Amado Dios en el mundo

jueves, 16 de septiembre de 2010

Vistiéndonos de Cristo

"Pónganse pues, el vestido que conviene a los elegidos de Dios, sus santos muy queridos: la compasión tierna, la bondad, la humildad. la mansedumbre, la paciencia. Sopórtense y perdónense unos a otros, si uno tiene motivo de quejas contra otro. Como el Señor los perdonó a su vez, hagan ustedes lo mismo.Por encima de esta vestidura pondrán como cinturón el amor, que lo hace todo perfecto. Así la paz de Cristo reinará en sus corazones, pues para esto fueron llamados y reunidos. Finalmente, sean agradecidos.Que la palabra de Cristo habite y se sienta a gusto entre ustedes. Tengan sabiduría, para que puedan enseñar y aconsejar unos a otros; canten a Dios de todo corazón y con gratitud salmos, himnos y alabanzas espontaneas. Y todo lo que puedan decir o hacer, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de el".(Colosenses 3:12-17)


“Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.”(Gá 3:27).


"Si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús.En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,y renovaos en el espíritu de vuestra mente,y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo,ni deis lugar al diablo.El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo".Efesios 4:21-32


AMEN¡¡¡

No hay comentarios: