de esas puertas: hay más oportunidades.

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. (Romanos 8:28)

Las “circunstancias” solo nos están ayudando. Solo de  Dios proviene el poder para  hacer posible que tu vida, sea una vida llena de oportunidades. En La Biblia encontramos muchos ejemplos de   hombres que confiaron en  Dios y no se dejaron vencer por “las circunstancias”, a los cuales  Dios en su amor infinito les dio  múltiples oportunidades para empezar de nuevo. Estos hombres de fe, NO se desanimaron cuando fallaron, porque sabían de las misericordias de Dios,  y esperaban el momento cuando Él les daría nuevas oportunidades. Dios,  es el Dios de la segunda, de la tercera, de la cuarta, de la quinta, de la sexta, de la “x” oportunidad.

Dios mostró su amor y sus misericordias a los hombres, dándoles nuevas oportunidades. Es en este día (HOY MISMO!!) en los que  se están abriendo puertas, hacía nuevas oportunidades para tu vida.  

lunes, 22 de abril de 2013

¡Quién sabe !Tal Vez Dios Cambie de Parecer... y no perezcamos. »

Esta mañana cuando me senté a leer mi Biblia, el Señor me mostró la historia de Jonás " el profeta desobediente" no pensaba leerla completa pero hace rato que el Señor quiere hablarme de la obediencia, así que obedecí y la leí completa y que  "casualidad" que la historia de Jonás es acerca de la "desobediencia de Jonás"  el Señor le dijo a Jonás:

-"Anda ve a la gran ciudad de Ninive y proclama contra ella que su maldad ha llegado hasta mi presencia" (jonas 1:19

Jonás desobedeció  y quiso ocultarse de Dios, así que se fue en otra dirección:

-"Jonás se fue pero en dirección a Tarsis, para huir del Señor (Jonas 1:3)

Pagó su pasaje y se montó en una barca que iba hacia esa ciudad ( Tarsis, no Ninive como le dijo el Señor) y estando en la embarcación se desató una tormenta tan violenta que el barco parecía que se iba a hacer pedazos.

-"los marineros aterrados y a fin de aliviar la situación comenzaron a clamar cada uno a su Dios" (Jonás 1:5)

Luego de orar a sus dioses se pusieron a echar suertes para averiguar quien tenía la culpa de aquello y llegaron a al conclusión de que era Jonás:

-" ¿Qué es lo que has hecho?- Qué vamos a hacer contigo para que el mar deje de azotarnos?"
-"Tomenme y lancenme al mar " (Jonas 1:10)

Esta vez los marineros comenzaron a orar no a sus dioses sino al Señor para que no les quitara la vida por culpa de Jonás:

-"Así que tomaron a Jonás y lo lanzaron al agua y la furia del agua se aplacó"

Cuando vieron esto los marineros le oraron al Señor y El Señor hizo que pez se tragara a Jonás quien pasó 3 días y 3 noches en su vientre, Jonás comenzó a orar y se arrepintió de haber desobedecido

-"Entonces el Señor dio una orden y el pez vomitó a Jonás en tierra firme"

-"la palabra del Señor  vino por segunda vez a Jonás" (Jonás 3:1)

-"Jonás  se fue hacía Nínive, Conforme al Mandato del Señor ... Se Fue internando en la ciudad, y la recorrió todo un día mientras  proclamaba: «? ¡Dentro de Cuarenta Días Nínive Sera destruída»  Y los ninivitas le creyeron a Dios, proclamaron Ayuno y, desde el alcalde Hasta El menor, sí vistieron de luto en Señal de  arrepentimiento. Cuando el rey de Nínive  se enteró del Mensaje,se levantó del Trono, sí quito el manto real Hizo duelo y se cubrió de ceniza,  luego mandó que se pregonara en Nínive:

«Por decreto del rey y de do corte:»Ninguna persona o animal, ni ganado lanar o vacuno, probará alimento alguno  ni tampoco pastará ni beberá agua. Al contrario, el rey ordena que toda persona, junto con sus Animales, Haga duelo y clame a Dios con todas fuerzas. Ordena así mismo que cada uno se convierta de su mal camino y de sus hechos violentos.  ¡quién sabe!Tal Vez Dios Cambie de Parecer, y aplaque el ardor de Su ira, y no perezcamos. »
Al ver Dios Lo Que hicieron, es Decir, que se habían convertido de su mal camino cambio de parecer y no llevó a cabo la destrucción que les había anunciado. ( Jonas 3)
Esto no solo fue una segunda oportunidad para que Jonás obedeciera al Señor, sino que gracias a que obedeció salvó una nación al llevarle el mensaje y permitirles el arrepentimiento que cambio la decisión del Señor de destruirlos.
-"A Jonás, sin embargo, esto le desagradó sumamente, y llegó a estar enardecido de cólera. Por lo tanto, oró al Señor  y dijo: “Ah, pues, oh Jehová, ¿no era este un asunto mío, mientras yo estaba en mi propio suelo? Por eso proseguí y huí a Tarsis; porque sabía que tú eres un Dios benévolo y misericordioso, tardo para la cólera y abundante en bondad amorosa, y que sientes pesar en cuanto a la calamidad. Y ahora, oh Jehová, quita, por favor, mi alma de mí, porque mejor es mi morir que mi estar vivo”.(Jonás 3:1) A su vez, Jehová dijo: “¿Es con razón que te has enardecido de cólera?”.

Jonás se resiste a salvarse aceptando la voluntad de Dios quien si bien odia el pecado ama al pecador. Dios se esfuerza por salvar a Jonás de si mismo, de su orgullo y su vanidad.
El cuarto capítulo del libro encontramos un tremendo enfrentamiento entre el amor de Dios y el excesivo amor propio de Jonás. Dios es amor, es cierto, pero no soporta nuestros caprichos. El ha establecido un orden que debe ser conservado. Ha expresado su voluntad que debe ser acatada. 
El libro de Jonás nos muestra dos aspectos de Dios que hacen a la plenitud de vida del ser humano: El amor, y la obediencia , de ahí podemos deducir lo siguiente:

1- No luches con Dios
Si lo haces, vas a perder. El que lucha con Dios pierde. De eso no cabe duda. Entonces,por qué insistimos tanto aún sabiendo que es lo que Dios quiere que hagamos.  Eso ocurrió con Jonás, pero de repente eso estás haciendo tu también.  Los planes de Dios son los mejores. En el caso de Jonás por desobediente terminó siendo tragado y luego vomitado por un gran pez. Luchar con Dios nos hará actuar absurdamente
Jonás se reveló contra la palabra que Dios le había dado. Dios no quiere media obediencia. No seas empecinado no le vas a ganar a Dios.  Tienes que someterse totalmente a El.
2- No luches contra tu destino
Cuando luchamos contra nuestro destino volvemos nuestra naturaleza, porque el destino que tenemos lo marcó Dios. Dios nos revela el propósito  El propósito es una imposición divina. Dios ya tiene un propósito para nosotros. Si queremos ser relevantes debemos comprender que Dios tiene un propósito para nosotros.
Cumplir el propósito  Nos lleva a la grandeza El no hacer la voluntad de Dios, la desobediencia nos va a llevar de malas a peores.Recuerda que la unción no hace discípulos, sólo la obediencia. 
No busques la unción, busca la obediencia, porque siendo obedientes la unción vendrá.
3- El alivio llega cuando obedeces 
Dios preparó un gran viento en el capitulo uno para advertir. Dios no iba a dejar que 120 000 habitantes de Ninive se perdieran porque Jonás no quería obedecer.
Tal ves Dios te está moviendo la barca, quizá Dios haga que el mar brinque cada vez más para entender.
Dios preparó un gran pez para hablarle. Dice la Biblia que Jonás estuvo 3 días y 3 noches en el estómago de un gran pez, pero es que sólo ahí escuchas a Dios.
Comprendamos que si no lo hacemos nosotros estamos arriesgando a muchos, estamos arriesgando a generaciones enteras, a personas. Seamos obedientes y tengamos el carácter para hacer lo que sabemos que tenemos que hacer.
La desobediencia nos va a exigir un precio. Muchas personas están hasta enfermas por desobedientes y aún así no quieren dejar de hacer lo que hacen, y si no hay obediencia ni humildad, Dios no puede bendecir.
¿Quieres ponerte a cuentas con Dios?.  Hoy es la oportunidad.  Vamos a orar.  Ponte de pie y levanta tus manos y dile al Señor: “Quiero ser diferente Dios mío, perdóname por mi desobediencia. Ayúdame a vivir para ti. No huyendo si no permitiendo que tú hables a mi vida y yo estoy dispuesto a  amarte, seguirte y obedecerte.








jueves, 11 de abril de 2013

¿Me harás quedar mal para que tú quedes bien?


"El Señor le respondió a Job desde la tempestad le dijo:

Prepárate a hacerme frente. Yo te cuestionaré, y tú me responderás.

¿Vas acaso a invalidar mi justicia? ¿Me harás quedar mal para que tú quedes bien?

¿Tienes acaso un brazo como el mío? ¿Puede tu voz tronar como la mía?

Si es así, cúbrete de gloria y esplendor; revístete de honra y majestad.

Da rienda suelta a la furia de tu ira; mira a los orgullosos, y humíllalos;

mira a los soberbios, y somételos; aplasta a los malvados donde se hallen.

Entiérralos a todos en el polvo; amortaja sus rostros en la fosa.

Yo, por mi parte, reconoceré que en tu mano derecha está la salvación."


¿Quién de nosotros no ha querido alguna vez hacer justicia por mano propia? ¿Quien no ha querido aplicar su justicia y no dejar que Dios aplique la de El? ¿ Quién no se ha creído que tiene un brazo tan largo como el del Señor? ¡ Quién no ha creído que su voz puede amedrentar más que la del mismo Dios? yo reconozco que alguna vez lo pensé y debo haber hecho yo justicia por mi propia mano, ¡¡que vergüenza¡¡  escuchar de Dios "Si es así, cúbrete de gloria y esplendor; revístete de honra y majestad" que pena Señor yo jugando a ser tú, no Padre, no quiero revestirme de tu gloria, de tu majestad, de tu esplendor, a ti todo el poder y la gloria, todo el esplendor, perdóname por las veces que quise "enterrar en el polvo a mis enemigos", perdóname por las veces que quise "aplastar a los malvados que se cruzaron en mi camino" " someter a los soberbios que me intimidaron" perdóname las veces "que humille a un orgulloso", perdóname por darle rienda suelta a mi ira en los momentos de turbación con algún hermano, no quiero hacerte frente Padre, quiero que sea tu justicia la que me sostenga, quiero ver el poder de tu gloria, tu majestad y tu esplendor, yo no soy nadie Señor, no tengo tu brazo, no quiero anular tu justicia y sobreponer a ella la mía , no quiero hacerte quedar mal a ti para quedar bien yo, y por ultimo no quiero que reconozcas que la salvación esta en mi mano derecha porque nunca será así, la salvación solo tu la tienes, perdona mi blasfemia , toma Tú, mis causas Señor, sé tu mi abogado y mi juez, defiéndeme tú Señor.

lunes, 25 de marzo de 2013

PERDÓNANOS, SEÑOR

PERDÓNANOS, SEÑOR

Perdónanos, Señor, por nuestra pequeñez; por haber dado más importancia a nuestros gustos que a nuestra propia conciencia; por no haber sabido descubrir que eres tú quien nos guía y haber ignorado tu santa voluntad; por no haber buscado un clima de silencio en el que poder escuchar únicamente tu voz; por no difundir paz y alegría, sino intranquilidad y tristeza.

Perdónanos, Señor.

Perdónanos, Señor, por haber abandonado demasiado fácilmente nuestra oración y habernos excusado cuando no era en absoluto necesario, y por no habernos esforzado por estar pacíficamente en tu presencia; por el tiempo que hemos pasado perezosamente, por nuestra indolencia.

Perdónanos, Señor.

Perdónanos, Señor, por haber sido demasiado lentos para ayudar; por no haber aceptado fácilmente los contratiempos o los cambios en nuestros planes; por haber aplazado los proyectos desagradables, hasta el punto de renunciar a ellos en ocasiones; porque nuestras conversaciones son a veces demasiado frívolas; por no haber buscado realmente la profundidad en nuestras vidas.

Perdónanos, Señor.

Perdónanos, Señor, por nuestros pensamientos denigrantes, nuestros juicios sobre los demás, nuestras críticas injustas y nuestro descontento interior, por el mal humor y el abatimiento que hemos alimentado.

Perdónanos, Señor.

Perdónanos, Señor, por no habernos vuelto a ti en nuestros momentos de soledad.

Perdónanos, Señor.

Perdónanos, Señor, por nuestros juicios temerarios, por la dureza de nuestras palabras, por nuestras opiniones precipitadas, por nuestras mentiras y nuestras verdades a medias.

Perdónanos, Señor.

Perdónanos, Señor, por lo que no hemos dicho cuando la situación lo requería.

Perdónanos, Señor.

Perdónanos, Señor, por haber sido sectarios; por haber sembrado divisiones en nuestra familia y entre nuestros amigos; por haber ocasionado enemistades con nuestras murmuraciones; por haber provocado la sospecha; por haber socavado la confianza entre nuestros conocidos.

Perdónanos, Señor.

Perdónanos, Señor, por haber sido vanidosos; por haber tratado de parecer importantes, de dominar, de cuidar nuestra imagen; por no haber sido realmente sinceros y haber tratado de dar una apariencia que no se corresponde con la realidad; por haber intentado ser los primero y creernos superiores al resto.

Perdónanos, Señor.

Perdónanos, Señor, por haber mostrado poco entusiasmo por nuestra fe; porque, con nuestra mediocridad, no hemos hecho justicia al verdadero rostro de Cristo y al auténtico significado del evangelio a los ojos del prójimo; por haber sido infieles a nuestra misión; porque, con nuestro egoísmo, hemos intentado hacer compatible con nuestra vocación cristiana lo que no lo es.

Perdónanos, Señor.

Perdónanos, Señor, por cerrar nuestros ojos a las necesidades del mundo; por haber pretendido a toda costa enriquecernos y mejorar nuestro nivel de vida; por haber puesto nuestras necesidades y deseos por encima de los de la comunidad; por haber intrigado para dar preferencia a nuestros propios intereses; por haber tratado de dominar en vez de servir.

Perdónanos, Señor.

Perdónanos, Señor, por haber sido lentos y tibios y haber vivido más pendientes de la letra que del espíritu; por haber tratado de dejar las cosas tal como están y no haber tenido el valor de comenzar de nuevo.

Perdónanos, Señor.

Perdónanos, señor, nuestra omisión: la ayuda que no hemos prestado, el consuelo que no hemos sabido ofrecer, la compasión que hemos negado , la inspiración que no hemos dado , la falta de respuesta a tus ansias de amor.

Perdónanos, Señor y gracias por haber dado tu vida por mi.

sábado, 23 de marzo de 2013

Sobre Tierra Santa estaba caminando y no me daba cuenta...


La primera vez que la Biblia habla de “tierra santa” : “Entonces El dijo: No te acerques aquí; quítate las sandalias de los pies, porque el lugar donde estás parado es tierra santa”. (Ex 3:5).

Lo que determina la santidad de un lugar no es una etnia ni un edificio, ni el lugar que ocupa en el mapa, sino la presencia de Dios. El concepto de “tierra santa” es como el de la “salvación por la fe”. Así, la tierra santa existe donde está Dios presente. Todo esto lo dice la Biblia; es decir, no es invento mío ni es novedad. Saber que toda la tierra es creación de Dios y es Santa porque Dios la santifica y se hace presente en toda su creación.

Tierra Santa, el lugar donde nuestro Señor Jesucristo caminó, ¿pasó por tu vida Jesús? Entonces eres tierra santa, donde está Jesús caminando es tierra santa.

Sobre Tierra Santa estaba caminando
y no me daba cuenta...

Que cuando los tome en mis brazos
el día en que nacieron
pisaba tierra santa sin saber,
cuando me sonrieron.
Y cuando los mire a los ojos
y oí sus corazones latiendo
mis hijos me llevaban sin yo saber
hasta la tierra santa.

Cuando le entregué mi vida a Jesús
Comenzó mi andar consciente sobre tierra santa.

jueves, 7 de marzo de 2013

El sueño de Caleb

Esta mañana estaba conversando con una amiga por teléfono y al mismo tiempo estaba leyendo la prensa digital, o sea, no le estaba prestando la atención adecuada, entre lo que me comentaba, escuche el nombre de Caleb, solo recuerdo que mencionó su nombre, no recuerdo el contexto, pero enseguida Dios me envió a buscar en la Biblia la historia de Caleb, y resulta que con esta cadenita de sucesos, (mi amiga deja de hacer lo que está haciendo para llamarme y comentarme de Caleb, yo lo busco en la Biblia, y mi otra cuñada pone en su Facebook una imagen que habla de los sueños dice: "tarea para hoy jueves, sueña lo que quieras soñar, sé lo que quieras ser, ve donde quieras ir,porque solo tienes una vida y una oportunidad" ) Dios dio respuesta a mi reflexión de esta mañana, casi queja , pensaba yo : - Señor y es que yo voy a seguir así todos los días de mi vida, solo limpiando, cocinando y cuidando a mi nieto- ( y no es que no sea feliz así, me encanta lo que hago, pero tengo un sueño …)

La primera vez que Josué y Caleb vieron la Tierra Prometida, supieron que sería de ellos. Así lo había dispuesto Dios, Josué y Caleb se mantuvieron fieles, creyeron que regresarían, y tenían la confianza de que la próxima vez que entraran en la tierra la conquistarían. Esta verdad fue su motivación. Esta verdad los mantuvo inspirados. Podemos imaginarlos levantándose cada mañana, pensando en la promesa de Dios.

Son muchas las personas que temen soñar porque creen que sus sueños son demasiado grandes para Dios. Y las hay que se atreven a soñar pero dejan sus sueños en el camino. El Señor puso en el corazón de Caleb un sueño al que tendría que responder, 85 años tenía Caleb. Él había esperado toda una vida para recibir la promesa de Dios, y estaba tan deseoso de ver su sueño convertido en realidad, como lo había estado cuando tenía 40 años, la primera vez que exploró la Tierra Prometida (Nm 13-14).

Enseguida pensé ¿Cuál es tu sueño Maribel? ¿Qué te apasiona? ese sueño lo puso Dios en mi corazón y aun no se ha cumplido, a mis 56 años si, pero resulta que al igual que Caleb, lo vi desde que era más joven y sigo estando tan deseosa de hacerlo realidad como cuando era más joven, ahora entiendo que Dios puso en mi corazón ese sueño, por eso es que siempre ha permanecido ahí, yo debo responder a Dios por ese sueño. Hay que responder a Dios por los sueños que El pone en nuestro corazón…

El Señor puso en el corazón de Caleb un sueño al que tendría que responder. ¿Se mantendría centrado y motivado, o dejaría que su corazón estuviera agobiado con las preocupaciones de la vida? Hoy día, los consultorios de los médicos están llenos de personas que están tratando de vivir con sus sueños destrozados. Por muchas razones, han visto que sus vidas han dado un giro triste, y ahora se preguntan qué les deparará el futuro. Están físicamente enfermos por el desengaño, y tienen la necesidad de aliviar su dolor, o simplemente la vida les dio un giro y no saben cómo  compaginar sus sueños con ese nuevo estilo de vida.

Josué y Caleb tuvieron que soportar abrumadoras circunstancias para poder volver al lugar que Dios les había prometido. Pero la Biblia no dice que alguno de ellos hizo un comentario negativo. Al igual que muchas personas hoy, se reinventaron a sí mismos al aprender nuevas habilidades. Josué se convirtió en un líder, y Caleb se volvió más fuerte, de modo que cuando regresó, pudo tomar posesión de la región montañosa.

Caleb mantuvo sus oídos abiertos a las órdenes de Dios. Más tarde, cuando llegó el momento de distribuir la tierra y recibir lo que le había sido prometido, dio un paso al frente, y dijo: “Dame, pues, ahora este monte… Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió”.

¿Tendré yo  la misma actitud de Caleb? Puedo tenerla, pero debo tomar la decisión de pensar positivamente y seguir aprendiendo, amando, riendo, olvidando, mirando, trabajando, apoyándome en Dios y escuchando.

El Señor le dio a Caleb un sueño. y a mi también y debo responder por ese sueño.

viernes, 1 de marzo de 2013

Cuando soy débil, entonces soy fuerte


Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.
Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. (2 Corintios 12)
Dios nos ha dado el privilegio de estar involucrados en su obra sagrada, pero solamente cuando nos damos cuenta de nuestra debilidad, y dependemos de El, nuestro gozo esta completo y la gloria de Dios, su poder se pone de manifiesto. 

Algunas veces Dios convierte una fortaleza humana en debilidad para usarnos aún más, en la Biblia tenemos un ejemplo:
Jacob era un manipulador que gastó su vida intrigando para después correr por sus consecuencias. Una noche, mientras luchaba con Dios, dijo: “No voy a dejarte hasta que me bendigas”. Dios le respondió: “Está bien, pero entonces le agarró el muslo a Jacob y le dislocó la cadera”. ¿Qué significa eso? Dios tocó la fuerza de Jacob –el músculo del muslo es el más fuerte del cuerpo- y lo transformó en debilidad. Desde ese día en adelante Jacob caminó cojeando de manera que nunca más pudo huir. Eso lo forzó a apoyarse en Dios, quisiera o no. Dios bendijo a Jacob en gran manera luego de quebrantarlo.

Si quieres que Dios te bendiga y te use en gran manera, debes querer caminar cojeando el resto de tu vida. 
Así que gloríate en tus debilidades. En lugar de mostrarte autosuficiente e insuperable, obsérvate a ti mismo como un trofeo de gracia.

Si nosotros hubiésemos estado en el lugar de Dios, seguramente no hubiéramos elegido nunca a un hombre como Jacob para depositar en él una gran honra. Sin embargo, Dios no pensó así cuando escogió a Jacob.

La elección de Jacob debía dejar en claro, en primer lugar, la soberanía de Dios en la elección de los hombres.

Es que la figura y la vida de Jacob está íntimamente ligada a todos nosotros, los hijos de Dios, porque en él Dios ha querido representar, hasta en sus mínimos detalles, cuál es el trato que Dios da al hombre natural, ese “yo” que todos llevamos dentro, que suele ser muy piadoso, y que se esmera por agradar a Dios con sus propias fuerzas.

La fuerza del hombre natural ha de ser quebrantada y debilitada en toda su amplia expresión, si hemos de colaborar con Él en su propósito eterno. Siendo verdad que fuimos escogidos para colaborar con Dios en ese propósito, las herramientas con que lo haremos no han de ser los recursos naturales, ni nuestras buenas intenciones,ni nuestras propias fuerzas, sino la vida de Cristo en nosotros, forjada pacientemente por la disciplina del Espíritu Santo. Cristo ha de ser formado en nosotros (Gál. 4:19), pero esto jamás será posible sin que nuestras fuerzas sean drásticamente debilitadas.

¿Qué queda de aquel Jacob de los  tratos con Labán? ¿Qué hay de aquel que usa de todas sus astucias zalameras con Esaú? Nada queda tampoco del otrora usurpador.
La figura de Jacob brilla mucho más, en sus postrimerías. La batalla ha terminado. Jacob es ahora plenamente Israel. La obra de Dios luce maravillosa en ese hombre común. Dios puede sentirse complacido. Contra todo pronóstico humano, Dios ha completado su obra. ¡Y es perfecta!
Con ello, se ha sembrado también una esperanza cierta para aquellos que aún luchamos con Dios; para todos los que vanamente utilizamos todavía nuestra fuerza natural en el intento de asirnos de las promesas de Dios. ¡Gracias a Dios, hay oportunidad para nosotros!


Hoy escribiendo este post entendí el ¿por qué? de muchas cosas que no entendía, entendí el porqué de mi repentina enfermedad sobre mi autosuficiencia, pase de ser una mujer 4x4 como decimos aquí en Venezuela, a tener que apoyarme en todo el que pasaba por mi lado para poder levantarme de una silla y caminar, entendí el porqué de una persona que conozco que paso de ser un Ejecutivo brillante, a ser un brillante servidor de Dios, su autosuficiencia fue quebrantada, al igual que la mía y la de Jacob, Dios torció su pie y ese tiempo dependiendo de los demás y sin poder levantarse de la cama le sirvió para que Dios le bendijera aun más. Y como estos testimonios tengo muchísimos más que les ha sido quebrantada sus  propias fuerzas   y ahora poseen la fuerza de Dios.

Nada hará variar el propósito de Dios, ni nada le hará desistir de obtener de nosotros lo que se ha propuesto. ¿No es alentador? ¡Que Dios en su gracia nos conceda caer postrados sin dilación ante su mano poderosa, para que Él, cual alfarero, pueda completar pronto su preciosa obra en nosotros! ¡Para que el preciosísimo Hijo de Dios pueda ser replicado en los muchos hijos que llevará a la gloria de su Padre!

jueves, 28 de febrero de 2013

Tu sólo sigue respirando


Cast Away- "Náufrago" (año 2000), protagonizada por Tom Hanks.

Esta es una parte del diálogo que Chuck Noland (Hanks) tuvo con su amigo luego de haber vuelto a casa, y haberse reencontrado con el amor de su vida solo para darse cuenta que la había vuelto a perder.

"Ambos consideramos los hechos: Kelly tomó una decisión, sabía que tenía que olvidarme y yo entendí que la había perdido... porque nunca iba a salir de ésa isla, iba a morir ahí, totalmente solo. Creí que me pasaría algo o me enfermaría...la única elección que tenía... lo único que podía controlar era cuándo y cómo... y dónde iba a pasar, así que... hice una cuerda y subí a la cima para colgarme; ya antes lo había probado, claro... tú me conoces... y el peso del tronco venció la rama del árbol... así que, ni siquiera pude matarme como quería! no tenía poder sobre... nada!

Y fue cuando tuve la sensación de un cobertor caliente... sabía que por algo tenía que continuar con vida, lo intuía... Tenía que... seguir respirando, aunque no tuviera razón alguna... porque mi lógica me decía que no volvería a ver este lugar...Y fue lo que hice: conservar la Vida; seguir respirando... y un día la marea me trajo una vela y ahora aquí estoy... He vuelto a Memphis, estoy hablándote, tengo hielo en mi vaso...y la he perdido una vez más. Estoy tan triste porque ya no tengo a Kelly...pero sé lo que tengo que hacer ahora: seguir respirando, porque mañana saldrá el sol y quien sabe que traiga la marea..."

