Amado Dios en el mundo

martes, 28 de agosto de 2012

A menor necedad... mayor sabiduría


La sabiduría es el fruto de nuestras decisiones tiene que ver con decisiones no con estudios, sabiduría no es “lo que sabemos”, sino “lo que hacemos con lo que sabemos”. Sabiduría es aplicar correctamente el conocimiento que poseo, “ojo no cualquier conocimiento, solo el conocimiento que proviene de la obediencia a Dios. 

Lucas 2:40 dice sobre Jesús: Y el niño crecía y se fortalecía, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él.

Luego, Lucas 2:52 continúa diciendo: Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.

No es sabio el anciano por “anciano” sino por cómo se preparó para llegar a anciano, Lucas dice que Jesús crecía en sabiduría, Jesús murió a los 33 años, el no esperó a ser anciano para ser sabio, era sabio a los 33 años, tampoco dice la Biblia que naciera sabio, dice la biblia que crecía y se hacía sabio, ¿Cómo se hacía sabio? con la obediencia a Dios y como consecuencia; sus acertadas decisiones. 

La Palabra dice que Dios tiene en una mano riquezas para el justo y en la otra, largura de días. Eso significa que Él desea que tengamos una vejez cómoda y bendecida, fruto de la sabiduría que adquirimos y aplicamos en nuestra vida. No que esperemos a ser ancianos para ser sabios, ya no vamos a poder.

Que tengo que hacer para tomar sabias decisiones y no necias decisiones:
"Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas" (Proverbios 3:6). Mi parte es reconocerlo; la  parte de Él es darme la dirección.Observa que dice "En todos tus caminos" "TODOS" en cada cosa que haces, que piensas, que dices, en todos tus caminos.Reconocerlo es escuchar esa voz que te dice que hagas lo bueno y no lo malo

Cuando reconoces al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo como tu Dios, "en todos tus caminos", entonces Él te dirá qué camino tomar. 

Antes de tomar una decisión, evalúa si te hará más necio o más sabio. 

Así que comete pecado todo el que sabe hacer el bien y no lo hace. (Santiago 4:17)

Y aun en el camino por el que va, el necio revela su falta de inteligencia y a todos va diciendo lo necio que es. (Eclesiastés 10:3)

El temor del Señor es el principio del conocimiento; los necios desprecian la sabiduría y la disciplina. (Proverbios 1:7)

Hijo mío, si haces tuyas mis palabras y atesoras mis mandamientos; si tu oído inclinas hacia la sabiduría y de corazón te entregas a la inteligencia; si llamas a la inteligencia y pides discernimiento; si la buscas como a la plata, como a un tesoro escondido, entonces comprenderás el temor del Señor y hallarás el conocimiento de Dios. (Proverbios 2:1-5)

Gloria a Dios¡¡¡


No hay comentarios: