martes, 7 de septiembre de 2010

Sé todo tú, la mejor ofrenda a Dios...

"Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Abel trajo de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas.Miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda. Pero no miró con agrado a Caín y la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante".Genesis 4.

En este versículo de la Biblia podemos notar que nuestra actitud en la adoración es más importante que el tipo de ofrenda que traigamos a Dios. Nos enseña que la ofrenda de Abel fue aceptada por Dios porque fue ofrecida con fe. El hombre sólo puede observar las apariencias exteriores, pero Dios puede mirar dentro de nuestros corazones. “El bien que hacen los buenos proviene de lo que hay en el corazón, y el mal que hacen los malos proviene de lo que hay en su corazón, porque las palabras denuncian lo que hay en el corazón”(Lucas 6:45) Caín tenía una actitud mala. No quería someterse a Dios. Y Dios ya lo sabía, como sabía que Abel quería darle de corazón lo mejor de él.(2Cronicas 16:9) – “Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar su favor de los que tienen corazón perfecto para con él. Cain intentaba ser cristiano Abel se comportaba como cristiano, Cain se quedo en ese intento y no lo logró, cayo en tentación y atento contra su hermano y lo mató.

Ambos ofrendaron, pero la biblia hace una diferencia en el tipo de ofrendas, Caín solo trajo el fruto de la tierra,pero Abel le entrego lo mejor de si a Dios, no solo por la mejor y mas gorda ovehja, sino por el amor y la adoración con lo que lo hizo.

Nosotros podríamos pecar de estar "intentando ser Cristianos", cuando damos el diezmo sin convencimiento, o pensando que "es mucho dinero para Dios", cuando oramos solo por una urgencia y luego ni siquiera le damos las gracias ,cuando lo alabamos porque vemos a otros,cuando le hacemos una oración por costumbre, una alabanza porque alguien más te diga, cuando damos gracias por los alimentos con una oración apresurada que no sale de nuestro corazón, cuando decimos que estamos arrepentidos pero no hay dolor al recordar el pecado...Nos olvidamos de que ese corazón que esta sintiendo todo eso lo esta mirando Dios y no la ofrenda, y no mira la ofrenda porque no es como la de Abel, no le damos lo mejor de nosotros, vivimos "intentando ser cristianos", seguimos haciendo las mismas cosas, seguimos participando de las mismas cosas, teniendo los mismos amigos, compartiendo los mismos chistes, viendo los mismos programas de TV, haciendo lo mismo en fin seguimos siendo los mismos, no le ofrendamos a Dios lo mejor de nosotros.

Abel ofrendó lo mejor para Dios, porque entendió por la fe que Dios se merecía lo mejor. No es darle a Dios parte de nuestro tiempo, parte de nuestras vidas, parte de nuestro dinero, parte de lo que sea que tengamos; sino darle a Dios lo mejor porque Dios se merece lo mejor.

Hay muchas cosas las cuales Dios ha hecho en nuestras vidas que nos muestran su gran amor. Entregarnos a su hijo para nuestra salvación es un acto de amor que no tiene un calificativo por lo supremo que es, ¿y nosotros? entregándole nuestras migajas a Él.

Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad? Deuteronomio 10.12-13, para nosotros el darle lo mejor es una ganancia, Dios no necesita nada de nosotros, todo es una ganancia para nosotros únicamente.

Darle lo mejor de nosotros a Dios, es lo que Dios quiere de nosotros, no simplemente una ofrenda como Caín, sino lo mejor como la ofrenda de Abel, y eso agrada a Dios. Si queremos agradar a Dios necesitamos darle lo mejor de nosotros a Dios.

Aprender de Abel nos permite entender que no importa quienes seamos, de qué familia vengamos, donde estemos, nuestra situación económica, o quien nos relacionemos; Dios se merece lo mejor de ti y de mí. Si no estabamos dándole la importancia a Dios, si las cosas con Dios iban a mitad de camino es tiempo de reflexionar e ir de paso a paso haciendo cada lo más agradable y para Dios, pues él se merece lo mejor de nuestras vidas.

Debemos dejar de intentar ser Cristianos ...hay que ser Cristianos y ¿Cómo? nuestro corazón debe dictar nuestro comportamiento como Cristiano, comencemos con estos cinco pasos:

En primer lugar Creer en Jesucristo, abraza por medio de la fe a Cristo, que lo dio todo por nosotros.
En segundo lugar tener un corazón arrepentido de verdad, un corazón arrepentido se reconoce por el dolor que siente por haber pecado.Reconoce tu incapacidad para las cosas de Dios. Reconoce que no estas dando lo mejor de ti y siente ese dolor de no haber dado lo mejor de ti a Dios.
En tercer lugar Fija la mente en las cosas de Dios, abraza las cosas de Dios, la palabra , el ayuno, deja tus deleites y alimenta tu vida espiritual, deja de hacer lo vienes haciendo , todo eso que no es de Dios déjalo.
en cuarto lugar, dile adiós a la culpa y recibe la gracia de saberte amado de Dios.
y quinto y ultimo; ofrece tu vida y tu cuerpo a Dios, ofrecele todo a Dios, que tu vida sea una ofrenda diaria a Dios, ni siquiera elijas lo que vas a ofrendar a Dios, se tú con tu comportamiento "cristiano" una ofrenda a Dios.

PAZ Y BIEN Y QUE DIOS EN SU INFINITA BONDAD, NOS CONCEDA IR MAS ALLÁ, DE ESTAS PALABRAS CONTENIDAS EN ESTE BLOG, PARA ARRIBAR ASÍ A LOS PIES DE LA PALABRA QUE ESTA ES LAS SAGRADAS ESCRITURAS, EN ELLAS ESTA LA VIDA QUE DESESPERADAMENTE ANHELAMOS.