Cuando te sientas desesperado por el dinero que no llega…
Por la salud tuya o de un ser amado…
Por la tristeza que te sigue y no te abandona…
Por el corazón que yace roto en tus manos…
Por el miedo que te paraliza y no te deja volar…
Por la desesperanza que erosiona la espera…
Por el abrazo que tanto te hace falta…
Por ese sueño que se tarda...
No creas que has de morir en esta isla.

Sigue respirando, no desistas de luchar, no desistas de intentar…tienes a Dios de tu lado y El nos prometió que nuevas son sus misericordias cada mañana.

Alguien necesita leer esto: “Sigue respirando, náufrago…. porque mañana saldrá el sol….y ¡quién sabe lo que traerá la marea¡"

lunes, 11 de febrero de 2013

A DIOS SE LE ADORA, NO SE LE IDOLATRA


“Escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás” (Luca 4:8)

Definición de Idolatría:
1.-Adorar ídolos.
2. Amar o admirar con exaltación a alguien o algo.

"Dios es un Espíritu y los que le adoran tienen que adorarlo con espíritu y con verdad" (Juan 4:24)

No se idolatra a Dios, se Adora a Dios, muchas personas confunden los términos y en su afán de amar a Dios dice que lo aman y lo idolatran, pues bien están en un error, a Dios no se le puede Idolatrar, simplemente porque no es un ídolo. Dios no es alguien, ni es algo, Dios está dotado de atributos que ningún “alguien” o ser humano puede tener, es inmaterial. Su eternidad, inmutabilidad, omnipotencia, omnisciencia, omnipresencia, perfecto amor, perfecta justicia, perfecta santidad, ser el Creador, el único que es adorado, el único que perdona pecados,  esos atributos no los tiene ningún ser humano, por eso no es alguien, el idolatrar entonces es adorar a alguien o a algo, a Dios no le se puede idolatrar porque no es un ídolo, a Dios se le adora. Adorar: es un acto de sumisión total hacia lo que se considera Divino. Idolatrar: es rendir culto de adoración a un dios falso.

Pero, lo que realmente es importante, es lo que nuestro Creador opina al respecto que piensa él de la adoración?
Pues en su palabra nos deja principios y aun cuando haya diferencias en las traducciones, es muy claro con respecto a los principios ya que estos son eternos, por ello se nos recalca una y otra vez.
En los mandamientos, en la ley que se dio a través de Moisés, cuando Cristo estuvo en la tierra, y cuando los apóstoles formaron la congregación cristiana se prohibió completamente la idolatría! (Éxodo 20:4-5; Levítico 26:1; Deuteronomio 4:15-20; Salmo 96:5; Salmo 135:15-18 Jeremías 2:13,19-2; 3:1-25 Hechos 15:29; 1 Corintios 10:14) La Biblia no habla de Idolatrar a Dios sobre todas las cosas, las veces que utiliza la palabra idolatría, lo hace en el caso de los ídolos, nunca se utiliza la palabra “idolatría” en la Biblia para referirse a Dios, sino todo lo contrario, lo opuesto a El, Obviamente la idolatría es detestable a los ojos de Dios, ya que Él es un Dios celoso que exige devoción exclusiva!
"Dios es un Espíritu y los que le adoran tienen que adorarlo con espíritu y con verdad" (Juan 4:24)
Jesús mismo dijo: "es a Jehová tu Dios a quien debes adorar, y es solo a él a quien debes rendir servicio sagrado" (Mateo 4:10)
Por lo cual, amados míos, huyan de la idolatría. 1 a los Corintios 10: 14. A los Gálatas 5: 19 y 20” Las obras de la carne son... idolatría...
El Antiguo Testamento habla de "ir tras dioses extraños", los ídolos de los pueblos vecinos, pero también denuncia una idolatría más sutil. Según los autores bíblicos, idolatría es poner su confianza en algo o alguien que no es Dios (Job 31:24-25; Isa 20.5; 30.12). "La idolatría consiste en caminar no hacia Dios sino detrás de un fetiche" (Jue 2:12).
En La Biblia, Jesús vino a buscar verdaderos adoradores.
Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.  (Juan 4:23).
Adora en espíritu y verdad al Padre, solo eso, y  no idolatres a nada ni a nadie. No practiques la idolatría.
PAZ Y BIEN ¡¡¡

sábado, 2 de febrero de 2013

No tienes que defenderte de nada


“Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.” (Mateo 7).

Dios fue el primero en poner la otra mejilla, en ceder, en mostrar humildad ante su adversario, sea cual sea el golpe, o el percance o la crisis que nos toque atravesar, siempre nos deja heridos, pero esta contradicción es necesaria para que se establezca una unión perfecta entre Dios y nosotros, que al final es lo único que cuenta “EL ASUNTO ES ENTRE DIOS Y NOSOTROS”.

Por otro lado, la defensa surge del miedo, y el miedo cada vez que te defiende vas a requerir mas defensas y solo va a crecer y crecer, se va a intensificar esa necesidad de defenderte, mientras elaboras los planes para establecer lo que será tu defensa detente a pensar : ¿Qué es lo que estas defendiendo? ¿Cómo lo estas defendiendo? Y ¿Contra qué lo estas defendiendo?

¿Qué es lo que defiendes? Obviamente algo que necesita defensa, y para necesitar defensa debe ser algo muy débil y vulnerable, algo que es presa fácil, incapaz de defenderse por si solo y es por eso que necesita que tú lo defiendas.

¿Cómo lo estas defendiendo? Sencillamente no lo estás haciendo, estas complicando más aun las cosas, lo que estas haciéndole es imprimiéndole carácter de riesgo de debilidad a eso que defiendes.

¿Contra qué lo estas defendiendo? No es contra algo o alguien fuera de ti, es contra ti, contra tu mente, porque es ella quien siente la amenaza, quien te pone en situación de riesgo, hace que te percibas, débil, vulnerable, crees que debes ser defendido (a) y eso solo están en tu mente.

No permitas que ninguna defensa excepto tu presente confianza en el Señor, te dirija y esta vida se convertirá en un encuentro con la paz, el sosiego, esa serenidad, que solo tus defensas pueden esconder..

El propósito de todas tus defensas ha sido impedir que recibas todo lo que has recibido hoy, que forma parte del plan de Dios para ti. Y es por eso que lo recibes (te guste o no), el defenderte no impide que suceda, el no defenderte te da paz mientras sucede. El defenderte implica miedo, debilidad y estorba a los planes de dicha que tiene el Señor para ti, déjale a él tu defensa, el se encarga de tu reputación.

(Lc. 40) “Si alguien te demanda y te quiere quitar la túnica, déjale también la capa.”
Seguramente esto aquí va en contra de tu razonamiento humano. Pero ni tu razonamiento humano ni el mío es la palabra de Jesús.

Dirás que se requiere un poder sobrenatural y es verdad, el poder que sólo el Espíritu Santo puede dar a quien esté dispuesto a hacer la voluntad de Dios.

PAZ Y BIEN ¡¡¡

sábado, 19 de enero de 2013

El Señor dice a través de su palabra...

...Y si un profeta, o un sacerdote, o alguién del pueblo dice: "Este es el mensaje del Señor", yo castigaré a ese hombre y a su casa. Así deberán hablarse entre amigos y hermanos: "¿Qué ha respondido el Señor?" o "¿Qué ha dicho el Señor?" , pero NO deberán mencionar más la frase "Mensaje del Señor" porque el mensaje de cada uno, será su propia palabra, ya que ustedes han distorcionado las palabras del Dios viviente, del Señor TODOPODEROSO, nuestro Dios..(.Jeremías 23:33,36).

"En cuanto a mí- dice el Señor- este es mi pacto con ellos: MI Espíritu que está sobre tí, y MIS palabras que he puesto en tus labios, no se apartarán más de ti, ni de tus hijos, ni de tus descendientes, desde ahora y para siempre- DICE EL SEÑOR- (Isaías 59:21)

Luego de leer estos dos versículos, me queda muy claro que no debemos andar "hablando por Dios", sino como dice Jeremías "El Señor dice" y el Señor dice, a través de SU palabra como lo indica el segundo versículo, y su palabra está solo en la Biblia, cuando decimos: este es un "mensaje de Dios", estamos hablando con nuestras palabras, pero cuando decimos "El Señor dice" y lo que dice es por supuesto bíblico, estamos hablando palabras que el Señor en su pacto puso en nuestros labios, cuando escribí está entrada hice lo propio, no dije: "tengo un mensaje del Señor" dije :"El Señor dice... porque lo que escribí aquí, está en la Biblia es SU Santa Palabra,y es así, como el mensaje llega a través de su palabra no de la nuestra.