jueves, 26 de agosto de 2010

Ese verbo que nos aleja de todo lo bueno

El verbo…todo está ahí, es la raíz de todos nuestros quebrantos, nuestros agobios, nuestras frustraciones, no lo utilizamos , al menos no, el que heredamos de nuestro creador. Es por medio de la palabras que no logramos situarnos en el plano de la vida para el cual fuimos creados. Somos seres llamados a la comunión con nuestros semejantes y con el Creador.

¡Cuánto más poder existe, entonces, en la palabra que procede de la boca de Dios! No es como ninguna otra palabra pronunciada en el universo, pues ella procede de la fuente misma de la vida... En cambio, las palabras que pronunciamos nosotros son palabras recibidas de otros.

El poder de las palabras que declaramos. Santiago 3:3 “Poniendo un freno en la boca del caballo podemos dominarlo y sometemos así todo su cuerpo” 10. “de la misma boca salen maldición y bendición”

Dios en su infinito amor nos creo a imagen y semejanza suya, nos creo para su gloria, para compartir su amor y sus riquezas con nosotros. Nosotros somos creados por él, para él y en él, por lo tanto el propósito de Dios para con nosotros es que seamos como él. Esto es una relación de padre e hijo donde el hijo hereda las características de su padre.


Génesis 1:26-28 Entonces dijo Dios: "Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y tenga potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y las bestias, sobre toda la tierra y sobre todo animal que se arrastra sobre la tierra". Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Los bendijo Dios y les dijo: "Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sometedla; ejerced potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y todas las bestias que se mueven sobre la tierra".


Al nosotros ser espíritu de su espíritu fuimos hechos semejantes a él y heredamos las características que nos dan imagen y semejanza a él. Por lo tanto podemos decir que esta imagen y semejanza a Dios es espiritual y no física o del cuerpo pues el creador es espiritual y el desea que andemos según el espíritu y no por la carne.


(Rom 8:6) "Pero no hay sino muerte en lo que ansia la carne,mientras el espíritu anhela vida y paz" Debemos tener en claro que la herencia de Dios no se recibe por derecho sino por gracia y hallamos gracia cuando aceptamos a Cristo como salvador, lo invitamos a que more en nosotros.


Gálatas 6:8 “El que siembra en su carne, de la carne cosechara corrupción. El que siembra en el espíritu, cosechara del espíritu la vida eterna”.

Con todas estas cualidades, ¿como es que solo hablamos de las tormentas, los quebrantos, nos regocijamos contando una y otra vez, haciendo cada vez mas nuestras las enfermedades, los problemas?, ¿cuánto tiempo y energía le invertimos a contar una y otra vez, lo que nos aflige?, no nos damos cuenta de que estamos llamados a hacer lo contrario; a hablar de lo que hicimos, de lo que logramos “mientras” esto o aquello nos sucede.

Es en esa tormenta donde estamos llamados a hacer cosas extraordinarias, no digo imposibles porque para el cristiano no hay imposibles. 1Corintios 2:16 “Quien ha conocido la forma de pensar del señor y puede aconsejarle? Y precisamente nosotros tenemos la forma de pensar de Cristo” Esto no lo dije yo, esto está en las escrituras.

Estamos acostumbrados a “luchar” hacemos una guerra de todo, siempre vamos en “contra de” usamos términos como “todos en contra de la guerra” En lugar de: “todos a favor de la paz”, la madre Teresa de Calcuta, no aceptaba ninguna invitación donde se fuese en contra de algo, ella decía que había que estar a favor de la opción positiva, porque para un Cristiano siempre hay opciones.

¿Estamos enfermos, con deudas, sin trabajo, en medio de cualquier dificultad? No pensemos, hagamos, porque tenemos el poder de hacer, lo extraordinario en medio de esa tormenta: 1Corintios 2:4 “mil palabras y mi mensaje no contaron con los recursos de la oratoria, sino con manifestaciones de espíritu y poder, 5. Para que su fe se apoyara no, en la sabiduría humana, sino en el poder de Dios.” ,

Hablemos entonces, de lo que estamos haciendo para que la tormenta salga de nosotros y no le demos albergue contando a todo el mundo lo que nos pasa, sino lo que estamos haciendo para resolverlo, un problema es algo que no tiene solución, nosotros tenemos situaciones por resolver, no tenemos problemas.

No imaginamos lo que podemos lograr en medio de la tribulación, si no hicimos algo extraordinario durante la tormenta, la tormenta se quedara con nosotros y estará muy a gusto, porque estaremos alimentándola para que no se vaya y poder seguir contando a todo el que se nos acerca, lo mal que la estamos pasando. 1Corintios 2:14 “El que se queda a nivel de la psicología no acepta las cosas del espíritu. Para él son tonterías y no las puede apreciar, pues se necesita una experiencia espiritual”

Elegimos ser víctimas, aunque tenemos con que ser ganadores. Si Dios nos creó, podemos estar seguros de que podemos. Debemos reconocer que no depende de lo que hacemos, sino de lo que somos. Si estamos en Cristo, somos hijos de Dios; ése es nuestro valor, no somos víctimas de nada.


Juan 10:17 “El Padre me ama porque yo doy mi vida para retomarla de nuevo.18 Nadie me la quita, sino que yo mismo la entrego. .En mis manos está el entregarla o recobrarla, este es el mandato que recibí de mi Padre”


Entonces es precisamente durante la "tormenta", que podemos enarbolar esa bandera de Victoria .1 Corintios 2:9.”Recuerden la Escritura: Ni ojo vio, ni oído oyó, ni por mente alguna han pasado las cosas que Dios ha preparado para los que lo aman".

Que Dios, en su infinita bondad, nos conceda ir más allá de las palabras que contiene este blog, para arribar a los pies de la Palabra que está en las escrituras. ¡En ellas está la vida que tan desesperadamente anhelamos!

PAZ Y BIEN¡¡¡

2 comentarios:

Yajaire de DIOS dijo...

Hola Maribel me encanta tu blog,que el Señor te bendiga y te conceda su amor y su amistad.un abrazo felicitaciones tienes un blog precioso,
hna Yajaire de Dios.cd

akany dijo...

Bendito sea Dios Padre Eterno Todopoderoso...!!!