Amado Dios en el mundo

jueves, 25 de febrero de 2010

Pedid, pedid y se os dará

"En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá".(Mateo 7,7-12):

Para los que sienten que Dios no les escucha seria bueno leer esto que decía Jerónimo al respecto: "Es cierto que Dios da a quien se lo pide, que quien busca encuentra, y a quien llama le abren: se ve claramente que aquel que no ha recibido, que no ha encontrado, ni tampoco le han abierto, es porque no ha pedido bien, no ha buscado bien, ni ha llamado bien a la puerta».

Pidamos, pues, en primer lugar a Dios que haga bondadoso nuestro corazón como el de Jesucristo.

Una de las muchas cosas que debemos pedir es sabiduría. Está en la Biblia, Santiago 1:5-8, "Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos".


¿Bajo qué condición dice el salmista que el Señor no nos escucha ? Está en la Biblia, Salmo 66:18-19, "Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, el Señor no me habría escuchado".



¿Rehúsa Dios alguna vez escuchar nuestras peticiones? Está en la Biblia, Proverbios 28:9, "El que aparta su oído para no oír la ley, su oración también es abominable".



¿Cómo sabré qué pedir entonces? Está en la Biblia, Romanos 8:26-27, "Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos".



¿Bajo qué condición, dice Cristo, recibiremos respuestas a nuestras peticiones? Está en la Biblia, Marcos 11:24, "Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá".



¿Cuáles peticiones podemos esperar confiadamente que Dios oirá? Está en la Biblia, 1 Juan 5:14-15, "Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho".


Está en la Biblia, Mateo 6:7-8, "Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis".
PAZ Y BIEN ¡¡¡

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bendición.Un abrazo

Anónimo dijo...

Qué interesante encontrar las respuestas en el Evangelio. Uno puede leer fragmentos del Viejo Testamento pero no es posible muchas veces entender el espíritu de esa verdad. Gracias por el aporte que nos hacen a los que vivimos buscando respuestas adecuadas.

norma dijo...

Estoy pidiendo a Dios que vele por los sufrientes japoneses, en especial, y por el mundo en general. No quiero ofender a Dios, no lo merece. En estos casos la mente se pregunta sobre estas catástrofes y no tiene respuesta.

Maribel MM dijo...

Gracias Norma por tu comentario, y en cuanto a tu pregunta sobre estas catástrofes, créeme, no son responsabilidad de Dios. En la Historia bíblica de Job, una de mis favoritas, Dios aparece a Job al final del libro (Job 38-41),pero no le contesta a Job el porque de sus sufrimientos. Al contrario, le hace algunas preguntas acerca de la creación:
¿Dónde estabas cuando yo fundaba la tierra? (38.4) ¿De dónde viene la luz? (38.19)...
Qué quiso decir el Señor con todas estas preguntas? Sólo quiso poner a Job en su lugar. Había muchas cosas que no entendía, y por lo tanto, ¡no debería sorprenderle que tampoco entendería por qué sufría! Tenía que aceptar el hecho de que Dios era bueno y justo, aunque no entendiera Sus propósitos. Sólo le pedía que confiara en Él. En otras palabras, Job tenía que creer que Dios era todopoderoso y también que era bueno, mas nada, no tenía que entender nada,no tenía que increparlo, solo aceptar ese hecho.
Un Dios justo y bueno que hizo toda la creación para nosotros y que dia a días nos encargamos de destruirla con el afán de poder y el abuso de sus recursos. Recibe un abrazo