jueves, 23 de agosto de 2012

¿SOMOS TODOS HIJOS DE DIOS?


…Tu madre y tus hermanos están afuera y quieren hablar contigo-¿Quién es mi madre y quienes son mis hermanos? Replico Jesús-Señalando a sus discípulos añadió-Aquí tienen a mi madre y a mis hermanos. Pues mi hermano, mi hermana y mi madre son los que hacen la voluntad de mi Padre que está en el cielo. Mateo 12:48-49

Jesús reconoce como hermanos, o sea, hijos de Dios solo a aquel que hace la voluntad del Padre

…Y ustedes, ¿Quién dicen que soy yo?-Tu eres el Cristo, hijo del Dios viviente-afirmó Simón Pedro. Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás-le dijo Jesús-porque eso no te lo reveló ningún mortal, sino mi Padre que está en el cielo. Yo te digo que tú eres Pedro…Mateo 16:15-18

Y, así mismo Jesús reconoce al que lo reconoce a EL.

…Nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad, Efesios 1:5

Solo siguiendo su voluntad podremos ser adoptados como hijos suyos “por medio de Jesucristo” el que no cree en Jesucristo no puede ser adoptado como hijo de Dios.

…Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; Juan 1:12
Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Romanos 8:14

Dejarse guiar por el Espíritu Santo es hacer la Voluntad de Dios, a todos los que  recibieron a Jesús, y a todos los que se dejaron guiar por el Espíritu Santo, los adopto Dios como hijos.

Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: «¡Abba! ¡Padre!»  El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. Romanos 8:15-16

¡Fíjense qué gran amor nos ha dado el Padre, que se nos llame hijos de Dios! ¡Y lo somos! El mundo no nos conoce, precisamente porque no lo conoció a él.1 Juan 3:1

El mundo son los que no reconocen a Jesús, por lo tanto no puede el Espíritu Santo guiarlos, y en consecuencia no van a ser adoptados por Dios, o sea, no serán hijos de Dios, hasta tanto no reconozcan a Jesús.

Gracias Señor por esta revelación, a ti todo el honor y la gloria.

PAZ Y BIEN ¡¡¡

No hay comentarios: