Amado Dios en el mundo

lunes, 16 de mayo de 2011

CREER PARA VER

Romanos 8:24 Porque en esperanza somos salvos; mas la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿á qué esperarlo? Ver para creer !Esta frase es utilizada casi siempre para auto-justificar nuestra propia incredulidad. Muchos no creen en Dios, porque se hacen este planteo: Si no lo veo... no creo!

Hebreos11:1 ES pues la fe la sustancia de las cosas que se esperan, la demostración de las cosas que no se ven. ¿Cómo se puede demostrar algo que no se ve? Con la clásica figura del viento, por ejemplo, al cual no vemos, pero sentimos y apreciamos su fuerza, sobre todo cuando este es muy impetuoso y empieza a agitar las cosas que nos rodean.

¿Ver para creer o creer para ver? Hay quienes hablan de la “fe” de Tomas, quien dijo ver para creer,

Juan 20“Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré —repuso Tomás.

Una semana más tarde estaban los discípulos de nuevo en la casa, y Tomás estaba con ellos. Aunque las puertas estaban cerradas, Jesús entró y, poniéndose en medio de ellos, los saludó”—¡La paz sea con ustedes! Luego le dijo a Tomás:—Pon tu dedo aquí y mira mis manos. Acerca tu mano y métela en mi costado. Y no seas incrédulo, sino hombre de fe. —¡Señor mío y Dios mío! —exclamó Tomás. —Porque me has visto, has creído —le dijo Jesús—; *dichosos los que no han visto y sin embargo creen.”

La fe de Tomás sencillamente, no era fe.

O la “fe” de Pedro que comenzó a caminar sobre el agua, pero cuando la vio se hundió.

Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, gritó, diciendo: ¡Señor, sálvame! - Mateo 14:29,30

Pedro lo estaba haciendo bien hasta que sacó los ojos en Jesús. Mientras él tenía fe, él hizo cosas imposibles sin la ayuda de Dios. Él mantuvo sus ojos en Jesús y caminó sobre el agua. Cuando miró alrededor del mundo, el comenzaba a creer que la tormenta iba a derrotarlo. Él perdió la fe. El quitó la mirada en Jesús, y comenzó a hundirse. Si nosotros nos olvidamos que Jesús está justo aquí para ayudarnos, podemos dejar que las tormentas de la vida nos hagan hundir. Si mantenemos los ojos en Jesús podemos hacer cosas poderosas para Dios por fe.

Entonces Pedro pronunció el rezo probablemente más corto de la Biblia: Señor, sálvame.

En cambio Abraham por fe logró imposibles.Por la fe... Sara concibió siendo estéril, senil y con el cuerpo seco por los años.Pablo dice q Abraham no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo(es decir Abraham no andaba según la vista). Dice q tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, si no q se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, convencido q Dios haría todo lo q había prometido.

La “fe” entre comillas de Tomás sencillamente no era “fe”, pues “Fe es tener la certeza de aquello que no se ve” y en el caso de Tomas este exigió ver para poder creer, en el caso de Pedro, comenzó bien, caminando sobre el agua viendo a Jesús, mientras hizo esto su fe lo mantuvo, pero en cuanto desvió la mirada hacia lo físico (el agua) se hundió, una buena manera de practicar la “FE” es olvidarnos de los sentidos, éstos destruyen la confianza que tenemos en la palabra de Dios.

Porqué falló la fe de Pedro? Por una parte, porque Pedro comenzó a mirar las circunstancias físicas. Reparo en el bramido del viento, las olas turbulentas y el azote del agua. Estas sensaciones sacaron a Pedro de su fe porque reemplazo mentalmente la evidencia superior del viento y las olas por la evidencia interior de su fe en Jesucristo.

Pedro se concentro en las circunstancias físicas y su fe sucumbió en el tormentoso mar de Galilea

La fe se basa en una convicción interna, pero la duda, en una circunstancia externa .Cuando lo externo y lo negativo de la vida entra, la duda, comienza a ocupar el primer lugar en nuestra mente, y es allí donde la fe comienza a opacarse.

¿Por qué Pedro dudó? Porque se dejo dominar de lo externo y circunstancial aunque esta experiencia hizo madurar la fe de Pedro.

Quien tiene la fe del Creer para Ver, está en Paz, porque su corazón está unificado en la promesa de Dios y Su Poder. Dios nos llama a hacer cosas imposibles con fe. Debemos mantener nuestros ojos en Jesús en cada aspecto de nuestra vida, esto nos evitará sucumbir ante cualquier circunstancia.

PAZ Y BIEN ¡¡¡

No hay comentarios: