jueves, 13 de mayo de 2010

No existen formulas mágicas

Juan 14:12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.

14:13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.


La vida no es un ensayo, sino tal vez una obra inacabada, pues quién la empieza no sabe que ya está en escena y cuando andando el tiempo se incorpora ya de pie en el escenario que un día recorrió de cuatro patas, se reconoce como parte de la escena, pues siempre estuvo actuando en ella, aunque no se diera cuenta.

Y es que a veces de tanto andar con filosofías, fórmulas, recetas, "tips", símbolos y esto y lo otro, se nos olvida un poco el sentido de todo y se nos pierden de vista las promesas de Dios.

Una gran parte de la confusión se debe a que nos aferramos de aquello que no nos educa para crecer, sino para que aprendamos a ser útiles en el engranaje de algún maestro, marca comercial o autor de estas formulas paliativas.

Así, se nos vende el placebo que habremos de pagar con el esfuerzo que se nos impone con el propósito de "ser alguien en la vida"; “la salvación del alma”, “la búsqueda de la felicidad”, …aparecen en escena el Feng Shui, Kabala y experiencias místicas de todo tipo, filosofías de la nueva era, libros de ayuda-autoayuda, crecimiento-auto crecimiento…y pare de contar.

Pasando por alto el hecho de que todo cuanto es transitorio, personas, cosas, situaciones, etc., nos guste o nos disguste, es por su propia naturaleza inestable. Son "lecciones" que pasan, a las que no podemos aferrarnos, el “contento” emocional está sujeto a múltiples factores que no están bajo el control de ninguna técnica que solo representan en definitiva; un "lavado de cerebro" temporal.

Todos estos recursos para una “ felicidad de Bolsillo” no representan una fórmula mágica, la vida es una caja de pandora donde lo último que se pierde es la esperanza, cuantas variables en juego que hacen que cada situación sea única, diferente e irrepetible , sentimientos, deseos, intereses, pasiones, mandatos y uno quiere ingenuamente que algunas de estas técnicas nos den la fórmula mágica, así nos vamos adentrando en todas estas “artes paliativas” y lo que encuentras son cosas que parecen complicarse hasta el infinito.

Leí alguna vez de Marcelo Viggiano el mismísimo mentor del Feng Shui mundo: “Yo sospecho que los maestros que inventaron todo esto, lo hicieron con la esperanza de que alguna vez, de tanto complicarnos, nos volvamos infinitamente simples, infinitamente vacíos, para ver las cosas tal y como son, sin formulas, sin receta alguna para vivir” .Yo le agregaría "para asi descubrir que lo único ahí dentro, lo único verdadero es Dios"

El origen de todos los males personales y colectivos que nos afligen, está en el desconocimiento de Dios. El Señor ha dotado al hombre-único ser racional- de inteligencia, para que guiado por ella, le descubra a través de las obras de la naturaleza y de toda la creación.

Si cada corazón encontrara en la presencia de Dios su ruta, la ruta propicia al desarrollo que le llevará hacia el estado de felicidad inmutable para el que fuimos creados por él, les aseguró que ninguno de estos placebos tendrían cabida en nosotros, ellos por sí solos no tienen la fórmula mágica, en cambio nosotros sí tenemos el poder de Dios, fuimos creados a imagen y semejanza del creador.

Y esa frase bíblica lo que quiere decir es que Dios insufla en el hombre su espíritu para que, a partir de ese momento, dejemos de estar dormidos y tengamos un espíritu inmortal, un alma imperecedera.

Es por eso que el primero y mas importante de todos los mandamientos es amar a Dios con todo tu corazón, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El que asi lo haga podra alcanzar la verdadera felicidad en esta vida y tendrá su poder.

Juan 14:12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.

14:13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

¿Con está promesa quién necesita el feng Shui o el kabala?
14:14 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.

martes, 11 de mayo de 2010

Alaba

Él hará conforme a lo que ha prometido en Su Palabra, y bendecirá nuestras vidas abundantemente, más de lo que pudiéramos esperar (Efesios 3:20).

Escuche en un servicio, al Pastor decir : "cierren los ojos y solamente alaben a Dios", me pregunté: ¿Tan solo eso basta?

Al día siguiente tuve la oportunidad de ponerlo en práctica, se me ocurrió recomendarle a una amiga que pasaba por unos momentos de angustia y tenía su mente confusa, que tan solo alabara, le dije. –Alaba- simplemente alaba- no tenía otra cosa que decirle, solo que Dios estaba trabajando y que mientras tanto solo alabara, insistí en la formula que escuche en el servicio aun sin haberla probado yo, “Solo alaba” le insistí. A las pocas horas su aflicción había terminado. Dios dio respuesta a su oración y como siempre superando sus expectativas.

Si Alabas superas con mayor facilidad los estados de angustia. Además la oración al igual que la meditación trae claridad mental y paz interior.

Nunca veremos los resultados de la respuesta a la oración hasta que oremos. Es así, tenemos que alabarle, que el nombre de Dios sea glorificado en nuestras vidas, creyendo tanto como para acudir con frecuencia ante Él en oración.

La oración es nuestro principal medio para ver la obra de Dios en nuestras vidas, fortalece nuestra relación con Dios, y siendo el medio por el que nos “conectarnos” al poder de Dios, permite que nos encuentre con frecuencia ante Él, porque tenemos un Padre en el cielo, que puede identificarse con todo por lo que atravesamos .

PAZ Y BIEN ¡¡¡

miércoles, 5 de mayo de 2010

Tienes lo que tienes que tener

"Vestíos pues ... de humildad, de mansedumbre, de paciencia..." (Colosenses 3.12).

Parece un trabalenguas el título pero no lo es,hoy escuchaba a Fray Miguel, como en otras oportunidades, dejó en mi una semillita cuando dijo" Dios nos da las características necesarias para que podamos cumplir nuestra misión- Continuó- a mi me dio una buena voz para cantar, pero, no me dio la voz de Andrea Bocelli, porque Dios sabía que si me la daba, no iba a ser sacerdote, no iba a estar aquí con ustedes"

Ahora entiendo porque yo no soy como Mimi Lazo a la que tanto admiro,ni me casé con mi artista favorito Richard Gere, ni escribo como como Isabel Allende, ni tengo el dinero que tiene Carolina Herrera, ni terminé mis estudios de Contaduría, es más ahora entiendo porque tengo mas de un año sin trabajo, Dios esta formando mi carácter, me esta revistiendo de las características que necesito para cumplir mi misión.

Viene a mi mente Jeremías el "profeta llorón" recuerdan esa frase "Señor, pero soy muy joven" Un día, Jeremías escuchaba una voz, la Palabra de Dios llegaba a el. El buen Dios le estaba hablando, lo estaba llamando…. "Antes de formarte en el vientre materno, yo te conocía; antes de que salieras del seno de tu madre, yo ya te había consagrado, te había constituido profeta para las naciones". Esas eran las palabras de Dios, un claro llamado y una clara declaración de amor. Pero el joven ante tal proclamación del Señor ,respondió.

"¡Ah, Señor! Mira que no sé hablar, porque soy demasiado joven". Esa fue la respuesta de aquel Joven! Era una excusa que el daba, que muchos damos.

Pero Dios respondiendo de inmediato a aquella respuesta(excusa) le dijo."No digas: ‘Soy demasiado joven’,porque tú irás adonde yo te envíe y dirás todo lo que yo te ordene” No temas delante de ellos,porque yo estoy contigo para librarte y tocando la boca de Jeremías le dijo :"Yo pongo mis palabras en tu boca”

Desde ese momento, Jeremías comenzó a predicar la palabra de Dios en toda Jerusalén y sus alrededores, el llamado de Dios fue claro y aunque muchos(casi todos) rechazaban sus palabras, Jeremías se llego a convertir en uno de los grandes profetas del pueblo de Dios.
Puedo imaginar la respuesta que daría un chico de hoy: “Cálmate Señor, aun tengo que disfrutar, soy joven! Solo se vive una vez” y esas 10 mil excusas que le damos al Señor día con día.

Yo creo que Dios ya se encontraba esperando aquella respuesta que Jeremías le dio, a Dios nada le sorprende, el todo lo sabe,el nos creo y nos conoce. Pero la respuesta de Dios es clara :“No digas que eres muy joven” . Y esto es lo que Dios nos dice a nosotros, a todos los que somos llamados, Dios no nos llama como dije en un articulo anterior, ¿a que? ¿a calentar sillas en la Iglesia, en el ministerio, en la asamblea, a amarrar nuestro bote en puerto seguro, a encerrarnos?. no-Dios nos llama para darnos “Una Misión”." No digas que eres muy joven" una buena excusa sería "tengo muy poco tiempo en el evangelio"

Excusas hay muchas, Cristianos de bolsillo millones, pero Dios ahora te hace a ti un llamado a seguirlo. A seguirle a el y a encontrar por ese medio la mision que el mismo nos ha encomendado ya que que como dice el apostol Pablo en la carta a los Romanos capitulo 12:2“La voluntad de Dios es agradable, buena y perfecta”

Y es que es solo siguiendo su perfecta voluntad es que nos puede mostrar cual es nuestra misión, cuando sigues el camino de Jesús, y estas haciendo su voluntad, el te muestra cual es tu misión, comienzas a sentirla.

Dios nos ha llamado, con la familia que tenemos, con la vida que tenemos, con la clase social a la que pertenecemos, con lo que estudiamos con tu edad y con la mía, con lo que somos, te ha llamado por tu nombre de pila, ya que el “Desde el vientre de tu madre te aparto” para que en el entorno en el cual vivimos ahí llevemos acabo la misión que Dios nos da.
Mírate,pronuncia tu nombre,observa tu entorno, tu familia, tu hogar, tu trabajo, tu desempleo, tu matrimonio, tu divorcio, tu vida, tus aptitudes, tus capacidades, y hasta tu inercia, todo obedece a un plan , se está formando tu carácter, el necesario para que puedas llevar a cabo tu misión, así que acepta lo que eres , donde estas, y todo lo que te rodea,lo que tienes, porque lo que no tienes y lo que no eres o llegaste a ser es por que no era necesario para cumplir tu misión, no te falta nada en la vida, no careces de nada, tienes lo propio para poder cumplirla.Tienes lo que tienes que tener.
PAZ Y BIEN ¡¡¡

martes, 4 de mayo de 2010

La Oración de Jabes

“E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡oh, si me dieras bendición y ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras del mal, para que no me dañe ¡ Y le otorgó Dios todo lo que pidió.(1Crónicas 4: 10)


Estaba buscando unos detallitos para regalar a mis hijas, hermanas y amigas el día de las madres,así que entré en una librería y compré unos libritos, hubo uno de ellos que llamó mucho mi atención "la Oración de Jabes" éste lo elegí para mi hija y mis hermanas,al llegar a casa comencé a hojearlo y terminé leyendolo. Se trata de la oración de un hombre mencionado en solo un versículo de la Biblia, I Crónicas 4:9,10,me pusé a buscar sobre él y no aparece nada mas que esta pequeña oración en medio de grandes listados de nombres, en medio de largas genealogías descendientes de Judá,de las tribus de Israel. ¿Por qué llama tanta atención esta oración? Porque Dios le concedió lo que pidió y el autor del libro testifica que Dios ha hecho lo mismo con él.


¡oh, si me dieras bendición ¡ El Padre ya nos bendijo con toda bendición espiritual. Estas bendiciones están desde el momento de creer y estar en Cristo, ya se nos dió el poder ser santos,ser hijos,tener la gracia de Dios,la redención y el perdón por la sangre de Cristo, el conocimiento del misterio de Su voluntad.Estas bendiciones ya las tenemos, no debemos pedirlas.


Pero hay otra bendición que necesitamos pedir para recibir y seguir pidiendo día tras día: Un andar digno del Señor, agradándole, llevando fruto en toda buena obra y creciendo en el conocimiento de Dios, ampliando nuestro territorio.

¿Quieres las bendiciones de Dios? Pídelas. Jabes pidió las bendiciones verdaderas, o sea claras demostraciones de que Dios está escuchando y contestando la oración. Jabes pidió lo que necesitaba para ese día ¿Cuáles bendiciones necesitas tú “hoy”? Pídelas. Dios será tan específico contigo como tú eres con El.


“… que ensancharas mi territorio” es la petición de un agricultor que quería más lugar para sembrar Más territorio implica más trabajo, así que no pidas esto si no tienes la disposición de explotar el terreno nuevo a lo máximo.

Si quieres más para administrarlo como un buen hijo de Dios, no hay límites a lo que puedes pedir. Así que tengamos fe pero no tengamos presunciones escondidas en esta petición por más territorio.Una de las personas a las que regale el libro lo está leyendo, hoy la vi y me dijo, cito textual: "Estoy disfrutando muchísimo este libro, tomo nota de lo que llama mi atención y me provoca escribir sobre ello". ¿Que podemos observar en mi amiga? Dios le está ensanchando el territorio.


“Y que tu mano estuviera conmigo” es la petición de la presencia y poder de Dios en nuestra vida. Esa llenura del Espíritu Santo “sobre” nosotros nos hace valientes y audaces sin ser arrogantes y vanidosos. En todo lo que hacemos, si lo hacemos en el Nombre del Señor y para la gloria de Dios, necesitamos “la mano del Señor” con nosotros.¿Qué tienes que hacer hoy que necesita “la mano de Dios” contigo? Espero que digas: “Todo lo que voy a hacer necesita Su poder” porque así es en realidad. Pide Su mano contigo para todo.



“Y me libraras del mal , para que no me dañe” es una petición muy necesaria porque vivimos en un mundo lleno de males. Es casi imposible no ver, oír o sentir el mal en un día normal.En la teología bíblica, el mal que realmente importa es aquello que es malo a los ojos de Dios.


Pero como dice Santiago 4:3 O bien, piden y no reciben, porque piden mal, con el único fin de satisfacer sus pasiones no para mi propia satisfacción, en este momento se me ocurre pedirle que amplíe mi territorio en el conocimiento de sus cosas para poder seguir compartiendo por este medio con los que me leen, las enseñanzas de Dios.
PAZ Y BIEN ¡¡¡

sábado, 1 de mayo de 2010

Alégrense encontré la oveja que se había extraviado.

..Entonces Jesús les dijo en ésta parábola:"Si uno de ustedes pierde una oveja de las cien que tiene, ¿no deja las otras noventa y nueve en el campo para ir en busca de la que se perdió hasta encontrarla? Y cuando la encuentra muy feliz, la pone sobre los hombros y, al llegar a su casa, reúne amigos y vecinos y les dice: Alégrense conmigo, porque encontré la oveja que se me había perdido.


Yo les declaro que de igual modo habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que vuelva a Dios que por noventa y nueve justos que no tiene necesidad de convertirse.

Lucas 15,3-7.


En la parábola, el pastor va en busca de una oveja, la más pequeñita de todas. Así también, si sólo hubiera habido un alma perdida, Cristo habría muerto por esa sola. El pastor que descubre que falta una de sus ovejas, no mira descuidadamente el rebaño que está seguro y dice: " Tengo noventa y nueve, y me sería una molestia demasiado grande ir en busca de la extraviada. Que regrese, y yo abriré la puerta del redil y la dejaré entrar ". No; tan pronto como se extravía la oveja, el buen pastor se llena de pesar y ansiedad. Cuenta y recuenta el rebaño, y no duerme cuando descubre que se ha perdido una oveja. Deja las noventa y nueve dentro y va en busca de la perdida. Cuanto más oscura y tempestuosa es la noche, y más peligroso el camino, tanto mayor es la ansiedad del pastor y más ferviente su búsqueda. Hace todos los esfuerzos posibles por encontrar esa sola oveja perdida.

Hasta que escucha en la distancia el leve sonido de su oveja y la reconoce. Siguiendo el sonido, trepa por las alturas más empinadas, y va al mismo borde del precipicio con riesgo de su propia vida. Así la busca, mientras el sonido, cada vez más débil, le indica que la oveja está a punto de caer al precipicio.
Y al fin es recompensado su esfuerzo; encuentra la oveja perdida. Entonces no la reprende porque le ha causado tanta molestia. No la arrea con un látigo. Ni aun intenta conducirla al redil. En su gozo pone la temblorosa criatura sobre sus hombros; si está magullada y herida, la toma en sus brazos, la aprieta contra su pecho, para que le dé vida el calor de su corazón.

Dios ha dado el primer paso. Aunque te habías revelado contra él, salió a buscarte. Con el tierno corazón del pastor, dejó las noventa y nueve y salió al desierto a buscar la que se había perdido. Toma en sus brazos de amor al alma lastimada, herida y a punto de morir, y gozosamente la lleva al redil de la seguridad con las otras.

Cuando nos comportamos como el buen Pastor y recogemos la oveja que se nos extravió y no la dejamos de su cuenta.Cuando uno de nuestros hijos por un momento se desvía, se deja llevar por sus emociones y nos causa dolor o preocupación, ese es el momento de ir en su busca,abandonar a las otras noventa y nueve que están seguras e ir en busca de ésta, la mas pequeñita, la mas débil ; pero como comenzamos esa búsqueda: primero que nada, secando esas lagrimas de dolor, alabando a Dios aun en la dificultad, convencidas de que Dios no ha parado de trabajar, el siempre está trabajando aunque tu no lo entiendas, y confiando, ni siquiera pidiéndole, pues el reconoce a cada una de sus ovejas... esperar, seguros de que regresará y podremos abrazarla de nuevo, con el enorme detalle de que esa oveja que por un momento salió del redil, no viene igual, viene convertida, viene reforzada y cargada de amor.

Estarás agradecida porque la búsqueda no ha sido vana, el señor te la traerá de vuelta al redil. Gracias a Dios, él no ha presentado a nuestra imaginación el cuadro de un pastor que regresa adolorido sin la oveja.


La parábola no habla de fracaso, sino de éxito y gozo en la recuperación de la oveja extraviada. Aquí está la garantía divina de que no es descuidada o dejada al desamparo ni aun una de las ovejas descarriadas del rebaño de Dios.

Generalmente esa oveja que se extravía es la mas pequeñita, la mas débil, la mas necesitada, para nada es la mas rebelde ni la mas mala, solo necesitada. Como el Buen Pastor es obligación de toda madre o padre ir en busca de su oveja, rescatarla del precipicio, montársela en el hombro y traerla de vuelta con el resto del rebaño.
PAZ Y BIEN ¡¡¡