Amado Dios en el mundo

lunes, 30 de noviembre de 2009

La Economía de Dios...Dios proveerá


“A ver ustedes que andan con sed, ¡vengan a las aguas! No importa que estén sin plata, vengan; pidan trigo sin dinero, y coman, pidan vino y leche, sin pagar.

2. ¿Para qué van a gastar en lo que no es pan y dar su salario por cosas que no alimentan? Si ustedes me hacen caso, comerán cosas ricas y su paladar se deleitará con comidas exquisitas.”(Isaias.55)


La fe es un elemento esencial en nuestras vidas cristianas; la fe cree y confía en que Dios actúa en nuestras vidas para nuestro beneficio final. Gran parte de la lucha que tenemos se debe, no a creer que Dios puede, sino a dudar que lo hará. Una de las áreas que prueba más nuestra confianza en Dios es la provisión económica. Mi tan criticado por los que me rodean “Dios proveerá” mi frase favorita. Esta frase se la escuche por primera vez, cuando era joven a una tía de mi esposo, la tía fina, me llamaba mucho la atención porque detrás de su frase ocurría un milagro, aquello que resolvía la situación de la manera mas increíble y la tía nunca se preocupaba, pues bien desde ahí tome esta frase para mi.

Filipenses 4:19 "Y mi Dios proveerá una TODAS vuestras Necesidades, conforme "una SUS riquezas en gloria en Cristo Jesús".

La mayoría de nosotros no conoce la economía trascendental de Dios y su deseo de proveer abundantemente. Necesitamos que nuestra fe sea edificada en esta área.

Dios puede proveer tomando algo que no vale nada y hacerlo de gran valor. Dios puede manifestarse tomando lo poco y haciéndolo mucho. Dios puede probarnos su fidelidad en tiempos de hambre, enseñándonos a sembrar abundantemente.

“Dios proveerá” sólo espera en él, sin preocupación, deja todo en sus amorosas manos
PAZ Y BIEN ¡¡¡

No hay comentarios: