martes, 11 de septiembre de 2012

"Destinado a la destrucción"


Estaba leyendo este versículo de la Biblia y esta frase se quedó en mi mente, "Destinado a la destrucción" cuando eso me pasa, entiendo que el Señor tiene algo que revelarme, algo que mostrarme y casi siempre son esas piedritas que me impiden avanzar en mi camino hacia El, así que tome apuntes y comencé a escribir y ver lo que estaba enseñándome, mostrándome. Mi tarea ahora es revisar cuál de esos hábitos  que habían en mi, cuando le entregue mi vida y que el Señor destino a destrucción  he retomado de nuevo, como lo hizo Acán.

En la historia de Acán, el perturbador de Israel, Dios nos ha dado un ejemplo que nos ayudará.

Sin embargo, los israelitas desobedecieron al Señor conservando lo que él había decidido que fuera destinado a la destrucción, pues Acán…guardó para sí parte del botín que Dios había destinado al exterminio. Este hombre de la tribu de Judá provocó la ira del Señor contra los israelitas.(Josué 7:1 )

"Destinado a la destrucción"...

Cuando practicamos los comportamientos que solíamos tener antes, estamos “conservando lo que Él había decidido que fuera destinado a la destrucción”. 
Cuando retomamos parte de aquello que ha sido destinado a la destrucción por el Señor, ocasionamos que Israel sea derrotado en la batalla. No sólo nos derrotamos a nosotros mismos sino también a todos los que nos rodean.

Cuando conservamos algunos hábitos de la “vida antigua”, estamos como Acan retomando algo que el Señor “destinó a la destrucción” tarde o temprano esas costumbres nos traerán derrotas. Obediencia incompleta es desobediencia; la vieja naturaleza, regida por el  pecado, ha sido destinada a la destrucción. Sus hábitos no tienen lugar en la vida de quienes son llamados a heredar las promesas. 

Pablo nos exhorta así: “En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.” (Efesios 4:22-24)

Cuando le entregas tu vida al Señor, no puedes guardar, ocultar de Dios como lo hizo Acan “ciertas cosas”  “pequeñas” idolatrías, por llamarlas de alguna manera porque no existen pequeñas, son o no son, no se puede nacer de nuevo si aún se conservan hábitos de la “antigua vida” no se puede mantener lo que el Señor “Destino a destrucción” lo que el Señor te va quitando es porque no sirve, lo que el Señor tira en la basura ,está destinado a destrucción, no debes recogerlo, no debemos retomar viejas costumbre, hábitos, porque desataremos la ira de Dios como lo hizo Acán. 

PAZ Y BIEN ¡¡¡

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Porque tienen tanto miedo


"Luego subió a la barca y sus discípulos lo siguieron.De repente, se levantó en el lago una tormenta tan fuerte que las olas inundaban la barca. Pero Jesús estaba dormido.Los discípulos fueron a despertarlo.

—¡Señor —gritaron—, sálvanos, que nos vamos a ahogar! 
—Hombres de poca fe —les contestó—, ¿por qué tienen tanto miedo?

Entonces se levantó y reprendió a los vientos y a las olas, y todo quedó completamente tranquilo. 
Los discípulos no salían de su asombro, y decían: «¿Qué clase de hombre es éste, que hasta los vientos y las olas le obedecen?» Mateo 8: 23-27"

Los discípulos de Jesús iban con él en la barca, ya le habían visto hacer milagros, sabían de su poder, y aun así, teniéndolo al lado, temieron, se angustiaron, porque Jesús dormía mientras las olas y la tormenta sacudían la barca...

¿Cuantas veces no actuamos igual que los discípulos? decidimos entregarle la vida a Jesús, confiar en él, vemos a diario como su misericordia, su bondad, su perdón, su providencia nos envuelve a cada instante y en el momento en que el temor quiere  hacernos tambalear la fe,en un segundo, le traspasamos todo el crédito que le habíamos dado a Jesús, nos olvidamos de como Jesús nos demostró a diario su amor, su protección y cambiamos toda esa paz, toda esa armonía y todo ese sosiego, toda esa seguridad, por pensamientos de negatividad y escepticismo y nos llenamos de duda y temor.

El miedo es nuestro peor enemigo nos hace desconfiar de  todo y de todos y desde ahí procedemos y entonces cuando nos vemos en la barca con Jesús  navegando tranquilos, confiados, dirigiéndonos a puerto seguro, comenzamos a golpearla como las olas, a crear tormentas  alrededor, perdiendo así toda la paz y la serenidad que teníamos, no esperemos a que Jesús nos diga como a los discípulos en la barca "hombres de poca fe".¿Porqué tienen tanto miedo? Es Jesús el que está en tu barca, el que va contigo en esa barca.No permitas que el temor te robe tu paz, y tu gozo, ese que el Señor te da a cada instante,no dejes que el miedo  te tambalee la fe.

Testimonio: Hoy tuve que releer esto que había escrito hace tiempo, solía tener paz, solía no preocuparme de nada pues todo lo dejaba en manos de Dios, pero me deje llevar por el temor, ayer llovió muchísimo, con vientos huracanados, comenzó a llover luego de que mi hija saliera en su carro, de mi casa,a la suya, y enseguida el temor se apoderó de mí, no solo comencé a llamarla al celular para saber de ella, me puse igual que los discípulos a despertar a Jesús que dormía plácidamente en el asiento de atrás del carro de mi hija, temiendo por ella: —¡Señor —gritaron—, sálvanos, que nos vamos a ahogar!  me dejé llevar por el temor y enseguida perdí la serenidad y se la hice perder a ella, al día siguiente le "aconsejé" que no saliera de su casa porque podía llover igual y esta vez, estaría en una autopista, me mando un mensaje que trascribo a continuación: "mamá no me caen bien tantas palabras negativas, me paralizan", le pedí disculpas y le dije que tenia razón, si Dios la esta enviando a alguna parte a hacer su voluntad, el va a garantizar el éxito de su encomienda, no solo no tenía porque preocuparme, sino que no tenia que preocuparla a ella, ayer ella tenía a Jesús en su barca, como lo va a tener todos los días, mi deber era alentarla a no tener miedo, pero como yo me estaba dejando llevar por el miedo, le transmití mis temores a ella que iba tranquila y tuvo que hacer doble esfuerzo entre controlar la situación de la lluvia y mis miedos.

Hoy reflexionando, pues luego vino mi otra hija y me dijo: mamá últimamente estas así de preocupada por todo, llegué a la conclusión de que estoy llenando mi alma con mas cosas del mundo que de las de Dios, comencé a buscar el motivo por el cual había perdido mi paz, esa paz de Dios, y llegué a la conclusión de que son más las cosas negativas con las que me estoy alimentando, que las positivas, y es lógico si me separo aunque sea un poquito del único que me sustenta y me mantiene, de mi roca,y me dejo llevar por el temor aparece  el miedo y el miedo no es de Dios.
Porqué digo que me he alimentando mas con las cosas del mundo, pues,  porque paso los días leyendo las noticias de mi país, escuchando comentarios negativos de la gente,de los programas que hablan de cosas negativas, en lugar de escuchar y ver solo aquello que exhorta, consuela y edifica, como lo hacía antes cuando logré tener esa paz de Dios.

Señor, te pido perdón por haber permitido que mi alma se llenara de negatividad y de que intentara llenar el alma de otros , te pido me permitas tener otra vez a esa paz que siempre tienes ahí, disponible para mi, pero de la que me alejo cada vez que permito que otras voces llenen mi alma, voces de temor, de miedo, de negatividad, no te pido que me la devuelvas porque no fuiste tu quien me la quito, fui yo quien se alejo, permiteme acercarme otra vez y como cuando sabía que tu estabas en mi barca, cuando mi fe me permitía estar en paz, te pido también que no permitas que por mi poca fe, mi hija pierda  la suya,ayudanos a estar siempre en  santa unión contigo, Amén.

PAZ Y BIEN ¡¡¡